¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Siete años, y siguen sumando…

Screenshot of my first translation on Global Voices in Spanish.

Captura de pantalla de mi primera traducción en Global Voices en español.

Hace siete años, leía el periódico en una mañana de sábado. Una acción habitual, repetida casi exactamente cada mañana de sábado, solamente que ese día en particular trajo algo diferente. Vi una noticia sobre un proyecto llamado Lingua. El titular hizo que mis ojos fueran directamente al texto, y ahí me enteré de qué se trataba Lingua y cuál era su misión.

No podía estar más interesada.

Entonces vi un pequeño recuadro en una esquina de la página: “Si quieres ser parte de Lingua, por favor, escríbenos”.

Diez minutos después, ya había enviado mi mensaje. Esa misma tarde, recibí respuesta de Juan Arellano, quien se presentó como el editor de Lingua en español y me hizo tres simples preguntas:
– ¿Tenes disponible una conexión a internet?
– ¿Tienes tiempo libre?
– ¿Tienes conocimiento de blogs?

La respuesta a las dos primera preguntas fue “sí”, la tercera recibió un enfático “no”. Así, creó una cuenta con mi nombre y me pidió que tradujera un breve texto, tras darme algunas instrucciones de cómo llevar a cabo esa tarea, tan nueva para mí. Fue muy emocionante ver la traducción publicada al día siguiente.

Luego vino la idea de empezar un blog. La eterna pregunta: ¿sobre qué voy a escribir? ¿Cuál es el tema del que más sé? Yo, lo que me pasa, lo que pasa a mi alrededor. Y así nació mi blog, con un nombre muy personal, Seis de enero, que como algunos podrán suponer, es mi cumpleaños. Ese fue otro elemento que hizo que ese 2007 fuera simplemente memorable.

Las traducciones fueron y vinieron desde ese día. Todos los países, todos los temas, todo era bienvenido. Era imposible no recordar esos días de infancia, cuando leía por encima del hombro de mi hermano mayor las interminables listas de países nombres exóticos que le encantaba escribir y reescribir. Era como leer esos nombres con él de nuevo, mientras me enseñaba sobre gentilicios y capitales y principales ciudades. ¿Cómo no adorar a Global Voices, si me hizo revivir esos momentos tan preciados?

Dos años después, el entonces editor regional de América Latina, Eddie Ávila, me invitó a escribir sobre el Perú. Así fue que llegó mi primer post como autora, con su respectiva traducción, por su segura servidora.

Siete años han pasado, son muchas las historias que se pueden contar sobre ese periodo. Mucha gente, muchos nombres nuevos, muchos amigos, muchas aventuras. Muchos momentos emocionantes, pero la emoción suprema llegó en mi primera reunión de Global Voices, en Santiago de Chile en mayo de 2010. Y dos años más tarde, la aventura me llevó a África, directo a Nairobi, Kenia.

Nunca dejaré de agradecer por todo lo que he recibido desde el día que empecé a ser parte de Global Voices. Fue una decisión que realmente cambió mi vida. Como dicen los reportajes de televisión, nunca imaginé lo que pasaría cuando decidí enviar ese primer correo electrónico. O parafraseando a Rick Blaine, nunca hubiera imaginado que era el comienzo de una bella amistad.

Siete años… y siguen sumando.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.