¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

No todos en Gambia celebraron los 20 años en el poder del presidente Jammeh

President of the Gambia Yahya Jammeh addresses United Nations General Assembly on 24 September, 2013. UN photo by Erin Siegal. Used under Creative Commons license BY-NC-ND 2.0.

El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, se dirige a la Asamblea General de las Naciones Unidas el 24 de setiembre de 2013. Foto de ONU por Erin Siegal (Creative Commons license BY-NC-ND 2.0).

Una celebración de diez días con ocasión de los 20 años de la llegada al poder del dictador gambiano, presidente Yahya Jammeh, se llevó a cabo en Gambia. Jammeh, de 49 años, asumió el cargo a través de un golpe militar que planeó el 22 de julio de 1994, luego de 29 años de gobierno civil y “democrático”.

Mientras algunos sostienen que no hay mucho que celebrar, Jammeh y sus partidarios a menudo sostienen que el golpe del 22 de julio llevó desarrollo a Gambia, lo que es digno de una reflexión sobria. Las celebraciones por el golpe son tan importantes que el día de la independencia que celebra la libertad del gobierno colonial británico ha sido reducido a una fiesta nacional menor oficiada por gobernadores regionales y alcaldes.

Sin embargo, en su presentación a la Revisión Periódica Universal (UPR por su nombre en inglés) de Gambia, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional dijo: “Desde la primera Revisión Periódica Universal de Gambia en 2010, la situación de derechos humanos en el país se ha deteriorado. El gobierno sigue reprimiendo la libertad de expresión y cometiendo otras violaciones a los derechos humanos con impunidad”.

Al inicio de las celebraciones el viernes 10 de octubre asistieron varios otros jefes de estado africanos, el académico islámico doctor Zakir Naik y dignatarios extranjeros. Esa misma noche, se llevó a cabo un banquete de estado organizado por el líder gambiano en la Casa del Estado, al que asistieron el jefe de estado de Guinea-Bissau, el presidente de la Asamblea Nacional de Gabón, y dignatarios extranjeros, entre otros.

En su discurso a sus partidarios en el Estadio de la Independencia en Bakau, que transmitió la cadena estatal GRTS, Jammeh enumeró sus logros en desarrollo, y los calificó de sin precedentes. También prometió que para setiembre de 2015, suprimirá todos los pagos escolares y ofrecerá educación gratuita para todos los gambianos. Jammeh dejó de lado el colonialismo y reiteró la tolerancia cero para la corrupción y la homosexualidad.

A pesar de todo el progreso y el llamado desarrollo desde que el presidente Jammeh tomó el poder, Gambia sigue estando entre los países más pobres del mundo. Estadísticas del Banco Mundial muestran que más del 60 por ciento de la población del país vive por debajo de la línea mundial de pobreza de dos dólares al día.

Sarjo Bayang, comentarista frecuente sobre los asuntos del país, reprendió al presidente Jammeh por lo que describió como la muerte de la economía nacional y los sistemas financieros en un artículo de opinión ampliamente publicado en medios gambianos en línea. Escribió:

Deep biting economic hardship and financial meltdown that Gambians continue to suffer is at the extreme situation of thermal death for a nation in grief with no hope of redemption. Refusing to share the excruciating pain that ravages whole society the country’s President Jammeh instead chose celebrating 20 years of 22 July 1994 military coup in lavish spending weeklong party time from 10 October 2014.

Las grandes dificultades económicas y el colapso financiero que los gambianos siguen sufriendo son parte de la situación extrema de muerte térmica para una nación de duelo sin esperanza de redención. Negándose a compartir el intenso dolor que devasta a toda la sociedad, el presidente Jammeh en cambio elige celebrar 20 años del golpe militar desde el 22 de julio de 1994, con un suntuosa y costosa fiesta de una semana de duración desde el 10 de octubre de 2014.

En el artículo, usando duras palabras, Bayang sostuvo que Jammeh ha equivocado el lugar de las prioridades construidas sobre los pilares rotos de una superestructura económica que se cae y criticó a Jammeh por los cuantiosos gastos:

Most amazingly, President Yaya Jammeh kept the flame of festivals burning from that fateful 22 July 1994. Those who know Kanilai [a village in Southern Gambia] where the president calls home will tell you that it is party time day and night dusk to dawn 247. Animals are slaughtered for sacrifice to demons and meat is distributed for meals. Drumming and dancing is all time social event. Contests are organised between various entertainers including witch craft displays, magicians, and women wrestlers.

Lo más asombroso es que el presidente Yaya Jammeh mantuvo encendida la llama de los festivales desde ese fatídico 22 de julio de 1994. Los que conocen Kanilai [aldea en el sur de Gambia], que el presidente llama hogar, te dirán que es hora de la fiesta todo el día, desde el anochecer hasta el amanecer, 24 horas al día. Se sacrifican animales para los demonios y se distribuye la carne para la comida. Los tambores y la danza son acontecimientos sociales todo el tiempo. Se organizan concursos entre diversos artistas, incluidas muestras de brujería, magos y mujeres luchadoras.

La periodista gambiana exiliada Aisha Dabo se quejó en Twitter sobre las donaciones extravagantes de Jammeh:

Los suntuosos 20 años del presidente de Gambia Jammeh: US$1.5 millones al clérigo musulmán Zakir Naik mientras 600,000 no tienen alimentos y 200,000 necesitan asistencia urgentemente [estimados de la ONU].

Pa Nderry M'Bai, periodista gambiano que vive en Estados Unidos y editor del polémico periódico en línea Freedom Newspaper, publicó cinco nuevas fotos de las celebraciones en el estadio donde se ve la poca asistencia de público.

Chatti Yayam, usuario de Facebook, calificó las fotos de M'bai como engañosas, y publicó un comentario y una foto que muestra una celebración más concurrida. Dijo:

This is the real celebration mr Pa Nderry mbai.. I understand u want a better Gambia an I commen u for the struggle an all your efforts but if u want us to continue to believe in u an what u are doin u have be telling the truth no matter how hard. For The Gambia our home land!

Esta es la verdadera celebración, señor Pa Nderry mbai. Entiendo que quiera una mejor Gambia y lo alabo por la lucha y todos sus esfuerzos, pero si quiere que sigamos creyendo en lo que hace y lo que es, debe decir la verdad, por dura que sea. ¡Por Gambia, nuestra patria!

Aunque se han hecho progresos modestos en el gobierno del presidente Jammeh, muchos sienten que no hay justificación para las costosas celebraciones que se llevan a cabo anualmente. Luego de las celebracion por el golpe, ciertamente se pondrá más atención a la promesa de educación gratuita para todos los niños gambianos para setiembre de 2015.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.