¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El New York Times arrecia su crítica a la política de Estados Unidos hacia Cuba

Concierto Paz sin Fronteras, celebrado en La Habana en 2009

Concierto “Paz sin Fronteras”, celebrado en La Habana en 2009. Foto de Juventud Rebelde, usada con permiso. 

El diario estadounidense The New York Times ha arreciado su crítica en contra de la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba con una serie de editoriales publicados desde el pasado 11 de octubre. 

El poderoso periódico ha calificado de “lamentable” el estado de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y llama al presidente Barack Obama a “reflexionar seriamente” sobre su política en un contexto donde un cambio “podría representar un gran triunfo para su gobierno”.

El editorial titulado “La fuga de cerebros en Cuba, cortesía de EEUU”, por ejemplo, critica duramente la doble vara de Estados Unidos, que por un lado elogia al país caribeño por enviar médicos cubanos a atender a pacientes de ébola en Africa Occidental y, por otro, tiene una política pública que facilita “la defección de médicos que participan en misiones en el exterior”. Más de 1,278 profesionales de la salud cubanos que laboran en asignaciones oficiales en el exterior obtuvieron autorización de inmigrar a Estados Unidos en 2014 como parte de este programa, lo que constituye, según The New York Times, “una oportunidad de atentar contra la principal herramienta diplomática de la isla y humillar al régimen de los Castro”.

"La fuga de cerebros en Cuba, cortesía de EEUU", editorial de The New York Times.

“La fuga de cerebros en Cuba, cortesía de EEUU”, editorial de The New York Times.

De acuerdo con el rotativo,

por primera vez en más de medio siglo, cambios en la opinión pública estadounidense y una serie de reformas en Cuba, han hecho que sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato.

Una encuesta realizada por el Atlantic Council a 2,000 ciudadanos estadounidenses publicada en febrero de 2014 señala que la mayoría de los estadounidenses están listos para una transformación de la política hacia Cuba, incluso aquellos que residen en la Florida. “Este es un cambio fundamental con respecto al pasado”, apunta el informe. “Cuba solía ser intratable porque la Florida era intratable. Este sondeo demuestra que este punto ya no es cierto”.

El 56 por ciento de los estadounidenses y más del 60 por ciento de los residentes de la Florida favorecen un cambio de política hacia Cuba, según la encuesta. Si bien el apoyo para el cambio de política es más frecuente entre los demócratas y los independientes, la mayoría de los republicanos también abogan por la normalización de las relaciones.

En este contexto, The New York Times sugiere que “la Casa Blanca debe retirar a Cuba de la lista que mantiene el Departamento de Estado para penalizar países que respaldan grupos terroristas”. La inclusión de Cuba en esta lista data del año 1982 debido al apoyo a movimientos rebeldes en América Latina, un vínculo que ya no existe. “Actualmente, el gobierno estadounidense reconoce que La Habana está jugando un papel constructivo en el proceso de paz de Colombia, sirviendo de anfitrión para los diálogos entre el gobierno colombiano y líderes de la guerrilla”, apunta el diario.

Asimismo, el rotativo aboga por la eliminación del embargo, la reanudación de relaciones diplomáticas, el apoyo a las empresas norteamericanas que tienen interés en desarrollar el sector de telecomunicaciones en Cuba, el intercambio del contratista estadounidense Alan Gross por los tres espías cubanos que llevan más de 16 años presos en Estados Unidos, el fin de proyectos encubiertos y financiados por USAID para derrocar al gobierno y la búsqueda de “mecanismos para empoderar al cubano común y corriente, expandiendo oportunidades de estudios en el exterior, organizando más enlaces profesionales, e invirtiendo en las nuevas microempresas en la isla”.

Un posible acercamiento podría ocurrir durante la séptima Cumbre de las Américas. Después de haber sido expulsada en 1962, Cuba ha sido invitada a participar en esta reunión que ocurrirá en abril de 2015 en Panamá, lo cual resulta coherente con “la posición de Panamá de que su política exterior promueva el diálogo y el consenso”, declaró la vicepresidenta y canciller istmeña Isabel de Saint Malo.

“A raíz de la invitación a Cuba a la cumbre, la Casa Blanca no ha confirmado si Obama asistirá”, confirma The New York Times. “Tiene que hacerlo. Sería importante que hiciera presencia y lo considerara como una oportunidad para desencadenar un logro histórico”, añade el rotativo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.