¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Por qué el control total de Mail.Ru sobre VKontakte es una mala noticia

Ahora que Mail.Ru es el due!no de todo VKontakte, !qu!e deberian esperar los !usuarios de esta red social? Imagenes!mixed by Tetyana Lokot.

Ahora que Mail.Ru group posee todo VKontakte, ¿qué deberían esperar los usuarios de esta red social? Imágenes mezcladas por Tetyana Lokot.

El grupo ruso de Internet Mail.ru ha adquirido las últimas acciones de Vkontake (VK), lo que le hace el único dueño de la red social más grande del país. Esto concluye una prolongada lucha por el control del lucrativo negocio y los datos de millones de usuarios en Rusia y el extranjero.

El grupo Mail.Ru que hasta hace poco tiempo era el dueño del 52% de VK, compró las participaciones restantes por $1.47 billones a United Capital Partners (UCP), un fondo con sede en Moscú. UCP se convirtió en dueño de estas participaciones en abril del año pasado después de comprarlas a un precio desconocido a Lev Leviev y Viacheslav Mirilashvili, los co-fundadores de Vkontakte.

Casi inmediatamente UCP empezó a presionar al fundador de VK, Pavel Durov, acusándole de unas cuantas fechorías. UCP afirmó que la app de mensajería, Telegram, una iniciativa aparte, lanzada por Durov y su equipo, pertenecía a VK porque habían usado su equipo y tecnología para crearla. Por su parte, Durov dijo que las autoridades rusas se habían apoderado de VK y que él mismo era victima de juegos políticos.

Por supuesto, no es posible verificar sus acusaciones pero unos detalles de los dueños de VK sí sugieren algunas ideas. Dicen que el jefe de UCP, Ilya Shcherbowich, tiene lazos cercanos al Kremlin. Antes fue miembro de la junta del gigante petrolero estatal “Rosneft.” El director de “Rosneft”—Igor Sechin— es un aliado cercano al presidente ruso, Vladimir Putin. Sechin y Shcherwobich son amigos intimos, según algunas noticias en los medios de comunicación rusos.

El inversionista principal del grupo Mail.Ru —el billonario Alisher Usmanov- tampoco es simpatizante de la oposición. Un episodio de la historia reciente rusa demuestra bastante bien su voluntad de evitar conflictos con las autoridades. En diciembre 2011, Kommersant Vlast (una revista de la que Usmanov es el dueño) publicó un artículo sobre las elecciones legislativas en rusia con una foto de un boletín, donde un votante escribió “!Jódete Putin!.” Poco después, Usmanov comentó a los medios que tal comportamiento era inaceptable. El editor en jefe de Kommersant-Vlast y el director del Kommersant holding fueron lluego despedidos de una manera bastante enfática.

El siguiente cambio de dueño de VK ocurrió en diciembre del 2013: Durov le vendió sus participaciones (12%) a Ivan Tavrin, el director de la compania de telefonos, Megafon, que, como Mail.Ru, está bajo el control de Usmanov. Durante aquella época Durov también afirmó que el Servicio Federal de Seguridad Ruso (FSB) le exigió los datos personales de los manifestantes ucranianos que tenían cuentas en VK, y que se había negado a entregar. Durante este conflicto con el FSB y bajo presión, Durov dijo que se sentía obligado a vender las participaciones  Más tarde, en la primavera de 2014, renunció a su puesto.

En marzo 2014, Tavrin le vendió sus participaciones a Mail.ru. Anteriormente, el grupo había intentado aumentar su cantidad de acciones haciendo ofertas a Durov, quien las rehusó haciendo un comentario público (y vulgar) en su cuenta de Instagram (borró la foto después).

7019045418063c324c8

La respuesta de Durov en Instagram a Mail.Ru “La respuesta oficial a la empresa chabacana Mail.Ru mientras intentan apoderarse sin éxito de Vkontakte.

Ahora que Mail.Ru ha logrado su objetivo y Durov está intentando crear una nueva vida al extranjero, los usuarios de la red se encuentran especulando el futuro de Vkontake. Resulta que Mail.Ru también es el dueño de la otra gran red social de Rusia, Odnoklassniki.ru.

A diferencia de VK, muchos rusos perciben a Odnoklassniki como una “red provinciana”. Típicamente, los usuarios son mayores, más conservadores y pasan su tiempo en línea compartiendo bromas, vídeos y imagenes, la mayoría de las cuáles no igualan los estándares de las audencias de VK y Facebook. La plataforma de esta red social está lleno de anuncios y la interfaz está lejos de ser fácil de usar.

Los usuarios de Odnoklassniki también se caracterizan por su fuerte apoyo a las acciones de Putin en Ucrania, y forman parte de la audiencia leal que confía en muchos de los informes y rumores cuestionables sobre los acontecimientos en el este de Ucrania.

Después del anuncio acerca del acuerdo entre Mail.Ru y UCP los usuarios inundaron Runet con comentarios indignados. VK se llenó de mensajes que decían “ya es hora de borrar mi perfíl” y “inscribámosnos en Facebook”. “Es como si Huawei hubiera comprado Apple,” lamentó un lector de TJournal.  

Los usuarios de VK temen que Mail.Ru decida unir las dos redes sociales, o al menos hacer que VK sea más parecido a Odnoklassniki. Vkontakte ha empezado a incluir anuncios de otras páginas Web en las fuentes de noticias de sus usuarios en Android. 

Sin embargo, la introducción de los anuncios no es el peor de los problemas. Lo que posiblemente es más perturbante es que uno de los principales usos de la red social – el activismo político – está en peligro de estar suprimido. El Servicio Federal de Seguridad Ruso (FSB) había exigido los datos de los usuarios, incluso cuando Durov era el director ejecutivo de VK. Él se negó la solicitud y terminó vendiendo sus participaciones y renunciando a su puesto. El nuevo director de VK, que fue nombrado recientemente, tiene conexión directa con la maquinaria propagandista del Kremlin: Boris Dobrodeev es hijo de Oleg Dobrodeev, que está a cargo de VGTRK, la emisora de televisión y radio gubernamental de Rusia. Sólo se puede suponer cuánto acceso a los datos de los usuarios va a poder tener el FSB y cuánto control ejercerá la nueva gerencia sobre la difusión libre de información de contenido político. 

Para los usuarios rusos de Internet, la compra de las últimas participaciones por parte de Mail.Ru es un asunto grave pues muchos entre ellos pasan bastante tiempo en la red. No obstante, no importa mucho para los inversores extranjeros. El cambio principal en el discurso de VK ocurrió bastante antes, cuando la red cayó bajo el control de dos empresarios con conexiones al Kremlin. El acuerdo reciente cambia poco, pues el espacio para los empresarios independientes en línea se reduce dramáticamente, y la solidaridad al régimen se vuelve el criterio principal para tener cualquier tipo de éxito.  

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.