¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

HangOut Político discute el estado de los Derechos Humanos y sus organizaciones en Venezuela

Captura de pantalla del HangOut Político en YouTube.A raíz del cuestionamiento del Comité contra la Tortura de Naciones Unidas a Venezuela sobre las denuncias de tortura a los estudiantes detenidos durante las protestas de febrero de 2014, los venezolanos Luis Carlos Díaz, periodista, y Naky Soto, escritora y bloguera, organizaron una conversación en línea en la que invitaron a Ligia Bolívar, directora del centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas.

Los HangOuts políticos, que se han caracterizado ya por reunir conversaciones que suelen estar ausentes en los medios tradicionales de comunicación. Así explicaron, entre otras cosas, la definición de las distintas formas en la que los derechos fundamentales pueden ser vulnerados, y cómo en el caso de los estudiantes detenidos durante las protestas, un gran número de jóvenes se vieron en situaciones de abuso y de tortura. 

En la presentación del HangOut se explicó la importancia de no ignorar la creciente vulnerabilidad de los Derechos Humanos en Venezuela y se señaló la forma en la que la violencia urbana y las limitaciones económicas se han instalado poco a poco en todo el territorio. Pero aún más importante, se exhortó a tener en cuenta que los derechos de las personas detenidas no son preocupaciones que atañen solamente a una parte de la población. Con la generalización de los tratos crueles, el reto que toma fuerza es el del reconocimiento de la violencia en una gran cantidad de espacios y el rechazo a eventos que se hacen poco a poco de espacios dentro de la normalidad.

Estos son unos problemas que suelen importar muy poco, porque la mayoría de la gente, sobre todo en este entorno digital, clase media privilegiada (en el buen sentido de la palabra), familiares presos casi no se tienen y personas torturadas por la policía casi nada… Solo que en 2014 las variables cambiaron, y el Estado demostró que puede detener a quien le dé la gana y demostró que ha habido prácticas y abusos que ampliaron el espectro de personas afectadas.

Durante el HangOut, Ligia Bolívar explicó las estructuras de las organizaciones que protegen los Derechos Humanos, los comportamientos que se esperan del Estado, los tratos que vulneran los derechos fundamentales de los ciudadanos y el estado de los Derechos Humanos en el país: 

Venezuela no ha dejado entrar a nadie [que provenga de organizaciones de inspección de Derechos Humanos] al país en los últimos 12 años. [En 2012] fue la última visita oficial de un órgano internacional o regional de protección de Derechos Humanos.

Más adelante, discutieron ejemplos de abusos que al parecer tuvieron lugar durante las protestas de febrero de este año y cómo los medios sociales fueron los que más cubrieron estas irregularidades:

LB: No basta con decir ’no se tortura’. Lo primero con lo que tú te comprometes como país en la Convención es el desarrollo de mecanismos de prevención de la tortura. Y esos mecanismos de prevención no están funcionando. ¿Por qué no están funcionando? En el caso de los detenidos del primer semestre de este año teníamos, primero, no sabíamos quién se los llevó; segundo, no sabías adónde se los llevaron; tercero, los pasaron por varios centros de detención; cuarto, nunca había una lista oficial de esos detenidos.

LCD: Tenían que hacerlo a lapicero las personas, tomarles fotos, subirlas a Twitter. ¿Eso es normal? 

LB: Eso no es normal.

El HangOut completo puede verse aquí:

Otro #HangOutPolítico acerca del tema tuvo lugar en marzo de este mismo año, y tuvieron como invitado a Rafael Uzcátegui, también experto en el tratamiento de los Derechos Humanos en Venezuela.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.