¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Subastan en el extranjero el monumento ruso a Steve Jobs, desmantelado luego que Tim Cook saliera del closet

Steve Jobs shows off the iPhone 4 at the 2010 Worldwide Developers Conference, 8 June 2010, photo by Matthew Yohe. CC 3.0.

Steve Jobs muestra el iPhone 4 en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (Worldwide Developers Conference) el 8 de junio de 2010. Fotografía tomada por Mathew Yohe. CC 3.0

 El polémico monumento de Rusia a Steve Jobs vuelve a dar que hablar. La estatua, con forma de iPhone y de casi dos metros de altura, pertenece a la Unión Financiera de Europa Occidental (ZEFS), que la colocó en el patio de la Universidad Estatal de Tecnologías de la Información de San Petersburgo en 2013, y fue trasladada el mes pasado como represalia contra el Consejero Delegado de Apple Tim Cook tras hacer pública su homosexualidad. Las noticias publicadas acerca de la razón aparentemente homofóbica de la remoción del monumento provocó un revuelo a nivel mundial. Sin embargo, la Universidad de San Petersburgo no tardó en anunciar que será devuelto a su lugar cuando la ZEFS lleve a cabo una serie de reparaciones.

Ahora parece evidente que definitivamente el iPhone gigante no va a volver: ZEFS ha anunciado hoy 1 de diciembre que subastarán la estatua a quien prometa llevársela fuera del país. La puja inicial es de 5 millones de rublos (unos 95,000 dólares estadounidenses). “Se ha llevado a cabo una votación interna y la empresa ha decidido subastarlo. Aproximadamente la mitad de los que votaron se mostraron en contra de devolver el monumento a su lugar en San Petersburgo” declararon en un comunicado de prensa.

Screen capture from ZEFS's website, where it advertises the auction for its Steve Jobs monument.

Captura de pantalla obtenida de la web de ZEFS, donde se anuncia la subasta del monumento a Steve Jobs.

Técnicamente, la estatua ya se está subastando aunque ZEFS afirma que aún no han recibido la oferta idónea. La empresa recibe ofertas a través de la página de inicio de su web en lugar de a través de su página general de comentarios.

Tras desmantelar el monumento, Vkontakte lanzó la campaña “Save Steve” (Salvemos a Steve) mediante la cual se ofrecía públicamente a cubrir todos los gastos de reparación y montaje de la estatua en su sede, también ubicada en San Petersburgo, pero después de que ZEFS hiciera público el precio y exigiera al comprador que la trasladara fuera de Rusia, el Secretario de Prensa de Vkontakte, Georgy Lobushkin declaró que no iban a formar parte de esa pantomima. Sin hacer promesas concretas, Lobushkin mencionó que Vkontakte considerará la posibilidad de construir su propio monumento a Jobs.

 

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.