¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Obra anti-censura recibe sorpresiva aprobación de los censores libaneses

Lucien Bourjeily’s headshot

Lucien Bourjeily

Una obra que examina el sistema de censura libanés ha sido aprobada por la oficina nacional a cargo de los permisos artísticos, una decisión que podría indicar un futuro más abierto para los escritores y artistas del país.

“La3younak Sidna,” (“Señor sí señor”) fue escrita por Lucien Bourjeily y será producida por March, una ONG que hace campaña por la libertad de expresión en Líbano. Anunciada por Bourjeily como la versión teatral de un documental, hace una crónica de la propia lucha del equipo mientras trató sin éxito de obtener un permiso para su trabajo anterior, “Bto2ta3 aw ma Bto2ta3” (“¿Será aprobada o no?”).

La expectativa era que esta obra también sería censurada, pero para su sorpresa, el permiso fue otorgado luego de un mes de espera.

Los mensajes de alegría del equipo inundaron los medios sociales. “Luego de casi 2 años de prohibición, malos tratos y la confiscación indebida de pasaportes por las autoridades llega el ÉXITO sorprendente de hoy,” dijo Bourjeily en su estado en Facebook el 16 de octubre. Gino Raidy, miembro del consejo asesor de March, comenzó un post con las palabras: “Atónito, la mejor descripción para nuestra reacción ante esta decisión inesperadamente positiva.”

Bourjeily es un tradicional crítico de la falta de protección de la libertad de expresión en el Líbano. Su última obra “Bto2ta3 aw ma Bto2ta3” era una farsa de ficción acerca de funcionarios de seguridad general incompetentes diezmando los guiones de dramaturgos cansados. Fue una larga espera desde que presentó la obra en la oficina el año pasado y finalmente fue rechazada con el argumento de que estaba mal escrita y era inexacta.

Las leyes del Líbano permiten a los censores suprimir todo aquello que pueda avivar tensiones políticas o religiosas, pero el sistema carece de control y existe un amplio margen de discrecionalidad en la interpretación de los funcionarios. 

“Queríamos mostrar que [los censores] pueden manipular la ley tanto como lo deseen,” Bourjeily me dijo en enero, “y esta es la principal prueba. Ellos dicen ‘estamos protegiendo a las personas,’ pero ellos sólo se protegen a sí mismos.” Él juró que estaba comprometido con una lucha a largo plazo y su perseverancia le valió un lugar en la lista de la ONG Índice de censura 2014 para el premio a la Libertad de expresión, que también presentó un texto de la obra en línea y en su revista. 

Más tarde en la primavera, el pasaporte de Bourjeily fue confiscado por seguridad general justo antes de tener que volar al Reino Unido para participar en el Festival internacional de teatro de Londres ¿La explicación? “Usted sabe lo que hizo.”

Bourjeily habló acerca del incidente en línea, desatando una protesta internacional, y el pasaporte le fue devuelto un par de días después. 

Impertérrito ante todos estos contratiempos, Bourjeily decidió burlarse de seguridad general tomándoles la palabra. Si ellos consideraron su obra de ficción sobre la censura demasiado poco realista, él escribió una obra en la que documentó su experiencia cuando trató de obtener un permiso para el teatro, usando nombres reales y repitiendo conversaciones literalmente. 

“Hay un proverbio árabe,” me dijo. “Sigue al mentiroso hasta el umbral.” No existía demasiada esperanza de que la obra fuera aprobada, pero Bourjeily vió el proceso como una campaña eficaz para generar conciencia y disfrutó la oportunidad de incluir escenas que eran incluso más divertidas y estrafalarias que ninguna que hubiera podido soñar, como cuando entró y encontró una copia de la revista Playboy en el escritorio de un funcionario – para censurarla, por supuesto. 

Él imaginó que una vez que el permiso fuera negado nuevamente, él podría presentar la pieza en línea a través del servicio de transmisión en vivo y luego escribir otra secuela. En una entrevista con el diario libanés Daily Star, bromeó, “quizás un día la décima secuela de ‘¿Será aprobada o no?’ será aceptada y entonces haremos una gran fiesta.”

Por eso cuando el permiso finalmente llegó, autorizando que la nueva obra “La3younak Sidna” se presente en Líbano, Bourjeily y el equipo de March no podían creer lo que veían.

El permiso establecía que la obra fue aprobada, pendiente de un cambio. La junta de censura solicitó al dramaturgo que reemplazara el término “Seguridad General” por “Censura” en todo el texto. Las firmas de seguridad general en la solicitud sugieren que el texto recorrió todo el camino de la cadena antes de que la solicitud fue concedida. (No se pudo obtener un comentario de Seguridad General.)

El post de Bourjeily en Facebook está lleno de entusiasmo. “Muchas veces en el Líbano hemos renunciado a nuestra patria momentos antes de lograr un país mejor,” él escribió, “momentos antes de lograr romper las cadenas de opresión y corrupción…¡¡ esta vez no lo haremos y no debemos hacerlo!! … ¡GRACIAS… a todos y cada uno de ustedes por hablar en contra de la censura y apoyar la libertad de expresión! ¡¡Una pequeña batalla estratégica GANADA: con suerte muchas otros seguirán!!”

La respuesta de Raidy fue más mesurada. Él señaló en su blog que, “desde nuestro último intento, el director de la oficina y la mayor parte del equipo ha sido reemplazado y el nuevo director y su equipo parecían menos interesados en censurar la libre expresión.” Él agregó que el cambio de actitud sólo confirma lo que el grupo siempre ha sostenido, que la ley es demasiado vaga y que él esperaba “que este será el primero de muchos pasos hacia una postura más pragmática del gobierno sobre la censura”

La obra debutó en la Universidad norteamericana de Beirut el 23 de octubre. 

Vea también nuestra cobertura en profundidad Luchando por su arte contra la censura.

Esta historia fue encargada por Freemuse, el principal defensor de los músicos a nivel mundial, y Global Voices para Artsfreedom.org. El artículo puede ser republicado por medios no comerciales, mencionando a la autora Jess Holland, Freemuse y Global Voices y enlazando al origen. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.