¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Arquitectos en Finlandia en disputa por el Guggenheim de Helsinki y el “Próximo Helsinki”

The Guggenheim Museum in Bilbao, Spain. Photo by Miguel A. Blanco on Flickr.

Museo Guggenheim en Bilbao, España. Foto de Miguel A. Blanco en Flickr.

A comienzos de diciembre de 2014, se anunció la lista para la competencia de diseño del nuevo museo Guggenheim en Helsinki. La mayor parte del nuevo recinto finlandés del famoso museo de arte moderno y contemporáneo será financiado por el gobierno de Finlandia y ya está causando controversia y desacuerdo en la opinión pública.

Los principales auspiciadores de este prometedor proyecto serán los contribuyentes finlandeses, y el gobierno está dispuesto a gastar hasta 130 millones de euros en el museo, que llevará el mundialmente conocido nombre de Guggenheim. Ciertamente, el gobierno finlandés gastará 30 millones de euros de este presupuesto específicamente para pagar por el uso de la marca Guggenheim. Estos gastos ya son causa de abierta indignación entre los ciudadanos del lugar. Para muchas personas, parece particularmente injusto invertir dinero de los contribuyentes en un museo y marca que no son finlandeses. Muchos lo ven como auspiciar “la marca registrada de otra persona”.

Los medios locales y nacionales han sido críticos de todo el concurso para el diseño del museo y ha llamado a todo el proyecto “un proyecto de vanidad”.

La cantidad de participantes en el concurso para el diseño del nuevo Guggenheim de Helsinki fue increíblemente alta, con más de 1,700 propuestas recibidas de arquitectos profesionales de más de 77 países.

Las autoridades de la ciudad han tomado este y otros elementos como buenas señales y han explicado que esperan que el nuevo museo se convierta en la principal atracción turística en Helsinki, y que impulse el turismo y la economía de la ciudad en general. Algunos representantes de la municipalidad se han referido al llamado “efecto Bilbao”, describiendo el efecto del museo Guggenheim en Bilbao, España, que llevó a casi cuatro millones de turistas a Bilbao en los tres primeros años y que impulsó la economía local. Sin embargo, los ciudadanos de Helsinki no llegan a ver el paralelo entre las dos ciudades, pues el Guggenheim de Bilbao fue parte de una mayor revitalización económica y cultural en la ciudad española.

En Finlandia, en respuesta a la decisión del gobierno de colaborar con Guggenheim, se creó una competencia alterna para otro proyecto con el nombre de “Próximo Helsinki”, donde arquitectos finlandeses ofrecerán su propia solución de diseño urbano para la ciudad. En el sitio web oficial del proyecto, los organizadores de esta iniciativa convocan a los participantes:

Help us seize this opportunity to highlight the city's singularity, and its residents’ appetite for social, environmental and cultural justice.

Ayúdanos a aprovechar esta oportunidad para destacar la singularidad de la ciudad y el apetito de los habitantes por justicia social, ambiental y cultural.

Las inscripciones para el concurso “Nuevo Helsinki” estarán abiertas hasta el 2 de marzo de 2015.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.