¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El presidente de Trinidad y Tobago intenta terminar con las bromas sobre la primera dama

Trinidad and Tobago President Anthony Carmona, speaking at the International Criminal Court's  Judicial Candidates Forum in New York in 2011. Photo by Coalition for the ICC; used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

El presidente de Trinidad y Tobago Anthony Carmona, hablando en el Foro de candidatos a la Corte penal internacional en New York en 2011. Foto por Coalition para ICC; usada bajo una licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Los cibernautas de Trinidad y Tobago se agarraron la cabeza en forma virtual cuando un periodista reveló en un tuit que el presidente del país, Anthony Carmona, había enviado una carta legal destinada a impedir que la artista local Rachel Price se burle del sentido de la moda de la primera dama.

Price dijo no haber recibido la carta, pero que estaba preparada para sacar la artillería llegado el momento.

Su excelencia Reema Carmona ha sido fuertemente criticada por muchos por el vestuario que eligió para el evento de Moda para el desarrollo del pasado setiembre, durante la edición 69 de la Asamblea General de la ONU en la ciudad de New York. La selección de un cinturón ancho color piel usado sobre un vestido negro que daba la impresión – al menos en fotografías – de cintura descubierta. Muchos pensaron que era inapropiado para un evento al que la primera dama asistía con carácter oficial y algunos aún sostienen que no había ningún cinturón.

Trinidad y Tobago es un país conocido por su picong – bromas satíricas- que es sólo parte del arsenal de réplicas de cada trinitense, pero que ha sido históricamente la base de innumerables calypsos que ofrecen comentarios de crítica social. En este contexto, la reacción del presidente fue una sorpresa y lo convirtió en blanco de incluso más críticas.

En su discurso inaugural, Carmona señaló que la Oficina del presidente como es sabido “no es impotente”:

I do want to emphasise […] that I am not an Executive President. Under the Westminster form of governance, there are parameters within which I must operate. Powers you think I have… I do not. Powers you think I do not have… I do.

Quiero enfatizar […] que no soy un presidente ejecutivo. Según la forma de gobierno de Westminster, existen parámetros dentro de los cuales debo operar. Poderes que ustedes piensan que tengo…no los tengo en verdad. Poderes que piensan que no tengo…los tengo.

El discurso provocó olas; las personas esperaron ver menos trámites de aprobación y más acción en asuntos de interés público. Las críticas de Rachel Price parecían triviales en comparación con los temas nacionales urgentes, y los cibernautas opinaron vía memes y en Twitter. El foco rápidamente se alejó del guardarropa de la primera dama… 

reems

…para centrarse en la manera en que el presidente la defendió:

president powers

¿Estos eran los poderes que Carmona tenía que pensábamos que no tenía? ¿Para enviarle a Rachel Pricett una carta previa a una acción judicial para que deje de hablar de su esposa?

¡Esperen! El presidente Carmona habla acerca de @RACHELPRICETT discutiendo sobre la vestimenta de su esposa pero ¿¡¿NO DICE NADA DE LA CONSTITUCIÓN?!? Oh. Ok.

¡@RACHELPRICETT gracias eh! ¡Este debe ser el mayor trabajo que hizo desde que está en el cargo!

Otros usuarios de Twitter no podían entender por qué eligieron a Price, considerando que muchos –en los medios sociales y en los tradicionales– estaban hablando al respecto:

Rachael no es la única que habló sobre el tema, todo el país habló y aún hablan, lo que tuvo que soportar fue lamentable.

¡Ellos fastidian porque usted dice lo que todos decían por lo bajo! ¡De repente tiene voz!

Algunos sugirieron que la medida fue un ataque a la libertad de expresión: 

¡¡¡Qué país democrático que es este, cuando nuestros ciudadanos no tienen libertad de expresión!!! Primer mundo allá vamos

Lo que me gustaría saber es si le entregaron la carta, ellos podrían clausurar una fiesta de calypso el año próximo.

Hubo quienes defendieron firmemente a la primera dama y su derecho a vestirse como le plazca. El diseñador de moda Robert Young consideró que la reacción hacia la vestimenta de la Sra. Carmona era “sexista y llena de colonialismo internalizado.” Él señaló que la moda es un fenómeno cultural, y dijo “Vientres se muestran en todo el mundo. La desaparecida Indira Gandhi debe de haber mostrado el suyo”.

Desde la perspectiva del presidente, el asunto es que su oficina considera las declaraciones de Price — aunque no está claro cuáles — difamatorias. Price aparentemente ha estado promocionando un show de comedia en el que promete ocuparse del atuendo de la primera dama, pero se desconoce si la carta se refiere a este o a otros comentarios. La experta en relaciones públicas Dennise Demming sintió que la respuesta del presidente a Price fue como “usar un hacha cuando se necesita un bisturí”, diciendo que sólo logró “dignificar un humor barato y mejorar su popularidad.”

También es objeto de debate si la oficina del presidente debe incluso ser parte en la acción legal, puesto que los casos de injurias sólo involucran a individuos. En el discurso que brindó en el acto de graduación 2014 de la Universidad de las Indias occidentales en St. Augustine, el presidente relacionó los comentarios de Price con el ciber-acoso, diciéndole a los graduados que los sitios de medios sociales han dejado de ser un instrumento para “crear un vínculo positivo de comunicación entre amigos, familia y profesionales” para convertirse en “un auténtico campo de batalla, donde se disparan insultos, arruinan vidas, destruyen la autoestima y el sentido de autovaloración de una persona.”

En respuesta a esto, y ante la insistencia del presidente acerca de que la gente debe “mantener el respeto” por su investidura, el usuario de Facebook Colin Robinson dijo:

I real tired of all this shit about office and reputation. Go and do some real work and get a reputation! Dignity of which office? Any office in Trinidad and Tobago have any dignity? We taking way people dignity every day in Magistrates Court, and police shooting them dead, and Kamla [Persad-Bissessar, the Prime Minister] and all of them could fock all who they want but they keeping laws against bulling on the books, and Wayne Kublalsingh is a reptile […] And you want to preserve the dignity of you office??? And is not even like I feel Rachel Price right to spend so much time ponging a next woman for wearing a dress. Reema and she belly could wear whatever the kissmearse she want. But when you in public office you must take picong and pong and grin and wave. Else do not stand up next to Mrs. Ban on my tax dollar.

En verdad estoy cansado de toda esta tontería del cargo y la reputación. ¡Vaya y trabaje en serio y gánese una reputación!I ¿Dignidad en cuál cargo? ¿Algún cargo en Trinidad y Tobago tiene dignidad? Estamos privando de la dignidad a la gente todos los días en la Corte, y la policía los está matando, y Kamla [Persad-Bissessar, la Primera Ministra] y todos ellos podrían castigar a quien quieran pero mantienen las leyes contra el bulling en teoría, y dicen que Wayne Kublalsingh es un reptil […] ¿¿¿Y quiere preservar la dignidad de su cargo??? Y ni siquiera pienso que Rachel Price tuviera derecho a pasar tanto tiempo burlándose de una mujer por un vestido. Reema puede usar lo que se le ocurra. Pero cuando ocupa un cargo público debe soportar picong y demás tonterías y sonreír. De lo contrario no se enfrente a la sra. Prohibida con mis impuestos.

En Wired868, un sitio conocido por sus sátiras políticas, Live Wire se ocupó del tema como si fuera un género envuelto sobre un maniquí:

The late President ANR Robinson often challenged a sitting Prime Minister on matters that he felt ran contrary to the spirit of the constitution and abused the trust of the nation.

The current President is more like the dude who goes to a fete with his lady half-dressed and then wants to fight anyone he catches looking.

El fallecido presidente ANR Robinson a menudo desafiaba a un Primer Ministro en funciones en temas que consideró contrarios al espíritu de la constitución y que abusaban de la confianza de la nación. 

El actual presidente se parece más al que va a una fiesta con su mujer semidesnuda y luego se pelea con todos a los que descubre mirándola.

Algunos usuarios de Facebook consideraron que todo el asunto fue un caso de — como los trinitenses dicen– “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan”, recordando a los cibernautas un caso similar que se planteó hace 11 años. En aquella ocasión, Price fue quien envió la carta notificando que iniciaría una demanda contra el conductor del programa de radio Ricardo “Gladiador” Welch por calumnias e injurias. Welch presentó una contrademanda y Price eventualmente retiró la demanda.

Esta vez, parece que Price no se va a retractar. Ella comentó en su programa de radio:

This is a democracy and if I can’t talk about the President’s wife belly that was in meh eye, then something very wrong…Yuh damn right, I doh know meh place. But I know meh citizenship. I mightn’t know meh place but yuh know meh home. This is Trinidad and Tobago.

Esta es una democracia y si no puedo hablar acerca del vientre de la esposa del presidente que estaba ante mis ojos, entonces algo está muy mal…Tiene toda la razón, no conozco mi lugar. Pero conozco mi ciudadanía. Quizás yo no conozco mi lugar, pero usted conoce mi hogar. Este es Trinidad y Tobago.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.