¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

2.930 kilómetros en bicicleta por un selfie

Luego de pedalear durante 35 días sin más compañía que su bicicleta, el brasileño Carlos Eduardo Lemos de Oliveira, de 28 años, logró su objetivo: tomarse un selfie con el aún presidente de Uruguay, José Mujica.

Brasileño se toma ‘selfie’ con Mujica luego de pedalar cerca de 3 mil km hasta Uruguay.

La soledad del viaje desde la ciudad de Alfenas, en el estado de Minas Gerais -en la región centro occidental de Brasil- hasta el hogar de Mujica, a las afueras de Montevideo, le permitió reflexionar sobre aspectos en que normalmente se pasan por alto en la vida diaria, tal como lo resume el sitio web G1:

Viajar sozinho tem suas vantagens. Você faz seus horários, impõe seu ritmo, decide quando partir e como chegar. Eu sempre digo aos amigos que para viajar assim, sem companhia, é preciso primeiramente estar aberto a fazer novas amizades.
[…]
No começo você desconfia de que as pessoas vão te achar louco por estar falando sozinho nas rodovias. Então você começa a perceber que não existem pessoas naqueles lugares e, num estalar de dedos, você se pega cantando no mais alto tom canções que você tem pavor de ouvir quando está em casa.

Viajar solo tiene sus ventajas. Haces tus horarios, impones tu ritmo, decides cuándo partir y cómo llegar. Siempre digo a los amigos que para viajar así, sin compañía, se necesita primero estar abierto a hacer nuevas amistades.
[…]
Al comienzo desconfías de que las personas van a creer que estás loco por estar hablando solo en las carreteras. Entonces empiezas a percibir que no hay personas en esos lugares y en un chasquido, estás cantando muy alto canciones que tienes pavor de escuchar cuando estás en casa.

El encuentro y motivo del viaje ocurrió el pasado 21 de noviembre, y al respecto, Carlos Eduardo dijo:

De um lado, uma bicicleta, de outro, um fusquinha azul encardido. Não poderia haver um encontro mais apaixonante do que este que tive com o presidente do Uruguai, José Mujica. Aliás, foi tudo muito despretensioso e quase nada programado. “Pepe”, apelido de Mujica, é um homem de muita simplicidade.

De un lado, una bicicleta, de otro, un escarabajo azul sucio. No podría haber un encuentro más apasionante que este que tuve con el presidente de Uruguay, José Mujica. Además, todo fue muy simple y casi nada programado. “Pepe”, apodo de Mujica, es un hombre de mucha simplicidad.

En Twitter también se comentó la travesía de Carlos Eduardo:

¡¡Qué bueno es tener sueños, proyectos y poder realizarlos!!

Ese sí es un presidente de verdad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.