¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Músicos considerados “prorrusos” no son bienvenidos en el Reino Unido ni en Letonia

Valeriya and Kobzon. Composite image made from images taken from valeriya.net and iosifkobzon.ru

Valeriya y Kobzon. Imagen compuesta por Nina Mashurova con imágenes de valeriya.net e iosifkobzon.ru.

Cuando la cantante rusa Valeriya llegó a Londres para actuar el 21 de octubre, nadie esperaba un escándalo. Pero cuando llegó al Royal Albert Hall para su concierto, que debía realizar con el cantante melódico Iosef Kobzon, se encontró con más de cien manifestantes anti Putin. Tenían banderas ucranianas y portaban afiches antirrusos que decían ‘Sangre ucraniana en las manos de Putin”, “Valeriya y Kobzon – voces de Putin de guerra y muerte” y “Marionetas de Putin y panaderos de terroristas – fuera de Londres”.

Rusia y Ucrania han estado de acá para allá prohibiendo actuar a músicos del otro país, como parte del aumento de un agrio patriotismo tras el conflicto militar de mediados de este año. Pero acontecimientos recientes demuestran que la leve lucha de poder está haciendo olas que se extienden más allá de los dos países -artistas a favor de Putin enfrentan protestas internacionales e impedimentos por su apoyo a Putin. 

[Video de la BBC con entrevistas a algunas personas que asistieron al concierto. Al final del video, se puede ver a Yevgeny Chichvarkin, destacado hombre de negocios ruso en el exilio, que tiene un cartel que dice ‘No Putin – nada de guerra’.] 

Valeriya (cuyo nombre real es Alla Yurievna Perfilova) y Kobzon (Iosef Kobzon), estuvieron entre los 500 artistas rusos que firmaron una carta abierta en apoyo a la anexión de Crimea por parte de Putin el pasado marzo. Aunque Valeriya no tiene antecedentes de activismo político más allá de firmar la carta, Kobzon es un parlamentario de la Duma además de cantante.

Un mes antes del concierto, algunos activistas del movimiento londinense Speak Up enviaron una petición al gobierno del Reino Unido pidiendo a los políticos que impidieran actuar a Valeriya, Iosef Kobzon y otros cantantes rusos en el país. “No dejemos que KOBZON y otros miembros del equipo de porristas del Kremlin entren al Reino Unido o a cualquier otro país democrático”, – decía la petición. Más de cuatro mil personas firmaron la petitción, respaldando que se niegue la entrada a los cantantes.

Activistas de Euromaidan Londres enviaron una carta a Chris Cotton, presidente ejecutivo del Royal Albert Hall, pidiéndole que cancelara el concierto. Cotton se negó diciendo: “El Royal Albert Hall está organizando estos conciertos con fines puramente artísticos basado en la reputación artística internacional de Valeriya y sus invitados especiales. No lo estamos haciendo ni lo haríamos basándonos en sus opiniones personales o políticas o su nacionalidad ni de ningún otro cantante”.

Oleg Skripka, líder de la banda de rock ucraniana Vopli Vidopliassova, se negó a actuar durante el concierto de Valreiya. “Cuando di mi consentimiento para actuar, no había esas tensiones entre Rusia y Ucrania. No participaré en un espectáculo prorruso” – dijo a GordonUA.com.

Al final, Iosif Kobzon no participó en el concierto debido a una reciente cirugía. Según Iosif Prigozhin, esposo de Valeriya, la familia de la cantante se retrasó ocho horas en el aeropuerto de Heathrow por revisiones de documentos.

“Los artistas son figuras públicas y todo artista tiene derecho a expresar su opinión”, dijo Iosif Prigozhin durante un debate de televisión con Andrey Sidelnikov, uno de los líderes del movimiento Speak Up.

Letonia se convierte en cancerbero de la moral

El incidente en Londres no es el primer ejemplo de retroceso internacional que han enfrentado artistas prorrusos. En agosto de este año, Valeriya, Kobzon, Oleg Gazmanov y algunos otros artistas rusos se dirigían a asistir al festival musical anual en Yurmala cuando se les negó la entrada el país. Estaban en una lista negra por expresar público apoyo a Vladimir Putin.

Según el ministerio letón de Asuntos Exteriores:

Указанные лица своими действиями способствовали подрыву территориальной целостности и суверенитета Украины

Esas personas contribuyen a socavar la integridad territorial y la soberanía de Ucrania a través de sus acciones.

Valeriya y su esposo trataron de apelar la decisión y a su vez demandaron a Letonia:

Мы с Валерией хотим обратиться к президенту Латвии, чтобы он дал правовую оценку действиям МИД, далее мы планируем обратиться в судебные инстанции Латвии, в Европейский суд по правам человека 

“Valeriya y yo queremos apelar al presidente de Letonia para pedirle que conceda evaluación legal a las acciones del Ministerio de Asuntos Exteriores. Luego recurriremos a cortes en Letonia y la Corte Europea de Derechos Humanos”, dijo Prigozhin en una entrevista.

Como resultado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia le negó la entrada a Alvis Hermanis, destacado director de teatro letón famoso por producir clásicos rusos. “Mi posición es la siguiente: mientras Rusia continúe amenazando a países vecinos y no aprenda cómo respetar las fronteras de los países vecinos, como hace todo el mundo civilizado, no iré allí. Y no trabajaré allí, y no llevaré allí mis actuaciones. […] Las sanciones en mi contra son inútiles. No tengo planes de ir allá”, dijo Hermanis a Deutsche Welle.

Esta historia fue un encargo de Freemuse, principal defensor de los músicos a nivel mundial, y Global Voices para Artsfreedom.org. El artículo lo pueden reproducir medios no comerciales, dando crédito a la autora Masha Egupova, Freemuse y Global Voices y enlazando al artículo original.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.