¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El ‘Circuito del cielo’ ¿es el parque temático mas peculiar de Japón?

seto ohashi

El Gran puente Seto, mirando al Sur hacia Takamatsu en Shikoku. Foto de Nevin Thompson.

Si busca una vista impresionante y no tiene miedo a la altura, definitivamente vale la pena un paseo al “Circuito del cielo” en el Parque brasilero Washuzan Highland de la prefectura de Okayama.

Fotos del ‘Circuito del cielo’ han estado apareciendo recientemente en Twitter gracias a la foto que se encuentra bajo una bicicleta tándem con vistas al parque desde una vía elevada de tren.

La vista desde el  Circuito del cielo en el Parque Brasilero Washuzan Highland

Washuzan está ubicado al extremo norte del Gran puente de Seto, una enorme estructura que se extiende desde el mar interior de Japón para conectar la isla de Honshu al norte con la isla de Shikoku al sur. El puente es una verdadera maravilla de ingeniería que se extiende por mas de 13 kilómetros (8 millas) sobre el océano.

El puente es igualmente un sitio hermoso que es motivo, por cierto, de la construcción de un parque de entretenimiento en su base.

El paseo por el ‘Circuito del cielo’ produce temor y con su maravillosa vista constituye el perfecto alimento para el horario estelar de la televisión japonesa:

Caption: The fearsome Sky Cycle of Washuzan

Título: El temible ‘Circuito del cielo’ de Washuzan.

Mientras que la conexión de Brasil con el área (y por lo tanto el nombre) no está clara, es destacable que muchos brasileros de ascendencia japonesa fueron reclutados para trabajar en zonas industriales cercanas.

Las áreas de campo japonesas están salpicadas de grandes parques de entretenimiento, muchos con temas étnicos que se remontan a los  prósperos años de la era de la burbuja. Los viajes internacionales eran entonces una novedad para muchos japoneses y los parques temáticos étnicos proporcionan una visión de las culturas extranjeras sin el costo de viajar al extranjero.

Por ejemplo, la remota área de Niigata, fue una vez hogar de la aldea de cultura turca Kashiwazaki. Mientras tanto los visitantes de Nagasaki en el lejano oeste de Japón podían visitar el parque temático con réplicas de tamaño natural de edificios patrimoniales holandeses.

Es también habitual en Japón incluir un área de diversión en destacados monumentos nacionales como el Gran puente de Seto. Incluso el gran Monte Fuji tiene su propio parque: Fuji-Q Highland. Allí los ávidos de emociones pueden contemplar las laderas del Monte Fuji mientras aguantan castigos de fuerza g a bordo de las famosas montañas rusas del parque.

Llegamos a Fuji-Q!

El parque Brasilero Washuzan de la prefectura de Okayama parece llevarse la torta. Los usuarios japoneses de Internet están apodándolo el parque temático más raro del mundo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.