¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Movimiento global frente al cambio climático: lo que el mundo puede aprender de América Latina

The Amazon. Photo credit: Mariusz Kluzniak (Flickr)

Río Amazonas. Fotografía: Mariusz Kluzniak (Flickr)

Artículo escrito por Hoda Baraka para 350.org, una organización que construye un movimiento climático global, y se republica en Global Voices como parte de un acuerdo de distribución de contenidos.

Tanto en el contexto del medio ambiente, como en el político o económico, Latinoamérica cuenta con una larga trayectoria en lo que a acciones populares se refiere. Actualmente, estos movimientos se han establecido como una fuerza social y política influyente en la realidad regional.

A continuación se detallan varias entrevistas con activistas latinoamericanos que nos aportan su visión en cuanto a la singularidad de este movimiento frente al cambio climático a nivel local y lo que a escala global se podría aprender de este ejemplo.

1. Adaptarse a los cambios

Al igual que en otros países del Hemisferio Sur, América Latina continúa inmersa en un proceso de urbanización ya que la población tiende a emigrar de áreas rurales a zonas urbanas en busca de oportunidades económicas. Aunque este proceso conlleva muchos problemas medioambientales y parece que se reemplaza la cultura rural por la urbana, en este caso activistas de ambos entornos se han unido para afrontar la crisis climática.

Así que en vez de sucumbir al cambio promovido por el proceso de urbanización, los ciudadanos se están adaptando y uniendo con los grupos de jóvenes activistas emergentes en las ciudades.

Majandra Rodriguez Acha, activista peruana y una de las primeras fundadoras del grupo TierrActiva Peru, explica:

I think the climate movement in Latin America is new but also quite old. Groups that are directly affected by climate change such as indigenous groups, women’s groups and rural groups have been mobilising around climate change related issues for a long time; but I also think that as a more urban and maybe a more youth led movement this is quite new to some extent. It’s a diverse and growing movement and more and more people are finding out what climate change is and how it’s affecting them and affecting others in different contexts.

Creo que el cambio climático en América Latina es reciente pero al mismo tiempo antiguo. Aunque las movilizaciones urbanas y los colectivos de jóvenes sean actuales, los pueblos indígenas, mujeres y grupos rurales afectados directamente por esta problemática llevan movilizándose mucho tiempo. Se trata de un movimiento diverso y creciente donde cada vez más población se da cuenta que el cambio climático les está afectando en diferentes aspectos.

En el siguiente podcast Majandra habla de las realidades sobre el cambio climático en América Latina que afectan a las comunidades y los riesgos de un activista medioambiental entre otros.

2. Unidos por la lucha de una subsistencia sostenible

El movimiento climático en América Latina viene promovido por numerosas acciones conjuntas. No solo se trata de fortalecer la lucha frente al cambio climático sino que es también un reflejo del impacto transversal que tiene este asunto desde que se ven afectadas la subsistencia, el empleo la salud y otros aspectos.

La unión de estas fuerzas eleva la problemática del clima a otro nivel y representa una nueva escala de presión para los gobiernos (que están por detrás en lo que a acciones climáticas se refiere) mientras que se se añade una fuerza real a las múltiples voces unidas que hacen un llamamiento a la acción.

Nicky Scordellis, activista que se unió al movimiento climático boliviano hace años y forma parte del grupo TierrActiva Bolivia, nos explica:

Latin America has this huge movement which often doesn’t call itself the climate movement, but what they are doing is completely a part of the struggles against climate change. Two key elements at play: one is resistance and in Latin America there are huge resistance movements against the mega projects, fossil fuel extraction, mining, all of that which is often related more to territory issues and indigenous rights, but actually they are all connected to climate change and that’s incredibly strong right now in Latin America. And the other side of that is people building alternatives; across Latin America there are incredible experiences of building transition projects of people building communities, working with local organic agriculture building eco houses and urban gardening, these are happening all over Latin America. I think these are incredibly powerful in terms of how we face climate change and I think its really important for movements across the world to see what’s happening across Latin America and learn from those experiences.

Latinoamérica cuenta con un gran movimiento que no se hace llamar climático, pero que se encuadra totalmente en la lucha contra el mismo. Hay dos elementos clave que están en juego: uno es la resistencia y en este continente existen movimientos masivos contra los mega proyectos, la extracción de combustibles fósiles, y minería que a menudo están relacionados con aspectos territoriales y derechos de los indígenas pero que actualmente lo están con el cambio climático y presionan. En segundo lugar, está la población que busca alternativas: encontramos en todo el continente experiencias increíbles de proyectos de transición de personas que construyen comunidades, que trabajan con bioconstrucciones, ecoviviendas y huertos urbanos. Creo que estas propuestas son increíblemente poderosas en el modo con el que nos enfrentamos al cambio climático y creo que es una referencia para que los movimientos mundiales aprendan de esta experiencias.

A continuación el podcast de Nicky Scordellis habla de cómo los activistas en Bolivia están trabajando para asociarse con otros grupos de toda la región.


3. Impulsados por un poderoso vínculo con su tierra

A lo largo de América Latina las tradiciones indígenas de carácter espiritual expresan la ética del respeto por la vida no humana de lugares específicos, paisajes excepcionales y la tierra en si misma. Por ello, esta reverencia a la naturaleza nos hace entender la necesidad de vivir en equilibrio con el medio ambiente, respetando y protegiendo los ecosistemas que hacen posible la vida en este planeta.

En una sociedad capitalista, muchos ven los recursos naturales como una mera explotación en aras de un beneficio económico. Para enfrentarse con esta codicia y la destrucción que conlleva, muchas comunidades indígenas se han alzado en defensa de la naturaleza, que por desgracia les ha costado en muchas ocasiones la vida.

A lo largo de toda Latinoamérica, basándose en sus raíces indígenas, muchos están incorporando estos conceptos y tradiciones espirituales con un enfoque de desarrollo más amplio. La premisa de esta aproximación es realizar acciones centradas en las comunidades, ecológicamente equilibradas y con una sensibilidad cultural. El movimiento social Buen Vivir, originario de Ecuador y arraigado en la visión sobre el mundo de los quichuas de los Andes, es un buen ejemplo de este enfoque.

Existen otros movimientos sociales a lo largo de Sudamérica que se han inspirado en éste y se han extendido uniendo otras creencias indígenas como el pueblo aimara en Bolivia, el quichua ecuatoriano y el mapuche de Chile y Argentina.

Lea más sobre el movimiento “Buen Vivir” en el artículo publicado en The Guardian: “Buen Vivir: una filosofía social inspiradora de los movimientos en Sudamérica“.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.