¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pescadores chinos sacan coral de forma ilegal de aguas japonesas

ogasawara coral poaching

Tako-iwa (roca del pulpo), isla Nakoudojima, Ogasawara. Fotografía del usuario de Flickr Froschmann. CC BY-NC-ND 2.0

Desde hace unos años, otoño se ha convertido en una época de conflictos entre China y Japón. En 2014, estos se han producido por la recogida ilegal de coral en aguas japonesas.

En los últimos meses se han visto cientos de barcos de pesca con señales chinas (muchas veces a poca distancia) cerca de unas islas que se extienden a centenares de kilómetros al sur de Tokio. Se está recogiendo coral de forma ilegal en Ogasawara o Bonin, islas subtropicales con gran diversidad ecológica que componen un archipiélago remoto y poco poblado a unos 1.000 kilómetros al sur de Tokio.

Se cree que las embarcaciones recogen coral rojo de forma ilegal, el cual se puede vender a miles de dólares el kilo.

Recolectores ilegales de coral cerca de Ogasawara. Se han visto unas 212 embarcaciones chinas. Embarcaciones sospechosas cerca de Torishima, en el archipiélago Izu.

Sin embargo, se cree que esta situación está más ligada al conflicto constante entre Japón y China por las islas Senkaku (al oeste de Okinawa) ya que, aunque los pescadores puedan vender el coral rojo a precios muy altos, el trayecto hasta las islas Ogasawara es muy largo y no sale rentable.

Se sospecha también que el gobierno chino ha apoyado y ayudado tácitamente a la flota de barcos pesqueros de arrastre para probar la reacción de Japón.

Además, durante los últimos años ha aumentado el número de incidentes marítimos con pescadores chinos en aguas taiwanesas, coreanas y japonesas.

Aunque se suele pensar que Japón es un país pequeño y con muy poco espacio, en realidad se extiende desde territorios alejados como las islas de Ogasawara y de Bonin en el sur hasta los remotos islotes al oeste de la prefectura de Okinawa. Al tener una frontera marítima tan extensa, el país tiene dificultades para imponer su soberanía o evitar la sobreexplotación pesquera.

Un bloguero que vive en una de las remotas islas de Bonin expresó su frustración y desesperanza por la situación:

8月から小笠原諸島近海で度々目撃されている不審船… 高値で取引される宝石サンゴ(赤サンゴ)の密猟が目的のようだ…

網が流されると、赤サンゴはおろか、根魚や根魚の住処の他のサンゴや岩まで根こそぎさらってしまい、海底を破壊してしまう…

このままでは長い年月を掛けて自然が作り上げた美しいサンゴが根こそぎ盗られ、
小笠原の海の自然が破壊されてしまう。

Se han observado embarcaciones sospechosas en las islas Bonin desde agosto. Según parece, están recolectando ilegalmente coral rojo con redes para luego venderlo a precios muy altos. Sin embargo, las redes también arrastran todo lo que hay en el suelo marino, incluyendo peces, otros tipos de coral y rocas que forman parte del hábitat, destrozando todo a su paso.

Se está arrancando un coral de gran belleza al que la naturaleza le ha llevado años crear y se está destruyendo el ecosistema marítimo de las islas Bonin.

Se cree que muchas de las embarcaciones que recogen coral de forma ilegal del mar que rodea a Japón vienen del condado de Xiangshan, en la provincia de Zhekiang, China.

Sin embargo, existen pocos recursos y herramientas para hacer frente a este problema tan extendido.

La recolección furtiva del coral es demasiado barata, se ha iniciado un debate para endurecer las sanciones. Japón ha pedido a China que tome medidas preventivas.

(Yahoo! News / Sankei Shimbun) Los miembros de coalición del gobierno hablan sobre la afluencia en masa de recolectores ilegales de coral a los mares de las islas de Ogasawara.

La reciente cumbre en China de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) fue una oportunidad para que Japón y China trataran la cuestión. El primer ministro japonés Shinzo Abe habló del tema con el presidente chino Xi Jinping.

Abe hace un llamamiento directo a Xi por el problema de la recolección ilegal de coral

El diálogo entre Abe y Xi, junto con la cobertura cada vez más grande de los medios, parece haber sentado las bases para que el gobierno japonés tome medidas más enérgicas para resolver el problema.

Además, tras la cumbre de la APEC, incluso el gobierno de los Estados Unidos condenó duramente la recolección ilegal de coral en aguas territoriales japonesas (desde el minuto 00:00:35):

Los barcos de la guardia costera expulsan y, a veces, capturan a los recolectores ilegales. Ya han detenido a los capitanes de seis embarcaciones desde octubre. 

Gracias a las conversaciones entre Abe y Xi, y al apoyo de Estados Unidos, los legisladores japoneses y la Guardia Costera pueden incluso plantear la opción de confiscar y destruir las embarcaciones.

En cuanto a las soluciones a largo plazo, no hay mucho que el gobierno chino pueda hacer para solucionar este problema rápidamente.

Según explica la revista de noticias The Diplomat:

The relationship between the Chinese government and the fishermen is complicated. On the one hand, it is very difficult for the Chinese government to control and manage its fishermen and stop them from fishing illegally; on the other hand, fishermen do not always trust government officials. In the latest anti-corruption campaign in Hainan, a dozen officials from China’s fishery administration were arrested for stealing or appropriating fishermen’s fuel subsidies.

La relación entre el gobierno chino y los pescadores es complicada. Para el gobierno es muy difícil controlar y manejar a los pescadores y prohibirles la pesca ilegal. Además, los pescadores no suelen fiarse de los funcionarios. Durante la última campaña anticorrupción en Hainan, una docena de funcionarios de la administración pesquera china fueron arrestados por robar o quedarse con los subsidios de combustible de los pescadores.

Al no haber una solución a la vista, los internautas japoneses expresan su impotencia y frustración por medio de la indignación y el humor negro.

A principios de noviembre, un tifón muy fuerte que pasó entre las islas de Ogasawara y Bonin impidió momentáneamente la recolección ilegal de coral, lo que dio lugar a un «meme» muy popular en Twitter y otras redes sociales:

Alerta de tifón: el tifón 20 con vientos a una velocidad de 65 metros por segundo en las islas de Ogasawara da de lleno contra los recolectores ilegales de coral. ¿Quizás es un “viento divino” kamikaze?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.