¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una nueva obra musical se estrenó en Trinidad y Tobago

Promotional photo for the new indigenous music-theatre work, Jab Molassie, premiering in Trinidad and Tobago this week. Photo by Maria Nunes, courtesy the Calabash Foundation for the Arts, used with permission.

Foto promocional del nuevo trabajo musical indígena, Jab Molassie, el cual se estrenó en Trinidad y Tobago. Foto de Maria Nunes, cortesía de la Fundación para las Artes Calabash, usada bajo licencia.

Imagine esto: Laventille es una de las áreas más creativas, aunque también más desfavorecidas de Trinidad. Jab Molassie, el diablo disfrazado, engaña a Starboy, un músico en dificultades y lo convence de que puede cumplir sus sueños más osados si solo intercambia su instrumento por un libro mágico. Jab le enseñará a Starboy a usar el libro si Starboy le enseña a tocar el violín. El trato está hecho, pero Starboy descubre, después de mucho tiempo, que es rico pero se siente miserable. Extraña su antigua vida, pero por sobre todo, extraña su música. Sin nada que tenga valor para él, juega contra el diablo una partida de cartas de All Fours para recuperar su libertad. Pero ¿podrá Starboy liberarse alguna vez de Jab Molassie?

Si la trama del musical indígena más reciente de Trinidad y Tobago le parece familiar, es porque se trata de una adaptación de la obra de Igor Stravinsky, La Historia del Soldado. Caitlyn Kamminga, oriunda de Nueva Orleans, quien es actualmente profesora adjunta de contrabajo en la Academia de Artes Escénicas de la Universidad de Trinidad y Tobago, escribió el libreto y trabajó para llevar la idea al escenario con Dominique Le Gendre, compositora que nació en Trinidad y vive en Londres. El estreno mundial de Jab Molassie será el jueves 6 de noviembre en The Little Carib Theatre de Puerto España, que fue fundado por la legendaria bailarina trinitense Beryl McBurnie y ha sido durante mucho tiempo un hogar para la expresión y el desarrollo de la cultura indígena. Global Voices conversó con algunos de los responsables de la obra para conocer más acerca de la producción.

Global Voices (GV): Cuéntenos qué es Jab Molassie y por qué es importante para Trinidad y Tobago.

Dominique Le Gendre (DLG): Jab Molassie is a translation into Trinidadian culture of Stravinsky's “The Soldier's Tale”, [which] shows the universality of the original story. It is a timely cautionary tale that alerts the audience to the relaxed presence of temptation in all of its forms and the dire consequences of succumbing. It also reminds us that while we make mistakes in life, redemption requires effort if we are to hold on to the most essential part of ourselves: our integrity.

What is original about this work is the way in which it brings together characters, locations and elements of Trinidad's present with its past through the use of carnival, music design and lighting, all the while remaining a piece that is thoroughly of its time.

Dominique Le Gendre (DLG): Jab Molassie es una adaptación a la cultura trinitense de “La Historia del Soldado” de Stravinsky, [lo cual] demuestra la universalidad de la historia original. Es una advertencia oportuna que alerta a la audiencia sobre la natural presencia de la tentación en todas sus formas y sobre las graves consecuencias de sucumbir ante esta. Además, nos recuerda que aunque cometemos errores en la vida, la redención requiere de nuestro esfuerzo si queremos conservar lo más esencial de nosotros mismos: nuestra integridad.

Lo original de este trabajo es la forma en que reúne personajes, lugares y elementos del presente y del pasado de Trinidad a través del carnaval, la composición musical y la iluminación, y sin embargo continúa siendo una pieza completamente actual.

Natalia Dopwell and Roger Roberts playing the role of the Jab Molassies; Nickolai Salcedo as Starboy is between them. Photo by Maria Nunes, used with permission.

Natalia Dopwell y Roger Roberts interpretando el rol de Jab Molassies; entre ellos, Nickolai Salcedo como Starboy. Foto de Maria Nunes, usada bajo licencia.

GV: Caitlyn, ¿qué te inspiró para escribir el libreto? No siendo trinitense, ¿cómo fuiste capaz de capturar el espíritu y la cultura del lugar de manera tan auténtica?

Caitlyn Kamminga (CK): When we [Caitlyn and her husband, British trombonist Aidan Chamberlain] arrived in Trinidad in 2009, the National Academy for the Performing Arts had not yet been built. Amongst other things, we had been brought over to help create the programs for a newly-forming Academy for the Performing Arts. My colleagues and I hit the ground running, networking in the community. A big part of our ongoing research is creating a relevant concert series that opens the doors of NAPA to the public, offering a professional model to our students.

Stravinsky, at the time of writing L'Histoire, was heavily influenced by the in vogue ‘primitivism’ and African rhythms that Europeans were hearing for the first time. I really wanted to perform the work in Trinidad and Tobago, as I thought it would go down very well. It was my husband who suggested a local adaptation to make the work more accessible to Trinbagonian audiences. Once I started doing research […] I became completely immersed in the poetry of the language. I had a wonderful partner in the process, the original Corporal [a character in the play] , who was a security guard at my children's school. He was from Belmont and […] frankly, he would take the piss out of my choices of language: ‘Miss Caitlyn, they might say that in New Orleans…but a Trini would never say that!’ He was a wonderful man. Sadly, I have lost touch with him. But I am eternally grateful for his input, for the time and care that he took in helping me.

Caitlyn Kamminga (CK): Cuando llegamos a Trinidad en el 2009 [Caitlyn y su esposo, el trombonista británico Aidan Chamberlain], la Academia Nacional de Artes Escénicas aún no había sido construida. Entre otras cosas, nos habían llamado para ayudar a crear los programas para una nueva academia de Artes Escénicas en formación. Mis colegas y yo comenzamos a trabajar de inmediato, estableciendo redes de trabajo en la comunidad. Gran parte de nuestra tarea es la organización de una serie de conciertos que abre las puertas de la Academia al público y ofrece un modelo profesional a los estudiantes.

Stravinsky, al momento de escribir L'Histoire, fue influenciado en gran parte por el “primitivismo” de moda y por los ritmos africanos que los europeos escuchaban por primera vez. Realmente yo quería presentar la obra en Trinidad y Tobago, porque pensaba que tendría gran aceptación. Fue mi esposo quien sugirió una adaptación local para hacer que la obra fuera más accesible para la audiencia trinitobaguense. Una vez que empecé con la investigación […] me vi completamente inmersa en la poesía del lenguaje. Tuve un compañero maravilloso durante el proceso, el Corporal [un personaje en la obra] original, que era guardia de seguridad en la escuela de mis hijos. Él era de Belmont y […] francamente, se reía de mi forma de hablar: “¡Señorita Caitlyn, en Nueva Orleans hablarán de esa manera, pero un trinitense jamás diría algo así!” Era un hombre maravilloso. Lamentablemente perdí contacto con él, pero estoy eternamente agradecida por su aporte, su tiempo y su preocupación.

Germaine Wilson and Wendell Manwarren in the role of the Corporals. Photo by Maria Nunes, used with permission.

Germaine Wilson y Wendell Manwarren en el papel de los Corporales. Foto de Maria Nunes, usada bajo licencia. 

GV: ¿Cómo se involucró Dominique en esto?

CK: Dominique and I already had a professional relationship, as she had written a piece for my group Ibis EnsembleFragments 1, which drew fromDerek Walcott's Nobel speech. When the plan to perform the new libretto with the original score by Stravinsky fell through, I decided to approach Dominique about the possibility of commissioning new music. I loved her music and as the idea grew and formed, I realized how the creation of an entirely new work would make a much greater impact. Dom has been so delightfully creative and supportive through the process.

CK: Dominique y yo ya teníamos una relación profesional ya que ella había escrito una pieza para mi grupo Ibis Ensemble, Fragments 1, basado en el discurso en los premios Nobel de Derek Walcott. Cuando el plan de representar el nuevo libreto con la música original de Stravinsky fracasó, decidí acudir a Dominique para ver la posibilidad de que se encargara de la nueva música. Me encanta su música y a medida que la idea tomó forma, me di cuenta de que la creación de un trabajo completamente nuevo causaría un impacto mucho mayor. Durante el proceso, Dom fue maravillosamente creativa y comprensiva.

GV: Dominique, háblanos del proceso de composición de Jab, ¿Qué intentabas mostrar a través de la música?

DLG: Throughout the composition I wanted to evoke the music that I grew up with: a combination of classical music, the music of and in Trinidad from the 1930s-70s, the music of Martinique and Venezuela from the same era and to use all of these sounds to capture the spirit of the characters with all of their dynamism, invention, humour, trickster-ness, compassion, envy, desire, strengths and weaknesses. The process itself was a slow one, ensuring that the music was fully expressing each character in their truth or untruth, while also maintaining an outside eye. In a way, it's difficult to explain the process of writing because once the characters and the setting are in my head, the sound appears and I simply have to follow that sound while asking myself the questions that need to be asked to ensure that what I am writing works as a coherent whole.

DLG: En la composición, quería evocar la música con la que crecí: una combinación de música clásica, la música que se escuchaba en Trinidad entre los años 1930 y 1970, la música de Martinica y de Venezuela de esas mismas décadas y quería emplear todos estos sonidos para plasmar el espíritu de los personajes con todo su dinamismo, ingenio, humor, astucia, compasión, envidia, deseo, fortalezas y debilidades. El proceso en sí fue lento para asegurarme de que la música expresara por completo a cada personaje con toda su verdad o su mentira, mientras mantenía una mirada objetiva. En realidad, es difícil explicar el proceso de la composición porque una vez que los personajes y el entorno están en mi cabeza, el sonido aparece y simplemente debo seguir ese sonido mientras me hago las preguntas que debo hacerme para asegurarme de que lo que estoy escribiendo funciona como un todo coherente.

Some of the musicians performing in Jab Molassie. Photo by Maria Nunes, used with permission.

Algunos de los músicos tocando en Jab Molassie. Foto de Maria Nunes, usada bajo licencia.

GV: ¿Cómo se involucró la Universidad de Trinidad y Tobago en la obra y por qué fue importante para la Fundación Calabash para las Artes que participaran estudiantes en el proceso?

CK: My work at the UTT as an Assistant Professor in the music department and as a teaching artist requires creating constant circles from the student body out into the community and bringing the community back into the Academy for the Performing Arts. The Campus Concert Series was designed first and foremost as a professional model for our students. Both of theworkshops and the premiere have been wonderful opportunities for students to work in a professional environment. Thanks to Calabash's fundraising efforts and their belief in the educational benefits of working alongside the amazing cast, the students signed professional contracts and were paid stipends in return for their commitment.

CK: Mi trabajo en la UTT como profesora adjunta en el departamento de música y como artista dedicada a la enseñanza requiere constantemente de la creación de grupos dentro del cuerpo estudiantil para salir a la comunidad y para traer a la comunidad a su vez a la Academia para las Artes Escénicas. Los Ciclos de conciertos del campus fueron organizados con el propósito de que fuera un modelo profesional para nuestros estudiantes. Tanto los talleres como los estrenos han sido oportunidades increíbles para los estudiantes de trabajar en un ambiente profesional. Gracias a los esfuerzos para recaudar fondos de Calabash y a su confianza en los beneficios para la educación de trabajar junto al maravilloso elenco, los estudiantes firmaron contratos profesionales y cobraron en contrapartida por su compromiso.

Esté atento a la segunda parte de esta historia, en la que discutiremos la forma en que Jab Molassie se ha beneficiado de la colaboración internacional, los retos de llevar una idea al escenario y los planes futuros para la producción.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.