¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Mucho más que el Mundial de Fútbol ha pasado en 2014

The Cantareira System, which supplies 7 million people with water, has reached record lows yesterday with 4,1% of its total capacity. Image by Flickr user Fernando Stankuns.

El Sistema Cantareira, que suministra agua a 7 millones de personas en São Paulo, alcanzó bajos históricos en 2014 — 4.1 por ciento de su total capacidad en octubre. Imagen del usuario de Flickr, Fernando Stankuns. CC BY-NC-SA 2.0

“El Brasil no es para novatos” es un dicho común en las redes sociales brasileñas y una referencia al gran caos ideológico y político en el país, que lo hace difícil entender hasta para los expertos (y aún menos tomar partido).

Mientras gran parte de la atención mundial se volvía, en 2014, hacia el más grande país latinoamericano, el fútbol ha sido apenas uno entre los muchos sucesos de ese año de elecciones, protestas y “textões de Facebook” — una nueva expresión, que significa “Gran disertación en Facebook”, usados por aquellos que están hartos de las luchas de las redes sociales y deseando irse más allá de las fotos felices y los vídeos de gatos. 

El beso gay televisado se parecía a una final de un torneo de fútbol

Cena do beijo entre Felix e Niko.

Escena del beso entre Felix y Niko en el último episodio de la telenovela “Amor à Vida” (Amor por la vida)

En febrero, millones de personas se reunieron en sus casas para asistir el llamado primer beso gay televisado en cadena nacional en una telenovela en Brasil. El beso fue el resultado de una campaña masiva en las redes sociales pidiendo al guionista que la pareja gay Felix y Niko finalmente se besara frente a las cámaras en el episodio final de la telenovela “Amor à Vida”.

Las telenovelas son muy populares en Brasil, pero no suelen ser conocidas por desafiar a los estereotipos y a los tabús, de ahí, la magnitud de un beso tan inofensivo. Entre todas las contradicciones del país, los derechos LGBT son una de las más grandes contradicciones: Brasil alberga a la más grande fiesta del orgullo gay y a la vez se encuentra en el top de la lista de asesinatos de homosexuales.

Linchamientos y racismo

O jovem preso ao poste apenas com um pedaço de jornal para cobrir sua nudez após ser humilhado. Foto de uso livre.

El muchacho atado a una farola con apenas un periódico para taparse. 

Una protesta nacional siguió a la paliza sufrida por un adolescente negro de 15 años, encontrado desnudo y atado a una farola en un próspero vecindario de Rio de Janeiro. El joven dijo que fue golpeado por un grupo de 30 hombres – al parecer ‘vigilantes’ del barrio, con el propósito de detener los robos. Mientras los movimientos sociales condenaron los ataques, independientemente de si el chico estaba robando o no, una conocida presentadora de noticias de tendencia conservadora defendió a los atacantes en cadena nacional.

Casos similares fueron inmediatamente traídos a la luz por los granmedios de comunicación en las semanas que se siguieron, dando lugar a un debate sobre si el hecho de tomar la justicia por sus propias manos tiene algún mérito. Pero el asesinato brutal de una mujer en un vecindario pobre de una ciudad costera, Guarujá, por un grupo de linchadores, llevó al país a un estado de auténtico horror. El ataque fue motivado por rumores en Facebook, que resultaron ser falsos, de que la mujer raptaba niños para rituales de hechicería.

El periódico español, El País, puso esta pregunta a Brasil: “¿Qué pasaría si fuera culpable?” ¿La forma bárbara con que fue asesinada, sin derecho a defenderse, seguiría conmocionándonos?

“No habrá Mundial de Fútbol” contra “Habrá Mundial de Fútbol”

A demonstrator holds a sign that says "There won't be a cup". Image by Flickr user Mídia Ninja. CC BY-2.0

Un manifestante sostiene una pancarta que dice “No habrá Mundial de Fútbol” en una protesta en mayo. Imagen del usuario de Flickr Ninja Mídia. CC BY-2.0

Manifestaciones en contra del Mundial de Fútbol tuvieron lugar con regularidad en las calles de Brasil durante el año. Con cánticos de “Fifa vete a casa” (una adaptación del viejo “Yankee vete a casa”), los movimientos sociales condenaban la desigualdad y la falta de acceso a los derechos básicos por gran parte de la población brasileña, de cara a un evento que resultó extremadamente caro para las reservas públicas – y cuyas entradas costaban más que el valor del salario mínimo brasileño.

La muerte del camarógrafo Santiago Idílio Andrade, alcanzado por un cohete lanzado por activistas mientras cubría una manifestación en Rio, incitó a los legisladores a presentar la “Ley contra el Terrorismo”, que endurecía las regulaciones sobre las protestas. La ley fue muy criticada por los movimientos sociales.

Algunas semanas antes del mundial, otra etiqueta surgió en los medios sociales: #VaiTerCopaSim (Si habrá Mundial), al parecer iniciada por una página de Facebook. La etiqueta fue utilizada principalmente para burlarse de la negatividad de los manifestantes, aceptando los problemas brasileños como parte de su peculiaridad — algunos discuten que fue una maniobra política para mantener el buen ambiente y hacer la vista gorda a las manifestaciones.

Brasil fue eliminado del Mundial con una humillante, inolvidable derrota de 7 – 1 a manos de Alemania en los cuartos de final, proveyendo material suficiente para los memes de Internet a las próximas 10 generaciones (además, dando lugar a muchas portadas de periódicos depresivas). Mientras tanto, 28 personas fueron detenidas en Rio un día antes de la gran final – no por manifestarse, si no por la posible intención de hacerlo.

Memes for the next 10 generations after the unforgettable 7-1 against Germany. Image: unknown author.

Memes para las próximas 10 generaciones después del inolvidable 7-1 a manos de Alemania. Imagen: autor desconocido.

Elecciones Nacionales

Después del Mundial de Fútbol, Brasil fue de nuevo atrapado en otra ronda de batallas en los medios sociales: las elecciones nacionales, que tuvieron lugar el 6 de octubre. La carrera presidencial fue reestructurada de forma inesperada por el surgimiento de Marina Silva, que reemplazó al candidato Eduardo Campos en el Partido Socialista Brasileño luego de su sorprendente muerte en un desastre aéreo en agosto.

La antigua rivalidad entre los dos principales partidos brasileños (el partido de centro izquierda, Partido de los Trabajadores, en el poder desde el 2002, y el principal partido de oposición el Partido de la Social Democracia brasileña) fue repentinamente perturbada por Silva, que lideraba las encuestas a mediados de setiembre.

On one side, fear of communism. On the other, fear of fascism. Will the two groups ever make peace? Image by flickr users Ninja Mídia and Aécio Neves. CC BY 2.0

Por un lado, miedo al comunismo. Por el otro, miedo al fascismo. ¿Los dos grupos, lograrán reconciliarse algún día? Imagen del usuario de Flickr Ninja Mídia y Aécio Neves. CC BY 2.0

Cristiana evangélica y a la vez una prominente ambientalista, Silva se presentó como un “puente” entre conservadores y progresistas. Pero sus intentos de diálogo resultaron insuficientes en una serie de pasos desafortunados en su campaña– lo más relevante cuando reculó en su apoyo a las bodas gays, cambiando su programa de gobierno luego de presiones de líderes religiosos.

Fue eventualmente excluida de la carrera presidencial, que fue la más agresivamente disputada desde la transición a la democracia en 1980. La presidenta en el cargo, Dilma Rouseff, fue reelecta por un ajustado 51 por ciento de los votos.

Algunos discuten que es representativo de la disminución de la fuerza del Partido de los Trabajadores y que una parcela importante de la población está deseando un cambio. Otros señalan el papel que los medios de comunicación convencionales, en su mayoría antigubernamental, jugó en esos resultados. Los izquierdistas, por otro lado, todavía se sienten no representados por ambos, el gobierno y la oposición conservadora, esperando (quizás sin esperanzas) que un “candidato realmente de izquierdas” pase al primer plano. 

Crisis del agua

Mientras la curación postelectoral tenía lugar, la más grande ciudad de América Latina se quedaba sin agua. Las autoridades se gastaron gran parte del año tomando el tema a la ligera, echando la culpa a la escasez de lluvias en el sudeste de Brasil, por la crisis. Al finalizar el año, São Paulo podrá tener menos de 100 días de suministro de agua garantizado para sus 8.5 millones de vecinos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.