¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Acusado de blasfemia por los paquistaníes, un famoso predicador publicó una llorosa disculpa en Facebook

Screenshot from Facebook apology issued by Junaid Jamshed. From his public Facebook page.

Capturaa de pantalla de la disculpa publicada en Facebook por Junaid Jamshed. De su página pública de Facebook.

Junaid Jamshed, un popular predicador de TV en Pakistán, ha publicado un lloroso video en Facebook, disculpándose luego de que grupos religiosos lo acusaran de blasfemia por faltarle el respeto a una figura reverenciada en el Islam, Aisha, la esposa del profeta Mahoma, en uno de sus sermones televisados.

En Pakistán, las acusaciones de blasfemia son normalmente dirigidas hacía las minorías y son tomadas muy en serio, no sólo por la ley, sino por los vigilantes listos para aplicar la justicia.

En 2011, el gobernador de Punjab, Salman Taseer fue asesinado por su propio guardia luego de que unos comentarios que hizo defendiendo a una mujer cristiana acusada de blasfemia fueron malinterpretados también como blasfemia. Su asesino fue bañado con pétalos cuándo dejaba la corte. En noviembre, una joven pareja cristiana fue quemada hasta morir por una turba, luego de que el clérigo local los acusó de blasfemos. Cuarenta personas fueron fichados por su muerte. A finales del mismo mes, el dueño del grupo de comunicación más grande de Pakistán fue sentenciado a 26 años de prisión por una corte local por cargos de blasfemia, junto con una actriz y un presentador de TV.

Junaid Jamshed es una de las estrellas populares más icónicas de Pakistán desde 1980. Dejó su carrera en la música a los 17 años para predicar el Islam. Regularmente aparece en canales religiosos dando sermones, recitándo el Corán y frases del Profeta. También tiene una increíblemente exitosa línea de ropa y es co-propietario de la cadena de tiendas de carne Halal.  

En el video de un minuto de duración de su supuestamente controversial sermón televisado, Jamshed narra una animada historia acerca de Aisha, la esposa del profeta fingiendo una enfermedad para atraer la atención de su esposo. Él continua y dice, “esto evidencia el hecho de que aún en la presencia del profeta, la naturaleza de una mujer no puede cambiar. Una  mujer no puede cambiar, así que no traten de cambiarlas. Ella nació de una pierna torcida, si la presionas mucho, se romperá”.

Varios grupos se han apropiado del video en línea: uno de ellos incluso pide que se le prohíba entrar a las mezquitas. Este blog traduce parte de su sermón.

El periodista paquistaní Maheen Usmani tuiteó:

Básicamente Junaid Jamshed hizo su declaración misógina pero está vez no escogió su objetivo muy sabiamente por estar ocupado con sus propias risotadas.

El empresario Haroun Rashid comenta:

Esto se llama ser atropellado por tu propio coche mientras lo conduces.

Los comentarios de Jamshed pueden parecer misóginos, pero para algunos grupos musulmanes cualquier falta de respeto a figuras reverenciadas en el Islam, incluyendo las hijas y esposas del profeta, son consideradas blasfemia.

En el sitio web Quranalyze, el bloguero Mo Waseem escribió:

Although what Junaid Jamshed said about Hazrat Ayesha seems like an attempt of character assassination, I fail to see how that is more blasphemous than ISIS slaughtering people in the name of Islam, and why the outrage is not directed there. 

Aunque lo que Junaid Jamshed dijo sobre Hazrat Ayesha parece como un intento de asesinato, no puedo encontrar que esto sea más blasfémico que la matanza de gente por ISIS en el nombre del Islam, y porqué la indignación no se dirige hacia allá.

En ocho horas, la disculpa de Jamshed había sido vista más de 600 mil veces y compartida por más de 50 mil personas en Facebook. Aquí una traducción de la disculpa:

Respectable brothers, friends, elders and sisters. Sometime ago, during a sermon, because of my stupidity and ignorance, I said some incredibly inappropriate things that were completely against the glory of Honorable Aisha. This is my mistake, and that mistake is because of my ignorance. It is because of my lack of knowledge, I am not a scholar. I am not a legal expert. And I admit my mistake in front of the whole Muslim community and beg your forgiveness. And with a true heart I ask that God forgive me and I put my hands together before you and beg you to forgive me too. I am at fault and I accept and apologize for my mistake.

Respetables hermanos, amigos, ancianos y hermanas. Hace un tiempo, durante un sermón, debido a mi estupidez e ignorancia, dije cosas increíblemente inapropiadas que fueron totalmente en contra de la gloria de la Honorable Aisha. Este es mi error, y ese error es debido a mi ignorancia. Esto es debido a mi falta de conocimiento, no soy un académico ni un experto legal. Y admito mi error frente a la comunidad musulmana y les ruego su perdón. Y con un corazón honesto pido que Dios me perdone y junto mis manos ante ustedes y les ruego me perdonen también. Estoy en falta y acepto y me disculpo por mi error.

Muchos comentaristas del video han aceptado su disculpa y suplicado a otros que lo perdonen.

Otros, cómo Mo Waseem, comentó las desiguales e injustas leyes de blasfemia en Pakistán:

Needless to say that I do appreciate Muslims forgiving him, I think this partial attitude does more harm than good, for it promotes double standards and hypocrisy! I wonder, why are people who belong to minority groups in Pakistan not given the same privilege, the same benefit of doubt when accused of blasphemy? Why are they not given the luxury of apologizing for their “mistake”, a mistake they may or may not even have committed? Why does the state not recognize that anti-blasphemy laws are mostly used to settle personal disputes and prejudices? What happened to the central Quranic commandment of standing up for justice impartially, even if it be against ourselves, or our family (Quran 4:135)?

Innecesario comentar que aprecio que los musulmanes lo perdonaran, creo que esta actitud parcial hace más daño que bien, ¡pues promueve dobles estándares e hipocresía! Me pregunto, ¿porqué a gente que pertenece a grupos minoritarios en Pakistán no se les da el mismo privilegio?, ¿el mismo beneficio de la duda cuando son acusados de blasfemia? ¿Porqué no se les da el lujo de disculparse por su “error”, un error que pueden o no haber cometido? ¿Porqué el estado no reconoce que las leyes anti blasfemia son mayormente usadas para resolver disputas personales y prejuicios? ¿Qué pasó con el mandamiento central del Corán sobre defender la justicia imparcialmente, aún si es en contra nuestra, o de nuestra familia (Corán 4:135)?

Maheen Usmani hizo eco:

¿Si Junai Jamshed con su cantidad de conocimiento y predicación de 17 años puede ser perdonado por blasfemia, porqué no el cristiano Aasia Bibi?

Otros expresaron preocupación por los trabajadores que administran las docenas de tiendas al menudeo de la popular ropa de Junaid Jamshed en el país. Un usuario de Twitter publicó una imagen de una tienda cerrada con un cartel disculpándose:

Digan “hola” a JJ. Saludos JAe

Emmad Hameed, un periodista de deportes, comentó en un post de Facebook:

Any harm to JJ can plummet us to new depths, how about repealing the blasphemy law altogether…How about playing this card smartly now and forcing these Jahil Maulvis (ignorant preachers) to abandon the law once for all…This might be an actual opportunity of fixing this $%&* forever!

Cualquier daño a JJ puede llevarnos a nuevas profundidades, ¿que tal si rechazamos la ley de blasfemia totalmente?. ¿Qué tal si jugamos las cartas inteligentemente ahora y forzamos a estos Jahil Maulvis (predicadores ignorantes) a abandonar la ley de una vez por todas? ¡Esto puede ser una oportunidad real de arreglar esta $%&* para siempre!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.