¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El “Museo de los Delitos de Opinión” de Şanar Yurdatapan, tiene como objetivo la creciente opresión en Turquía

Sanar Yurdatapan presentando el Museo de los Delitos de Opinión, en Turquía. Captura de pantalla de un vídeo de introducción de YouTube producido por Antenna, la organización que alberga el proyecto en línea.

En los turbulentos años 70, todo lo que tenía Şanar Yurdatapan eran su música y sus palabras para luchar en contra de la opresión y la censura en Turquía. Su activismo le costó la nacionalidad turca y le obligó a dejar el país por más de una década. Al día de hoy, el compositor y autor de canciones sigue encabezando la lucha por la libertad de expresión en Turquía, que se encuentra cada vez más amenazada por la dominación política interna del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) del Presidente Recep Tayyip Erdoğan.

Actualmente Yurdatapan ha actualizado sus municiones — sigue siendo en esencia un pacifista — y desplazó su lucha al mundo virtual, donde coordina el recién creado Museo de los Delitos de Opinión (@dusuncesucumuze), un recurso en línea disponible en turco y en inglés.

Global Voices habló con Şanar para conocer más sobre la iniciativa creada hace dos años, que tiene como objetivo documentar todas las violaciones cometidas por las autoridades en contra de los activistas partidarios de la democracia en Turquía.

GV: Şanar, usted ha sido exiliado y despojado de su nacionalidad durante algunos años. ¿No cree que su último proyecto le pueda poner en riesgo una vez más?

SN: Quizás, ¿pero qué más da? Tengo 73 años y solo me arriesgo a ser detenido. Ya me he acostumbrado. Además el Estado sabe que tendrá que enfrentarse a un escándalo internacional si vuelve a meterme en la cárcel. ¿Eso es un privilegio, verdad? Pero, tal privilegio trae consigo responsabilidades. ¿Si no puedo enfrentarme al riesgo, quién podrá?

Global Voices (GV): ¿Ha recibido alguna amenaza o advertencia hasta ahora? En caso afirmativo, ¿cómo se las toma?

Şanar Yurdatapan (SN): Todavía no. El Museo parece una cosa infantil, probablemente por su estructura de cartón y no parece amenazar el sistema. Pero después del 1 de abril del 2015– la fecha de inicio, cuando empezaremos a añadir a gente importante al museo por sus comentarios tontos–  y a colocar sus bustos en el pasillo principal — estaremos preparados para toda clase de opresión.

GV: ¿Está la página web alojada en Turquía? ¿Se le puede acceder desde ahí?

SN: No está alojada en Turquía. No podemos garantizar que ninguna empresa de hosting en Turquía se resistiría si la policía les pidiera proveer información o incluso cortar los servidores. Hasta el momento, se puede acceder a la página desde Turquía de forma libre. Luego del 1 de abril del 2015, cuando los bustos de políticos empezaren a aparecer en el pasillo principal, estoy seguro de que la página será inhabilitada y prohibida. No hay problema. Muchos grupos sociales en Turquía saben cómo acceder a páginas web a través de proxies. Los jóvenes aprendieron cuando se prohibió a YouTube y a Facebook. Los empresarios aprendieron cuando se prohibió a Google y ya no podían acceder a los documentos de sus empresas almacenados en la “nube”.

Publicidad en línea del museo en un canal de Youtube de la Iniciativa por la Libre Expresión. Antenna, que supervisa el museo, es un miembro del IFEX, un paraguas organizativo para muchos artistas, periodistas, activistas y organizaciones de Derechos Humanos turcos.

GV: Usted ha dicho en una entrevista que tiene como objetivo crear una red de proyectos similares en Francia, Grecia, Chile… ¿Ya lo ha empezado? ¿Conoce a proyectos similares fuera de Turquía? (Hay un proyecto en Líbano llamado “Museo de la Censura en Línea”)

SN: En el último encuentro general del IFEX (Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión, el paraguas organizativo internacional que cubre organizaciones similares en todo el mundo, Fundación Mahabat en el Líbano) que tuvo lugar en Nom Pen – Camboya; tuve la oportunidad de contar a otros participantes sobre el proyecto y obtuve respuestas muy positivas. Manteniendo nuestra promesa, declaramos que este museo es de código abierto, lo que significa que estamos listos para enviar los códigos del programa del museo a cualquier organización que desee crear su propio museo. Hasta el momento, solo tuvimos una respuesta por parte del “The Media Foundation” en África oriental — basada en Ghana. Sabemos que la cosa más importante no es abrir museos similares, sino mantener viva la idea: sostenibilidad.

Una sección del “Museo en línea turco” dedicado a los que perdieron la vida, asesinados bajo tortura o de cualquier otra forma al intentar hacer de Turquía un país demócrata. Captura de pantalla de la página web del museo virtual.

SN: La iniciativa por la Libertad de Expresión (establecida el 23 de enero de 1995) tiene casi 20 años. Desde el año 2000 publicamos anuarios, lo que nos ayuda en el proyecto del museo.

GV: ¿El proyecto está abierto a la colaboración del público?

SN: Está abierto a la contribución de la gente. Cualquiera que tenga algún documento/evidencia/testigos sobre violaciones a la libre expresión puede enviárselos para que sean colocados en el museo. Para evitar conflictos, tenemos un “consejo editorial” compuesto por siete personas de prestigio provenientes de distintos grupos sociales, para decidir cuáles nuevas contribuciones podrán incluirse en el museo. 

GV: Dice usted que “todas las opiniones pueden ser expresadas libremente a menos que inciten a la discriminación”, ¿Podría darnos un ejemplo, alguna vez ha censurado un artículo?

SN: No, puedo decir con orgullo que no tuvimos hasta el momento esa experiencia. Sin embargo, si nos enfrentáramos a ese problema (la línea entre la libertad de expresión y los insultos es muy tenue)  tenemos otro comité formado por abogados prominentes (el Comité Jurídico) para decidir si debemos incluir o no, un documento en el museo. 

GV: ¿La página web es interactiva, pero existiría una manera de lograr una lista completa con categorías para los que buscan un acceso rápido a la información, o los visitantes tienen que pasar por cada sección?

SN: Tenemos Mapas del museo que se puede obtener — sin costes– en la mesa del Guía, en el hall de entrada. 

GV: ¿Los eventos en Siria tuvieron un impacto en el nivel de censura en su país? 

SN: En cierta medida, sí. Existen prohibiciones para impedir el tráfico de información en relación con el apoyo secreto del Estado turco a las fuerzas de oposición en Siria. Pero no tuvieron éxito.

GV: ¿Ha cambiado alguna vez la orientación del proyecto desde su inicio? ¿Cómo reacciona la gente al proyecto y cuáles sus planes para el futuro? 

SN: Todavía no pudimos atraer demasiada atención hacía el museo, pues aún no hemos podido resolver completamente todos los problemas técnicos y administrativos del museo, pero las medidas principales fueron tomadas. Para celebrar el 20º aniversario de la Iniciativa por la Libertad de Expresión, estamos organizando un foro de un día de duración para debatir sobre los últimos 20 años en Turquía, en la Universidad de Bilgi, en Estambul. Al final de este evento (que tendrá lugar en el segundo fin de semana de febrero) haremos una corta presentación para introducir el museo al público.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.