¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Grupo nacionalista kirguiso de vigilancia hostiga a expatriados chinos y presuntas prostitutas

Captura de pantalla 2015-01-05 a las 20.43.40

Miembros de KyrgChoro empujan a varias chicas en un video subido a la web local de noticias Kloop.kg.

En Kirguistán, donde la corrupción es rampante entre las desbordadas fuerzas de seguridad, los grupos xenófobos de vigilancia –algunos de los cuales afirman tener vínculos con el gobierno– se hacen más poderosos cada año que pasa.

Un ejemplo es la asociación pública «Kyrgyz Choroloru», que se traduce como «Guerreros kirguisos», y cuyo nombre se suele acortar como KyrgChoro. Esta asociación es uno de los grupos que han pedido públicamente que se limite el número de trabajadores extranjeros que entran en Kirguistán, y han asumido el papel de defensores del honor nacional.

El 28 de diciembre del pasado año, miembros de KyrgChoro, ataviados con los típicos sombreros kirguisos –llamados al kalpaks–, asaltaron un karaoke de Biskek, que según ellos no era más que la tapadera de un burdel frecuentado por hombres de negocios extranjeros. Afirmaron que habían informado a la policía de la existencia de este burdel, pero las fuerzas de seguridad ignoraron su denuncia.

Un video del asalto muestra cómo miembros de KyrgChoro invaden las salas privadas del club y se enfrentan a un grupo de 17 hombres chinos de mediana edad y 22 mujeres kirguisas, sospechosas de ser prostitutas. Los asaltantes sacan de las salas a mujeres y hombres a la fuerza y los alinean contra la pared.

Otro video del mismo incidente, publicado en la web Kloop.kg muestra a los miembros de KyrgChoro intimidando físicamente a los clientes chinos del karaoke y a las mujeres, que intentan persuadirles de que trabajan como camareras sin conseguirlo. 

En cierto momento, uno de los miembros de KyrgChoro dice a las mujeres:

You are so immoral! Aren't there enough Kyrgyz men? Shame on you! [You are] standing here and pretending to cry. How dare you? You will be mothers in the future, you will feed your own children. Why do you do this? You don't have cash [bribes] to pass your exams?

¡Son inmorales! ¿No hay suficientes hombres en Kirguistán?¡Qué vergüenza! Ahí están, fingiendo llorar, ¿cómo se atreven? En el futuro serán madres, alimentarán a vuestros propios hijos. ¿Por qué hacen esto? ¿No tienen dinero [sobornos] para aprobar los exámenes?

Después de que KyrgChoro interrogara a los clientes del club, llegó la policía y detuvo a las chicas y a los hombres. Más tarde, la policía presentó cargos de vandalismo contra cinco miembros de KyrgChoro, por romper varias puertas durante el asalto y robar las cintas de las cámaras de seguridad. Las mujeres y los clientes del club fueron liberados poco después al no haber pruebas de que existiera alguna actividad ilegal en en club.

En una entrevista con Kloop.kg, KyrgChoro justificó sus acciones recurriendo a su defensa de «los valores de los kirguisos» y el «honor de las mujeres».

El video ha sacudido el espacio virtual de Kirguistán.

Bektur Elebesov, usuario de YouTube, mostró un incondicional apoyo al grupo en su comentario:

Я против национализма, но ведь тут явно видно что девушки занимаются проституцией, а китайцы их клиенты. Раз уж менты с этим не борются и более того крышуют их, то мне хочется поддержать этих активистов, хоть они и преувеличили свои полномочия.

Estoy en contra del nacionalismo, pero es evidente que las chicas [del video] son prostitutas y los chinos son sus clientes. Ya que la policía no lucha [contra la prostitución] y además la cubre y la protege, me gustaría dejar en claro mi apoyo a estos activistas, a pesar de que se hayan excedido en sus acciones.

Meder Sulyukta también justificó el trabajo del grupo:

Зато в следующий раз и эти малолетки и китайцы десять раз подумают прежде чем посетить такие злополучные места. Если власть не может навести порядок то пускай хотя бы такие активисты наводят.

Al menos estas chicas y los chinos pensarán dos veces antes de visitar estos sitios ilegales. Si nuestras autoridades no pueden resolver el problema, que lo hagan nuestros activistas.

Pero otros creen que KyrgChoro no es nada más que un grupo de matones:

‘Kyrgyz Chorologu’ son basura y no protectores [de la moral].

El comentario de Marat Muratali, en la página de Kloop.kg en Facebook, señala semejanzas entre las actividades de KyrgChoro y los emigrantes kirguisos en Rusia, que atacan a las mujeres de su país que se asocian con extranjeros (Global Voices ha hablado de este tema en este artículo y en este). 

это прямое продолжение “патриотов” в россии (дело Сапаргуль), избивавших и убивавших соотечественниц за отношения с иностранцами. по законам Кыргызстана – уголовщина. в реалии – измельчение нации, результат коррупции и отсутствия интеллекта у этой массовки под гордым названием “Чоролор”. Уят. Нам всем большой уят.

Esta es la continuación directa de [la labor de] los «patriotas» en Rusia [el caso de Sapargul], que golpean y matan a nuestras compatriotas por sus relaciones con extranjeros. Según las leyes de Kirguistán, [este incidente constituye] un delito penal. [Somos testigos de] La degradación de un país, resultante de la corrupción y de la falta de inteligencia de unas personas que orgullosamente se autodenominan «guerreros». Vergüenza. Somos una vergüenza.

Sorprendentemente, unos días antes de que se produjera el incidente, el líder de KyrgChoro, Zamirbek Kerchebaev, dijo a Kloop.kg que su grupo había firmado acuerdos con el Ministerio kirguiso de Interior, el Comité Estatal de Seguridad Nacional, el Ministerio de Trabajo, Emigración y Juventud y el fiscal general. También mencionó que el Ministerio de Economía les había proporcionado una pequeña oficina en el centro de Biskek. Un portavoz del Ministerio del Interior confirmó la existencia de varios acuerdos entre el estado y KyrgChoro, pero dijo que estos acuerdos se limitaban a intercambios de información y no regulaban ningún tipo de asalto a clubs de karaoke.

Los grupos nacionalistas de vigilancia se han multiplicado en Kirguistán desde la segunda revolución del país en 2010, y mantienen su poder en medio de unas precarias condiciones socioeconómicas. A principios de este año, la organización de jóvenes Kalys («Justicia») impidió la celebración de un concierto en Biskek porque según su opinión, los protagonistas del acto, el grupo Kazary, bailaban coreografías que ensalzaban la homosexualidad. La policía no fue capaz o no quiso evitar que Kalys reventara la actuación, lo que costó al club de rock que organizaba el evento miles de dólares. Kalys suele citar los «valores tradicionales» para justificar sus prácticas homófobas.

Además de la comunidad LGBT, los expatriados chinos en Kirguistán también sufren las iras desproporcionadas de los grupos patrióticos, que temen ver su pequeño país inundado de emigrantes de su poblado vecino. La Coalición de una Nueva Generación es otro grupo que realiza inspecciones improvisadas en las empresas que emplean a emigrantes chinos, una función que, según este grupo, el estado no es capaz de satisfacer.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.