¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Croacia hace historia al elegir por primera vez una presidenta, pero su política preocupa a algunos votantes

Kolinda Grabar Kitarović: "Hahaha, everybody is saying that we don't get along, and in the meantime, we're treating ourselves.”  Ivo Jospović's reply: "Thank you! Here, have a cookie!” Cartoon by Nik Titanik, republished with permission.

Kolinda Grabar Kitarović: “Jajaja, todos dicen que no nos llevamos bien, y mientras tanto, cuidamos el uno del otro.”
Respuesta de Ivo Jospović: “¡Gracias! ¡Toma una galleta!”
Viñeta publicada con permiso del autor, Nik Titanik.

La anterior secretaria general adjunta para la diplomacia pública Kolinda Grabar Kitarović ha sido elegida como la primera presidenta de Croacia, derrotando al actual presidente en las primeras elecciones presidenciales, desde que este pequeño país del sudeste de Europa se adhiriera a la Unión Europea en el 2013.

Grabar Kitarović ganó con una ajustada diferencia al actual presidente Ivo Jospović en la ronda final en enero de 2015, alcanzando el 50,74% de los votos, según los resultados preliminares. Será investida el 18 de febrero de 2015.

Como primera presidenta de Croacia, y el cuarto presidente electo desde la independencia, sin duda dejará su huella tanto en el país como en la zona. Pero a pesar de su victoria histórica, muchos ciudadanos que hubieran preferido un representante político diferente están preocupados por cómo se verán representadas sus opiniones y necesidades con ella al mando. 

10420400_922021321143602_892015992200204731_n

“Profesora, se acabó el exámen, ¡pero Bosnia todavía está escribiendo!”
Este meme se ha difundido ampliamente tras la ronda final presidencial en Croacia. A menudo se recurre a la diáspora para favorecer los partidos de derecha, mientras no se reside ni se pagan impuestos en Croacia.

Miembro de la Unión Democrática Croata, el partido fundamental para que Croacia obtuviera la independencia en 1992, Grabar Kitarović pretende traer de vuelta lo que ella llama “el espíritu croata”, así como reforzar los valores “tradicionales”. El país está muy dividido entre las opciones políticas disponibles de centro izquierda y centro derecha, y ella derrotó a Josipović sólo por unos pocos miles de votos.

Josipović se convierte en el primer presidente croata desde la independencia del país, que no ha ganado las elecciones para un segundo mandato, pues ambos Franjo Tuđman, primer presidente croata, y Stjepan Mesić fueron reelegidos cada uno para dos mandatos completos. A los ojos de muchos votantes, Josipović no ha hecho mucho por los croatas durante su mandato como presidente.  

El camino a la ronda final

La carrera parece haber sido sucia y cara. La primera ronda de las elecciones tuvo lugar el 28 de diciembre de 2014, con cuatro candidatos para la presidencia: Ivan Vilibor Sinčić, un joven activista político que fue la gran sorpresa al obtener el 16,42% de los votos; Milan Kujundžić, político de derecha que obtuvo sólo un 6,30%; Grabar Kitarović, representando la centro derecha con la Unión Democrática Croata, quien consiguió el 37,88%; y el actual presidente Josipović, que obtuvo el 38,48% de los votos. El presidente no puede ser elegido a no ser que obtenga más del 50% de los votos

Puesto que ninguno de los cuatro consiguió superar el umbral del 50% (sólo un 47,14% del total del electorado votó en la primera ronda), Grabar Kitarović y Josipović se volvieron a enfrentar el 11 de enero.

Durante la campaña, los candidatos propusieron muchos planes para el país, todavía enfrentándose a una economía complicada, al alto desempleo, un PIB bajo y corrupción. Sin embargo, a pesar de la cantidad de dinero gastada en las elecciones, el poder presidencial actual está muy limitado en el gobierno croata, con el presidente actuando principalmente como un representante dentro y fuera del país, y desempeñando deberes protocolarios como premiar a personas importantes. 

No importa lo divididos que estemos en estos o en futuros porcentajes electorales, los malos porcentajes económicos son los mismos para todos #izboriprh (elecciones en Croacia)

No obstante, los candidatos buscan votos mediante debates televisivos, que a menudo dejan al votante medio buscando una razón concreta para dar su voto a uno u otro candidato. Los debates generaron, sin embargo algunos tuits humorísticos de los usuarios croatas en las redes sociales bajo las etiquetas #izboriprh (#eleccionescroacia), #izbori2014 (#elecciones2014), #debataRTL (#debateRTL), y #HRTizbori (#HRTelecciones).

Entre Ivo Josipovića y Kolinda Grabar Kitarović sólo puedo elegir una papeleta nula. #izboriprh#izbori2014

 

Nadie espera a la Inquisición española #izboriprh #izbori2014

En el debate televisado entre Josipović y Grabar Kitarović, ex embajador de Croacia en EE. UU., fueron temas inevitable los crímenes de la segunda guerra mundial y la especulación armamentista antes y después de la guerra croata de independencia. Hoy día en Croacia la historia desempeña un importante papel, pues los políticos parecen aprovechar cualquier oportunidad para centrar la atención pública en temas históricos en vez de presionar sobre temas más actuales que afectan directamente el ciudadano de a pie. 

Un país profundamente dividido 

Grabar Kitarović se ve favorecido por el electorado de derecha y la diáspora croata, sobre todo ciudadanos croatas que residen en Bosnia y Herzegovina. En ambos países, Croacia y Bosnia y Herzegovina, los colegios electorales estuvieron abiertos el 11 de enero de 7 de la mañana a 7 de la tarde, pero a las 7 de la tarde en Mostar, Bosnia, cientos de personas todavía esperaban haciendo colas para votar, así que el colegio electoral allí estuvo abierto hasta que se emitieron todos los votos. Los votantes se alineaban formando largas colas y viajaron por toda Bosnia y Herzegovina para votar en Mostar, y muchos usuarios de las redes sociales bromean con que Grabar Kitarović es la nueva alcaldesa de Mostar.  

Croacia siempre ha estado dividida políticamente, pero ahora parece que el país ha llegado a otro punto en esta división. Los medios de comunicación regionales no dudan en destacar la moda del neonacionalismo en Croacia, que es, para algunos, un barril de pólvora listo para la explosión.

Aunque Grabar Kitarović afirmó que “trabajará por una Croacia mejor” y que no discriminaría o excluiría ciudadanos por sus creencias políticas, algunos de izquierda mantienen su escepticismo. Un tuit resume el sentimiento general: 

Lo más triste es que probablemente, en un estado patriarcal, ninguna feminista ve este evento histórico como una victoria. 

Libela.org, un portal independiente sobre género, sexo y democracia en Croacia, preguntó si Grabar Kitarović es capaz de unir a la nación y trabajar a favor de los derechos de las mujeres, pese al hecho de que ella no jugó la “carta de la mujer” durante las elecciones.

Una nación la forman las personas, y la gente de Croacia ha elegido a Kolinda Grabar Kitarović para que sea su próxima presidenta, como se supone que debe suceder en una democracia. El tiempo dirá cuánto bien traerá al país esta decisión.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.