¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Respuesta del Primer ministro japonés a las demandas de rescate de ISIS

"Abe completely clueless." - Nikkan Gendai; video screenshot courtesy of YouTube user Railgunmani.

“Abe completamente desorientado.” – Nikkan Gendai; captura de pantalla de video cortesía del usuario de You Tube Railgunmani.

Luego del fracaso de los esfuerzos por liberar a los dos rehenes capturados por ISIS se plantean interrogantes sobre el enfoque del gobierno japonés a la crisis.

Un periodista y académico se pregunta si un discurso del primer ministro japonés Abe en el Cairo el 18 de enero de 2014 pudo haber desatado la crisis.

El 21 de enero de 2014 militantes del grupo ISIS le dieron al primer ministro japonés Shinzo Abe 72 horas de plazo para pagar $200 millones de dólares por el rescate de los dos rehenes.

El mismo día ISIS publicó un video que mostraba dos hombres arrodillados vestidos con ropa naranja siendo amenazados, cuchillo en mano, por un hombre enmascarado. En el video su captor advirtió a los dos que ellos serían asesinados a menos que el gobierno japonés pagara un rescate de $200 millones de dólares en el plazo de 72 horas.

Cuando el viernes 22 de enero el plazo venció sin que se pagara el rescate para liberar a los rehenes japoneses Kenji Gotod de 47 años y Haruna Yukawa de 42 años, ISIS dijo que entregaría pronto un comunicado con sus intenciones según la emisora estatal japonesa NHK. NHK había estado en contacto directo con ISIS en la madrugada del viernes luego del vencimiento del plazo.

Una vez superada la fecha límite y la incertidumbre si los dos rehenes vivirían o morirían, la prensa japonesa prestó cada vez más atención a los errores del gobierno de Abe durante la crisis.

“El primer ministro japonés Abe cometió un triple fiasco” al responder a la crisis, afirmó un artículo muy leído del diario sensacionalista Nikkan Gendai.

¿Qué hizo mal Abe según el Nikkan Gendai?

1) Abe envió a un importante legislador japonés, pro-Israel, a Jordania para enfrentar la crisis.

Según el análisis de Nikkan Gendai fue la decisión del primer ministro Abe enviar a Yasuhide Nakayama, el viceministro de Relaciones exteriores a Jordania para coordinar la respuesta de Japón a la crisis.

Nakayama ha sido considerado como muy cercano a Israel, algo problemático para las negociaciones con ISIS, considerada, según Nikkan Gendai, una organización islámica, que naturalmente tiene antipatía hacia Israel.

Y enviar a alguien conocido como simpatizante de Israel a coordinar con países árabes para liberar los rehenes fue un paso en falso, afirma Nikkan Gendai. 

2) Abe entregó su respuesta al pedido de ISIS de pie delante de una bandera israelí.

Según el análisis de Nikkan Gendai el segundo traspié fue la decisión de Abe de “condenar con firmeza” las demandas de rescate de ISIS como “despreciables actos de terrorismo” con la bandera de Israel de fondo en Jerusalén.

Lamentablemente para el primer ministro Abe, ISIS publicó el video de los rehenes y la solicitud de rescate durante su visita a Israel. Presumiblemente la reunión de emergencia de los medios de comunicación se realizó en el mismo lugar donde algunas horas antes Abe y el primer ministro Benjamín Netanyahu habían celebrado una conferencia de prensa prometiendo una mayor colaboración entre los dos países.

Pero eso no es excusa para que Abe respondiera a ISIS con la bandera israelí detrás, conducta que Nikkan Gendai considera “desinformada”, garantizando escaso apoyo a Japón desde el mundo árabe.

3) Al declarar de inmediato que Japón nunca pagaría un rescate, Abe dictó efectivamente una sentencia de muerte para los dos hombres.

El 21 de enero de 2015, el día que ISIS dió a conocer su solicitud de rescate, Masahiko Komura, un miembro de alto rango del partido gobernante nipón afirmó que Japón nunca pagaría. Nikkan Gendai dijo que efectivamente esto firmó la sentencia de muerte para los dos rehenes.

El término “triple fiasco” (3大失態) del artículo de Nikkan Gendai es una referencia al triple desastre del terremoto, tsunami y la fusión nuclear de marzo de 2011 que devastó Japón. Al final del viernes 23 de enero el término 3大失態 ya había generado docenas de discusiones en línea en el internet japonés.

Más errores

Otros han identificado errores cometidos por el primer ministro Abe, durante la semana pasada, mientras trataba de resolver la crisis.

Varios periodistas japoneses familiarizados con el Medio Oriente fueron críticos del desempeño de Abe al ser entrevistado por el Japan Times.

Además de responder a ISIS desde Israel, otro de los errores de Abe fue la decisión de coordinar el esfuerzo de negociación desde Jordania, que en la práctica carece de capacidad para ayudar a poner fin a la crisis. Abe también optó por solicitarle ayuda al primer ministro británico David Cameron en lugar de buscar la asistencia de Turquía.

Mientras que Turquía tiene mucho mejor trayectoria negociando con ISIS y otros grupos militantes, Gran Bretaña siempre se ha negado a satisfacer demandas de rescate (asegurando con ello la muerte de rehenes británicos). También existe la posibilidad de que Gran Bretaña y su socio EE. UU. puedan presionar a Japón para rechazar las demandas de rescate de ISIS.

El periodista japonés y académico Kimio Haruna especula sobre otro fiasco que se remonta al 18 de enero de 2015 que puede haber precipitado toda la crisis de los rehenes.

El viaje de Abe a Israel fue parte de una visita de seis días a varios países del Medio oriente acompañado por más de 100 funcionarios gubernamentales y presidentes de compañías japonesas.

El 18 de enero de 2015 Abe visitó Egipto, donde, dice Haruna, dio lo que en algunos contextos puede haber sido interpretado como un discurso belicoso que puede haber incitado ISIS a responder con su demanda del enorme rescate de $200 millones de dólares.

En su discurso en Egipto del 18 de enero de 2015 Abe prometió $200 millones de dólares para “los países que luchan con ISIS”, la misma cifra en dólares que ISIS demandaría a Japón tres días después.

Lo que es más interesante, señala Haruna (como lo hace Nikkan Gendai), es que el texto de la versión japonesa del discurso que aparece en el sitio web del Ministerio de relaciones exteriores difiere en cierta forma de la traducción oficial en inglés que adopta un tono más suave hacia ISIS — potencialmente el error que desencadenó la crisis de los rehenes en primer lugar.

Haruna compara el texto oficial en japonés con la traducción en inglés del discurso de Abe en el Cairo comenzando con la versión japonesa:

「イラク、シリアの難民・避難民支援、トルコ、レバノンへの支援をするのは、ISILがもたらす脅威を少しでも食い止めるためです。地道な人材開発、インフラ整備を含め、ISILと闘う周辺各国に、総額で2億ドル程度、支援をお約束します」

Vamos a apoyar a Turquía y el Líbano. Todo esto lo haremos para ayudar a frenar la amenaza que ISIL representa. Prometo asistencia de aproximadamente 200 millones de dólares norteamericanos para los países en contienda con ISIL, para ayudarlos a desarrollar sus recursos humanos, infraestructura y demás.

Luego Haruna compara cuidadosamente y analiza, palabra por palabra, las declaraciones señalando que el acrónimo ISIL es la abreviatura de “Estado islámico de Irak y el Levante.” Explica que mientras el Ministerio de asuntos exteriores de Japón utiliza el término ISIL los medios de comunicación japoneses no lo hacen optando por ISIS cuando se refieren al grupo militante que amenaza con ejecutar dos ciudadanos japoneses.

Haruna continúa:

まず、援助の提供先は、日本語で「ISILと闘う周辺各国」、英語ではthose countries contending with ISIL としているところが気になる。書面だと「闘う」だが、首相が読むと「戦う」とは区別が付かない。英語はcontending。contendは「闘う」場合も「戦う」場合も「論争する」場合も使う。ボクシングの対戦相手はcontenderという。とすれば、「イスラム国」と闘っている国への援助だから、必ずしも軍事援助か、人道援助か明確にされていないことになる。
援助の目的は、日本語ではイラク、シリアの難民・避難民に向けて「ISILがもたらす脅威を少しでも食い止めるため」、英語ではto help curb the threat ISIL poses となっている。英語の方がやや強く、逐語的には、ISIL がもたらす脅威を抑制するのを助けるため、と訳せる。

いずれにしてもISの「脅威」に対する対応策である。

En la versión japonesa del discurso los $200 millones en ayuda se prometen a “esos países que combaten ISIL.” Me doy cuenta que esto se convierte en “esos países combatiendo con ISIL” en la versión inglesa del discurso. Mientras que si usted lee el discurso real se dará cuenta que Abe está diciendo realmente 闘う (“tatakau”) más bien que 戦う (también pronunciado “tatakau”), pero las dos palabras son homónimos. Así, si usted oye el discurso sin leer el texto no sería capaz de notar la diferencia.

En inglés el verbo 闘う puede significar “para lidiar con” y puede significar para pelear o luchar contra alguien o algo. Puede también significar tener una disputa con alguien. Un rival en un combate de boxeo es denominado “contendiente.” Así, gracias a esta ambigüedad no es totalmente claro si los $200 millones en ayuda humanitaria están siendo prometidos a los países que están negociando con ISIS o son $200 millones en ayuda militar la que está siendo prometida a los países combatiendo ISIS…

…De acuerdo a la versión japonesa del discurso, el propósito de la ayuda es “verificar” la amenaza que plantea ISIS. En la versión en inglés es para “frenar” la amenaza que plantea ISIS. La versión inglesa es algo mas enérgica en su tono. Tomado literalmente puede significar que la ayuda será usada para ayudar activamente a neutralizar la amenaza de ISIS.

En cualquier caso la ayuda prometida se entrega con la intención de contrarrestar, de alguna manera, a ISIS en la región.

Desde el viernes 23 de enero la suerte de los rehenes se desconoce pero de acuerdo a algunos comentaristas la respuesta de Abe ha sido un triple desastre desafortunado. Y toda la crisis puede haber sido generada a partir del discurso de Abe en el Cairo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.