¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ataques a defensores de los derechos humanos en Chechenia tras la batalla en Grozni

"Committee Against Torture" activists poses with an Amnesty International banner. June 27, 2014. Bashkortostan, Russia. Pytkam.net.

Activistas del Comité contra la Tortura posan ante una pancarta de Amnistía Internacional. 27 de junio de 2014. Baskortostán, Rusia. Pytkam.net.

Tras el ataque armado del 4 de diciembre en Grozni, algunos hombres sin identificar tomaron represalias mediante la quema de los hogares de las familias de los militantes, al parecer cumpliendo la amenaza de Ramzán Kadýrov, actual presidente de Chechenia.

Sergei Babinets es abogado y miembro del personal de Joint Mobile Group, la filial en Grozni del Comité contra la Tortura, una ONG con sede en la ciudad rusa de Nizhnii Nóvgorod. Después de los incendios provocados, Babinets publicó en Internet algunas de las primeras imágenes de los hogares destruidos, proporcionando pruebas de que Kadýrov está trabajando activamente en su política declarada de castigar a los familiares de los supuestos militantes.

Menos de 10 días después, la oficina de Joint Mobile Group, que también servía como vivienda para Babinets y sus colegas, ardió

El 4 de diciembre, cuando los servicios de seguridad chechenos en Grozni todavía seguían combatiendo a los últimos militantes, Elena Milashina, periodista del diario Novaya Gazeta, conjeturó en Facebook que la segunda fase de la operación antiterrorista —las represalias de las autoridades— sería peor para la población civil. Milashina señaló que los militantes, por otro lado, procuraron evitar bajas civiles: 

Это не случайно. Они не добрые люди. Но они – отличные стратеги. Они прекрасно знают, какая обратка последует от Кадырова… Кадыров прикажет мстить родственникам боевиков. И дальним, и ближним. Непропорционально жестоко. Тем самым вызывая в республике уже даже не страх, потому что бояться еще больше невозможно. Предел достигнут. Именно поэтому сегодняшние погибшие боевики будут восприниматься как герои… Потому что простые люди И ТАК под огнем в Чечне. 

No fue solo coincidencia. [Los militantes] no son personas amables. Sin embargo, son excelentes estrategas. Saben bien cuál será la reacción de Kadýrov… Kadýrov se vengará de los familiares de los militantes, tanto cercanos como lejanos, con una crueldad desproporcionada. [Pero] al hacerlo, ni siquiera puede infundir miedo, dado que no se puede estar todavía más asustado. Se ha llegado al límite. Por este motivo a los militantes asesinados en Grozni se les considerará como héroes… porque la gente común en Chechenia YA está bajo amenaza. 

La segunda fase de la operación antiterrorista ha avanzado de acuerdo a las nefastas expectativas de Milashina. Grupos de hombres sin identificar, presuntamente fuerzas especiales chechenas, pronto se cernieron sobre los hogares de los familiares de presuntos militantes en Gudermés, Yandy y otras ciudades. Un informante en Kotar-Yurt en el distrito de Achkhoi-Martan le describió la campaña a la página web Kavkaz Uzel

Они окружили дом, принадлежащий семье Бютукаевых, разбили там окна и двери, а затем подожгли. Несмотря на то, что огонь грозил перекинуться на другие дома, тушить огонь не разрешали. Людей отгоняли криками и угрозами.

Rodearon la casa de los Byutukaevs, reventaron las ventanas y puertas, y después le prendieron fuego. Aunque el fuego amenazaba con extenderse a otras viviendas, no nos permitieron sofocarlo. Ahuyentaron a la gente mediante gritos y amenazas.

Hasta el momento, se han incendiado diez viviendas. La directora del Human Rights Watch de Rusia, Tatyana Lokshina, dice que esta práctica va “en contra de la Constitución de Rusia, de la legislación rusa [y] en contra de las obligaciones internacionales de Rusia”.

En un raro intento por hacer responsable a las autoridades chechenas por violar la ley, Igor Kalyapin, director del Comité contra la Tortura, apeló al Fiscal General Yury Chaika y al Jefe del Comité Investigador de la Fiscalía General de la Federación Rusa, Alexander Bastrykin, para investigar la legalidad de la promesa de Kadýrov de destruir los hogares de los familiares de los militantes. Esta fue la primera vez en cinco años que un activista cívico criticó públicamente a Kadýrov, desde el asesinato de la activista de derechos humanos Natalia Estemírova en 2009.

Las secuelas del incendio que consumió la oficina de Joint Mobile Group en Grozni. 14 de diciembre de 2014. Foto de Sergei Babinets.

La respuesta de Kadýrov a Kalyapin fue casi instantánea. El 10 de diciembre Kadýrov se preguntó, de forma pública en Instagram, si Kalyapin colaboraba con los hombres armados que atacaron Grozni, suministrándoles dinero proveniente de agencias de inteligencia occidentales, agencias a las que Kadýrov acusa de apoyar a los terroristas del Cáucaso Norte. Al día siguiente, en una conferencia de prensa en Moscú, hombres sin identificar le arrojaron huevos a Kalyapin.

Después, el 13 de diciembre, tuvo lugar en Grozni una gran manifestación, aparentemente “contra el terrorismo”. Los manifestantes mostraron su apoyo a Kadýrov y además muchos portaban pancartas que mostraban su oposición a los activistas locales de derechos humanos. Por ejemplo, un cartel rezaba: “Kalyapin Váyase a Casa $.” En los medios sociales, algunos sugirieron que los manifestantes se encontraban allí en contra de su voluntad o sin comprender realmente el propósito de la manifestación. 

Esa misma noche, la oficina de Joint Mobile Group ardió. Babinets y sus colegas afirman haber visto a hombres enmascarados y armados persiguiéndolos tras el incendio. Llamaron a la policía para presentar una denuncia pero en su lugar dos hombres camuflados les detuvieron, les retuvieron durante horas e incautaron los ordenadores y equipo técnico de la organización.

Por ahora, ningún miembro del equipo de Babinets ha sido acusado de ningún delito, por lo que no se sabe hasta dónde son capaces de llegar las autoridades para suscitar el antagonismo del grupo.

Joint Mobile Group es una de las últimas organizaciones independientes de los derechos humanos que queda en la República de Chechenia. Los abogados del grupo ofrecen a los chechenos un medio único para abordar los problemas sociales que nadie más discute. Si los incidentes recientes acaban forzando a la organización a abandonar Chechenia, la pérdida que sufriría la población local —con sus muchas víctimas de secuestros, torturas y asesinatos— sería inconcebible.

En una entrevista con la BBC, Babinets declara:

За свою безопасность мы, естественно, опасаемся, но выезжать за пределы республики мы не планируем. Потому что у нас очень много работы, и завтра будет и судебное заседание по одному из наших дел. Поэтому нам надо продолжать работать.

Por supuesto que estamos preocupados por nuestra seguridad, pero no tenemos planeado abandonar la república. Porque tenemos mucho trabajo por hacer y mañana tendrá lugar una audiencia para uno de nuestros casos. Ese es el motivo por el que debemos continuar con nuestro trabajo.

1 Comentario

  • Chechenia ya es un estado controlado tiene edificios modernos y es mas tranquilo que e San Pedro Sula,Honduras

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.