¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los kurdos de Kobane declaran la victoria sobre ISIS

Póster de solidaridad con los guerrilleros kurdos del YPG/YPJ que circula ampliamente por la red.

Afiche de solidaridad con los guerrilleros kurdos del YPG/YPJ que circula ampliamente por la red.

Tras 133 días de combates contra ISIS, los kurdos de Kobane, una ciudad al norte de Siria, en la frontera con Turquía, han podido respirar aliviados esta semana, después de que los guerrilleros de ISIS abandonaran su territorio.

A pesar de las dificultades que les depara el futuro, como la búsqueda y desactivación de artefactos explosivos, y la amenaza que representan los combatientes de ISIS que permanecen en la zona, los kurdos han tomado las calles (y Twitter) para celebrar lo que muchos consideran una victoria heróica contra la brutal organización armada que ha ocupado grandes franjas de tierra en Siria e Irak.

Kobane – Frontera con Turquía ahora mismo, la gente está celebrando la liberación de Kobane.

#Kobane y sus alrededores hasta 1 km están libres. Foto: Gente de Kobane celebrando en Suruç (Turquía).

El fracaso de la política turca
La responsabilidad de Turquía en el sufrimiento de los kurdos de Kobane no ha pasado desapercibida. De hecho, numerosos dedos acusan a Turquía de tomar partido por ISIS debido al conflicto entre el gobierno de Ankara y los kurdos turcos, según comentó un diplomático occidental de forma anónima a Al Monitor. Mientras innumerables voces de todo el mundo pedían apoyo internacional para los kurdos, el presidente turco, Tayyip Erdogan, supuestamente solicitó a Obama que no interviniera. A pesar de poseer el segundo ejército en número de efectivos de la OTAN y una flota de tanques en la frontera de Kobane, el gobierno turco eludió enfrentarse con ISIS, llegando incluso a prohibir a los kurdos turcos que se unieran a la defensa de Kobane.

Nuestros enemigos (Turquía e ISIS) creyeron que podrían destruir el sentimiento independentista de Kobane. ¡Pero los ataques nos han hecho más fuertes!

La pasividad de Turquía ha provocado una gran desconfianza en ese país. Una historieta de Kaniwar, publicada en Twitter por Massimiliano Voza, acusa a Turquía de facilitar la entrada en Kobane a los milicianos de ISIS con el fin de debilitar a la resistencia.

Erdogan: No permitiremos que los Kurdos mejoren de estatus en Siria.

La reacción de Turquía ante la liberación de Kobane tampoco fue precisamente amistosa:

Turquía despliega una enorme bandera en la frontera con Kobane después que Erdogan dijera que no permitirá un estado kurdo libre.

El activista kurdo Joan Salihi tuiteó:

No olvidaremos la actuación de Turquía durante la resistencia de Kobane. Turquía es cómplice.

Una victoria simbólica
Ha costado tiempo que la lucha por Kobane llegara a los activistas de todo el mundo. Mientras los medios globales se centraban en los ataques de la coalición liderada por EE. UU. a posiciones de ISIS, los kurdos libraban una guerra sobre el terreno contra la guerrilla islamista que ha recibido muy poca atención de la prensa, y que a menudo ha sido ignorada por completo.

David Graeber, profesor de antropología de la London School of Economics, anarquista y figura líder del movimiento Occupy, fue quizás la primera voz extranjera que llamó la atención mundial sobre la lucha de Kobane. En un artículo publicado en octubre de 2014, titulado ¿Por qué ignora el mundo a los kurdos revolucionarios de Siria?, Graeber describió Kobane como un «experimento democrático» que se está desarrollando según los ideales anarquistas, comparando a los kurdos revolucionarios con los anarquistas que lucharon en la Guerra Civil española entre 1936 y 1939.

Muchos activistas de izquierda compartieron el artículo de Graeber, lo que provocó una cascada de declaraciones de apoyo en numerosas revistas y webs de tendencia izquierdista.

Para entender mejor la comparación con los anarquistas de la Guerra Civil española, es necesario tener una idea de lo que los habitantes de Kobane (y en general, los de Rojava), han tenido que soportar. Graeber explica:

The autonomous region of Rojava, as it exists today, is one of few bright spots – albeit a very bright one – to emerge from the tragedy of the Syrian revolution. Having driven out agents of the Assad regime in 2011, and despite the hostility of almost all of its neighbours, Rojava has not only maintained its independence, but is a remarkable democratic experiment. Popular assemblies have been created as the ultimate decision-making bodies, councils selected with careful ethnic balance (in each municipality, for instance, the top three officers have to include one Kurd, one Arab and one Assyrian or Armenian Christian, and at least one of the three has to be a woman), there are women’s and youth councils, and, in a remarkable echo of the armed Mujeres Libres (Free Women) of Spain, a feminist army, the “YJA Star” militia (the “Union of Free Women”, the star here referring to the ancient Mesopotamian goddess Ishtar), that has carried out a large proportion of the combat operations against the forces of Islamic State.

La región autónoma de Rojava, tal como existe hoy, es uno de los pocos puntos luminosos –y de hecho, es muy luminoso– surgidos de la tragedia de la revolución siria. Tras desenmascarar a los agentes del régimen de Al Assad en 2011, y pese a la hostilidad mostrada por casi todos sus vecinos, Rojava no solo ha mantenido su independencia, sino que también se ha convertido en un notable experimento democrático. Se crearon asambleas populares como organismos para la toma de decisiones, consejos seleccionados con un cuidado equilibrio étnico (por ejemplo, en cada localidad, los tres cargos superiores tenían que ser un kurdo, un árabe y un cristiano armenio o asirio, y al menos uno de ellos tenía que ser mujer), consejos de mujeres y jóvenes, y en un notable eco del grupo armado Mujeres Libres, un ejército feminista de la Guerra Civil española, la milicia femenina YJA Star («Unión de Mujeres Libres», donde la palabra «star» –estrella– alude a la antigua diosa mesopotámica Ishtar) ha llevado a cabo una parte muy importante de las operaciones bélicas contra las fuerzas del Estado Islámico.

La creencia general es que no ha sido la superioridad militar lo que ha sostenido la resistencia de los kurdos contra ISIS, sino su dedicación. Como mantiene la activista kurda Dilar Dirik en The Kurdish Question, «ISIS superaba militarmente por completo a los guerrilleros de Kobane, pero el deseo de combatir los sostuvo. Ellos luchan por un futuro fundamentalmente diferente».

Ojalá que el futuro de la región siga enraizado en los valores democráticos, ecológicos y de igualdad de sexo que los revolucionarios han conseguido mantener sorprendentemente bien hasta ahora. No obstante, llevará algún tiempo sobreponerse a la destrucción perpetrada en este pequeño enclave kurdo.

Fotos de Kobane. La enorme destrucción seguirá manteniendo a los refugiados en Turquía durante algún tiempo.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.