¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Otro episodio de medidas policiales violentas contra los manifestantes en Brasil

Police violence in front of the Mayors Office in São Paulo. Photo by MPL, free to use

La policía disparando: granadas de concusión, gas lacrimógeno y balas de goma frente al Ayuntamiento en São Paulo, 16 de enero. Imagen cedida por Felipe Larozza/MPL, de uso libre.

El Movimiento Passe Libre (MPL), organizó el pasado 16 de enero en São Paulo (Brasil) la segunda manifestación contra la subida de tarifas del transporte público que terminó con enfrentamientos violentos.

Según los organizadores, un total de 20.000 personas se reunieron para protestar (según la policía fueron 2.000). Desde el principio se palpaba la tensión existente y al menos había unos 1.000 policías rodeando a los manifestantes. El medio independiente Mídia Ninja describió la escena:

Até as 20h33, a manifestação vinha bem, apesar de a PM ter detido um manifestante pelo “pecado” de carregar uma rodinha de skate na mochila. Jogaram-no no chão como a um saco de lixo, imobilizaram-no. Logo ele foi solto. Também explodiu um artefato de gás lacrimogêneo na frente do Ministério do Trabalho, na rua da Consolação 1272…

Mas a passeata seguiu firme e organizada, apesar de duas agências bancárias (uma da Caixa Econômica Federal e outra do Banco do Brasil) terem sido depredadas não se sabe nem por quem.

Era alta a tensão reinante.

Hasta las 20:33 no hubo ningún incidente a pesar de que la policía militar arrestó a un manifestante por el simple hecho de llevar un skateboard en su mochila. Le tiraron e inmovilizaron en el suelo como si fuese una bolsa de basura. Pronto le liberaron. También la policía lanzó gas lacrimógeno frente al Ministerio de Trabajo en la calle Consolação 1272 …

Pero la marcha continuó con resolución y organización, a pesar que dos entidades bancarias (Caixa Económica Federal y el Banco de Brasil) fueron asaltadas por gente desconocida.

El ambiente era tenso.

La web Ponte grabó un vídeo del momento en se arresta al manifestante Osvaldo Carvalhosa en la calle Consolação. Y a pesar del lanzamiento de varios explosivos y gas lacrimógeno, la manifestación siguió su curso hasta el Ayuntamiento pero fue entonces cuando comenzaron los verdaderos enfrentamientos.

THousands walk at Consolação Street. Photo by MPL, free to use.

Miles de manifestantes recorren la calle Consolação . Foto de uso libre cedida por  MPL. 

Video de las protestas en la calle Consolação colgado en YouTube por el usuario k4rshh:

El periodista Fausto Salvadori grabó y colgó en Facebook un vídeo de la policía arrojando granadas, gas lacrimógeno, explosivos y balas de goma contra quienes se agolpaban frente al Ayuntamiento:

Esto ocurrió a poca distancia de nuestro grupo que fue atacado con los primeros explosivos. Por lo tanto la versión de la policía militar es falsa.

Se difundieron muchos videos con escenas violentas perpetradas por la policía. El colectivo Territorio Libre publicó una foto de un manifestante a quien le dispararon una bala de goma en el ojo.

El periodista Charles Nisz también tuiteó:

Photo of the alleged Molotov. Photo by Ben Taverner, used with permission.

Foto del supuesto cóctel mólotov de Ben Taverner, publicada con permiso.

Alguien arrojó una botella de plástico contra la barrera policial y respondieron con gas lacrimógeno. El filósofo Dworkin lo fundamentaría como una falta de proporcionalidad.

La revista brasileña Carta Capital señaló que fue una botella de cerveza lo que se lanzó contra el escudo policial. El policía Victor Fedrizzi declaró que lanzaron un “rojão” (un tipo de cohete) contra la policía, aunque algunos testigos dicen que las bombas de la policía precedieron a los cohetes.

El activista Bruno Bonsanti tuiteó:

Una botella y a cambio explosivos,¿parece proporcional?

La web Ponte grabó un vídeo de corta duración donde se ve a la gente corriendo para escapar de la policía y denunció que se les atacó con spray pimienta mientras intentaban acercarse a una mujer que estaba inconsciente por los gases. Por otro lado, el periodista Ben Taverner condenó el uso que hizo un manifestante de un cóctel molótov:

A la policía les arrojaron cócteles molótov, cohetes y vidrio; respondieron con gas lacrimógeno y granadas de concusión. Detenciones.

Ben recoge en un vídeo el momento en que parece se lanza un cóctel molótov contra la policía. Si se ve el vídeo lentamente, es posible discernir que la policía empieza a disparar (posiblemente con granadas de concusión y gas lacrimógeno) antes de que el presunto artefacto impacte en el suelo.

Stills of a video (link on the end of the post) showing people running on the streets and being targeted by the police.

Fotograma de vídeo (enlace al final del post) que muestra a la gente corriendo por las calles y cómo son el objetivo de la policía.

También añadió en su blog:

The MPL said it believed at least 13 people were arrested, and that police had prevented lawyers and legal observers from carrying out their duties. Police had not yet disclosed final arrest tallies at the time of writing.

The protest movement later accused the police of targeting protesters disproportionately with “gratuitous attacks”, but police released video that purported to show protesters attacked police first.

El MPL comunicó que cree que al menos se detuvieron a 13 personas y que la policía impidió a abogados y observadores desarrollar sus funciones. Todavía la policía no ha revelado el recuento final de las detenciones.

El movimiento de protesta acusó a la policía de dirigir contra los manifestantes “ataques gratuitos” de forma desproporcionada, pero la policía difundió un vídeo que pretendía mostrar que fueron los manifestantes quienes empezaron los ataques.

La cuenta oficial de Twitter de la policía militar declaró que los explosivos se lanzaron contra ellos y contra sus coches. Por otra parte, la periodista Jessica Santos argumentó:

Eu não estava na Prefeitura, mas estava no teatro e só escutamos fogos de artifício depois de pelos menos 4 ou 5 bombas. Então fica difícil considerar que foram os fogos que motivaram a ação.

No estuve frente al Ayuntamiento pero sí junto al teatro y sólo oímos explosivos tras al menos 4 ó 5 bombas. Así que es difícil suponer que estos explosivos precedieran a la acción.

El periodista Pedro Zambada está de acuerdo con Jessica en cuanto a que «las bombas de la policía militar explotaron primero. No querían que llegásemos hasta la Secretaría de Transportes Metropolitanos». Otras fuentes están de acuerdo

El Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) colgó un vídeo en You Tube con escenas de la represión policial frente al Ayuntamiento:

El profesor Eduardo Sterzi acusó a la policía de utilizar la violencia contra los ciudadanos y pidió la abolición de la policía militar:

Se vocês pudessem ver o desespero de uma mãe, com sua filha de uns cinco anos, ambas chorando muito, tentando fugir das bombas dessa polícia covarde, entenderiam que não basta desmilitarizar esse bando de assassinos. É preciso extinguir a instituição e punir seus integrantes e mandantes.

Si pudieras ver la desesperación de una madre con su hija de 5 años llorando, intentando escapar de las bombas policiales, entenderías que la desmilitarización de esta banda de asesinos no es suficiente. Esta institución tiene que extinguirse y hay que castigar a sus miembros y líderes.

El colectivo Ocupa Sampa tuiteó de forma jocosa:

¡Demasiadas bombas! La policía atacó de nuevo a los manifestantes. Se trata de una bomba democrática para dispersar la revuelta popular.

Tanto el profesor Pablo Ortellado como el Movimiento Pase Libre (MPL) acusaron a los medios, en especial a los dos periódicos más importantes de São Paulo (Folha y O Estado) de tratar a los manifestantes como criminales, aunque en 2013 sus propios periodistas fueron objetivo policial y resultaron heridos:

Folha y Estado: ustedes son cómplices de la violencia policial.

Parte de la responsabilidad de los ataques gratuitos de la Policía Militar contra la manifestación va de cuenta de Folha y el Estado.

Los dos periódicos de São Paulo han escrito hoy artículos incentivando el uso de métodos más “sangrientos” contra los manifestantes.

Es importante recordar que hicieron exáctamente lo mismo en el 2013, antes de la manifestación donde la policía militar disparó contra periodistas.

Sin embargo, un vídeo grabado por la cadena Folha, mostró que desde el comienzo la intención de la policía militar era atacar brutalmente a los manifestantes:

Cartoon by @kikodinucci, free to use.

Dibujo de @kikodinucci, uso libre.

Debido a la violencia de la policía militar en manifestaciones anteriores que terminaron con arrestos temporales de más de 50 personas, la policía civil investigará a este cuerpo por empleo de torturas y abuso del poder.

Al igual que en la primera manifestación, Fabio Malini, profesor y activista, publicó en Facebook un análisis gráfico de los miles de tuits sobre las protestas. Se pueden ver más fotos de la manifestación y de la brutalidad policial en la web Midia Ninja. Otra manifestación del día 20 que reunió a 8.000 personas, terminó de forma pacífica, pero la cuarta del día 24 fue atacada de nuevo por la policía militar. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.