¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘Fotobloguear es mi ‘sustento’, dice Edward Echwalu, fotógrafo ugandés

This is one of  Edward Echwalus's photos.

Una de las fotografías de Edward Echwalus de un niño empujando una carretilla llena de botes de plástico con agua al este de Uganda. Foto publicada con autorización.

El nombre de Edward Echwalu se ha convertido rápidamente en un sinónimo de fotografía y microblogueo en Uganda. En una entrevista en exclusiva, el increíble fotógrafo habló con Global Voices sobre su pasión por la fotografía y bloguear.

Prudence Nyamishana (PN): ¿Cuándo te diste cuenta que lo tuyo era la fotografía?

Edward Echwalu (EE): I was like many Ugandan kids that didn’t know what my career path was headed even when I was in second year at Makerere University and like many Mass Communication students, I attended all the classes hoping that I would discover my passion along the way.

One day, a visiting professor from the USA came with his camera and encouraged us to integrate stories and photos. My life was completely changed. I immediately started taking pictures and compliments came from that direction. My passion was driven by that fact that my father had said that after my final semester at school, I would never see any of his money. I knew I had to earn a living. But I was glad that I had discovered my passion.

I took a bold step and from my tuition, boarded a bus to Nairobi, Kenya to buy a camera. I had been told that cameras are cheaper. I didn’t know anyone but that didn't stop me from going to buy a camera. I was very excited, I took photos of everything that came my way. But then I knew that I had to publicize my photos so I set up a blog and by then not many Ugandans were blogging. Part of my course had a design component so I designed business cards. And just before the semester closed, I was invited by the US embassy for an Editor’s meeting. It was an exclusive meeting with Editors of top-level media houses. I was only a student and the only portfolio I had was a link to my blog. So what I did out of excitement became my defining moment. And thereafter, I got many more emails from people that wanted me to do work for them including the Daily Monitor that took me on as a their photographer.

Edward Echwalu (EE): Como muchos chicos en Uganda no sabía hacia donde orientaría mi carrera profesional, incluso cuando estaba en el segundo año en la Universidad de Makerere, y al igual que muchos estudiantes de Ciencias de la Comunicación esperaba descubrir mi pasión mientras asistía a clases.

Un día, vino un profesor visitante de Estados Unidos con una cámara y nos animó a integrar fotografías e historias. Mi vida cambió completamente. Empecé a tomar fotografías y empezaron a elogiar mi trabajo. Mi pasión creció cuando mi padre me dijo que no me daría más dinero al final del semestre en la escuela, porque nunca conseguiría ganar dinero con esto. Yo sabía que tenía que ganarme la vida, pero estaba muy contento de haber descubierto cual era mi pasión.

Me arriesgué y con parte del dinero de la matrícula, me subí a un autobús a Nairobi para comprar una cámara. Me habían dicho que eran más baratas allí y no me detuvo el hecho de no conocer a nadie. Estaba muy contento y saque fotos de todo lo que se me ponía delante. Pero además sabía que tenía que publicar mis fotos, así que decidí abrir un blog, cuando no había muchos en Uganda. Parte de mi curso tenía un componente de diseño, así que diseñe unas tarjetas de negocio, y justo antes de que acabara el semestre me invitaron de la Embajada de la EE. UU. a una reunión con un editor. Era una reunión en exclusiva con editores de las mejores empresas de comunicación, mientras que yo era solamente un estudiante y mi portafolio se reducía a un enlace de mi blog. Así que lo que hice por un primer impulso, se convirtió en un momento definitivo en mi carrera. A partir de ahí, recibí más correos de personas interesadas en que trabajase para ellos, como el Daily Monitor que me contrataron como fotógrafo.

PN: ¿Cuál ha sido tu mejor momento como fotobloguero?

EE: They are quite a number of great moments but my best moment was when I received a call from London that I had been nominated for CNN African Journalism Awards. I didn’t know how to respond. The call came in when I was in a car with my friends going to party when I told them, the party started right there. For the first time I felt like somebody appreciated my work.

EE: Hay muchos buenos momentos, pero el mejor fue cuando me llamaron de Londres para decirme que había sido nominado a los Premios de Periodismo Africano de la CNN. No sabía cómo responder. La llamada tuvo lugar cuando iba de camino a una fiesta con mis amigos y al comentarlo, empezamos la fiesta en ese mismo momento. Por primera vez, sentí que alguien realmente valoraba mi trabajo.

Night fishing with kerosene lamps is common on the shores of Lake Victoria. Photo used with permission.

Pescar durante la noche con una lámpara de queroseno es algo habitual en Uganda. Foto publicada con autorización.

PN: ¿A que desafíos te enfrentas como fotobloguero?

EE: In Uganda people don’t appreciate talent. I keep pushing myself to do better work. At the university I didn’t learn much for most of what I know I learned from YouTube.

Equipment is very expensive and not available in Uganda yet photography here is easily unnoticed unless your work is exceptional. In journalism, photojournalists are always on the front line and yet in Uganda, they are not insured. Police have beaten me in my line of duty, I pursued the case but it fell off along the way. In 2009, during the Buganda riots, there was tension everywhere and every scene was a front-line the whole town was ablaze yet I wanted as many exclusive photos as possible. The Army was in charge so they started shooting at people- they arrested me and beat me I was taken to a police barracks where I was flogged. But there was no body to see me being beaten. Fortunately, I had airtime on my phone that was enough for a text message to my editor- who in turn sent a message that spread to many radio stations in Kampala- then the army men started wondering who I was and was released immediately. Then in 2011 during the “walk to work” protests, I was downtown taking pictures of the protesters. The army me shot warning bullets in the sky before I knew it, one soldier opened fire on the crowd and I saw a young man that had been full of life shouting a in front of me dead. I was traumatized and raged. I took more pictures despite the beatings. And all I could do was tell the young man’s story.

EE: En Uganda la gente no aprecia el talento. Por eso soy muy exigente conmigo mismo para hacer un trabajo mejor cada día. En la universidad no aprendí mucho, si lo comparo con todo lo que he aprendido por mi cuenta en YouTube.

El equipo es muy caro y no siempre lo encuentras, y con todo, a no ser que tu trabajo sea excepcional, la fotografía pasa bastante desapercibida en Uganda. En periodismo, los fotoperiodistas suelen estar siempre en la primera línea, pero en Uganda no están asegurados. Un policía me golpeó mientras hacía mi trabajo, denuncié el caso pero no recibí ningún apoyo. En 2009, durante los disturbios en Buganda había un gran tensión por todos lados, y cada escena era una primera linea porque toda la ciudad estaba en llamas, y yo quería sacar todas las fotos posibles. El ejército estaba al mando y empezaron a disparar a la gente, me arrestaron, me golpearon y me condujeron al cuartel de la policía donde me azotaron. Pero nadie podía ver lo que me estaban haciendo. Afortunadamente, aún tenía batería suficiente en mi teléfono para enviar un mensaje de texto a mi editor, quién envió un mensaje a otras muchas estaciones de radio en Kampala, fue entonces cuando la policía empezó a preguntarse quien podría ser y me liberaron inmediatamente. Más tarde, en 2011 durante las protestas de “Camina al Trabajo” estaba en el centro de la ciudad sacando fotos de los manifestantes, cuando el ejército disparó a modo de advertencia algunas balas al cielo, y  de repente, un soldado abrió fuego contra la multitud y vi como un hombre, al que había visto protestando tan solo unos minutos antes, caía muerto delante de mí. A pesar de los golpes saque más fotos. Todo lo que pude hacer fue contar la historia de este joven.

PN: ¿Qué significa ser un fotobloguero en Uganda?

EE: Photoblogging has opened very many doors for me. I have power in the camera. I chose ideas that relate to my global audience. I use blogging to raise awareness of issues. For example the nodding syndrome story that I covered in northern Uganda. The disease puzzled me; nobody seemed to have answers to it so I decided to travel to northern Uganda what I found there was shocking- I covered what it takes for a child to live with the disease. The response was overwhelming, people came up with ideas of how to get involved and as a result, there were campaigns to raise funds for the nodding syndrome. Media coverage increased internationally and locally. Photoblogging has helped me tell humanitarian stories that ordinarily would never appear in the mainstream media. Along the way, I found my niche I now do photography for development so I use more pictures and less words.

EE: Fotobloguear me ha abierto muchas puertas. La cámara me da poder para escoger las ideas que quiero contar a una audiencia global. Me valgo del blog para concienciar sobre algunos temas, como por ejemplo la historia del síndrome del cabeceo que cubrí en el norte de Uganda. La enfermedad me desconcertó; nadie parecía tener respuestas, por eso decidí viajar al norte de Uganda y lo que encontré fue impactante: mostré lo que era para un niño vivir con esta enfermedad. La respuesta de la gente fue abrumadora, muchos quisieron colabora con sus ideas, y el resultado final fueron las campañas para recaudar fondos para la enfermedad. La cobertura mediática repercutió a nivel nacional e internacional. El microblogueo me ha permitido contar historias que no aparecerían normalmente en los medios de comunicación tradicionales. Y en el camino, encontré mi especialización, la fotografía para hablar sobre el desarrollo, por eso, cada vez utilizo más imágenes y menos palabras.

PN: He visto muchas fotografías tuyas que nos cuentan una historia sin tan siquiera leer el pie de foto ¿cómo capturas esos momentos?

EE: I go out for emotions yet many photobloggers go for activity. When I capture the emotion I leave the field gratified. It is never easy capturing emotion it requires patience, time and skill. As a photographer you must be humane enough to tell the story. You need to feels what these people are feeling, with the nodding syndrome, I was angry I felt like the children deserved better.

EE: A diferencia de muchos fotobloqueros que buscan la actividad, yo busco las emociones. Cuando capturo una emoción me siento gratificado. Nunca es fácil captar una emoción porque requiere de paciencia, capacidad y tiempo. Hay que ser muy humano como fotógrafo para contar una historia y transmitir lo que la gente está sintiendo de verdad; con el síndrome del cabeceo estaba muy enfadado y sentí que esos niños se merecían algo mejor.

PN: ¿Qué es lo que te hace seguir adelante cuando las cosas se complican?

EE: Photoblogging is my sustenance. I don’t have a physical office I have encouraged photojournalists to pursue photoblogging that what I earn on a project is 98% of my annual revenue if I had a daytime job. I decided that the many hours I was giving to my employer, I invest it in my job, I feel that I am yet to tell the best story of my life- I don’t feel like I have taken my best picture yet. And for a long time, I used never to take compliments. Sometimes when I compare myself with other photographers around the world I know that I am not yet there so I have to keep pushing myself to the limits.

Yes, times have been tough when I lost my morale for any work. I felt like my work was not very impactful. I spoke to my mentor who told me to take a step back and for the first time in my career for a whole month, I did not click a camera, I didn’t take any picture and didn’t carry a camera or smart phone. I went on a wild adventure. Temptations came along the way but I used this season to jump-start my life and when the one month was over, I was ready for a fresh start. Then there is a time when my equipment was stolen; all my cameras, backup hard drives yet that was my life. I felt amputated. It took good encouragement to get me back to my feet. Friends organized and fund-raised about 2000 dollars contributions came from allover the world; Brazil, Ghana, Ethiopia US and many other countries. That was another defining moment, because I had global voices that were encouraging me to go on.

EE: Fotobloguear es mi sustento, No tengo una oficina física y el el 98% de mis ingresos procede de mis proyectos, lo equivalente a si tuviera un trabajo diario, por eso animo a todos los fotoperiodistas a trabajar como fotoblogueros. Decidí que las horas que debería trabajar para alguien, prefería invertirlas en mi propio trabajo y siento que aún no he contado la mejor historia, ni sacado la mejor fotografía de mi vida. También, durante mucho tiempo, no presté demasiado atención a los elogios y felicitaciones. A veces, cuando me comparo con otros fotógrafos en el mundo, sé que aún no he llegado a donde están ellos, por eso mi nivel de autoexigencia es el máximo.

También pasé por momentos difíciles en los que perdí la fe en mi trabajo. Sentía que mi trabajo no era lo suficientemente impactante y hable con mi mentor quien me aconsejó dar un paso atrás, y durante un mes, por primera vez en mi carrera, ni disparé mi cámara, ni tome ninguna foto con el teléfono móvil, y me lancé a una aventura salvaje. La tentación estaba ahí, pero utilice este periodo para recomenzar mi vida, y al final de mes estaba listo para comenzar de nuevo desde cero. Luego, me robaron todo el equipo, cámaras, discos duros, en fin, toda mi vida. Me sentí como mutilado, y necesite de mucho valor para volver a la realidad. Mis amigos consiguieron recaudar 2000 dolares, gracias a contribuciones de todo el mundo: Brasil, Ghana, Etiopía, los EE. UU. y muchos países más. Fue otro momento decisivo, porque conté con el apoyo de voces globales para seguir.

PN: ¿Qué le dirías a un bloguero que ha dejado o está a punto de dejar su blog?

EE: Giving up on a blog is like giving up on life. Whatever reasons made you open up a blog should keep you going. Many bloggers give up because they are not getting enough feedback but you have no idea that your blog might have been changing a life somewhere, even if it was one person that is all that matters. Sometimes we get discouraged over things that do not matter. Don’t lay your tools down; there are people out there that are feeding from your thoughts. Keep going.

EE: Renunciar a un blog es como renunciar a vivir. Sea cual fuera el motivo que te llevó a abrir un blog debes continuarlo. Muchos blogueros abandonan porque no reciben suficientes opiniones, pero no tienen ni idea si el blog sirvió para cambiar la vida de una persona, y aunque solo fuera una, ya por eso merece la pena. No te rindas y abandones tus herramientas, porque hay gente afuera que se alimenta con tus ideas. Sigue adelante.

Se puede ver el trabajo de Edwards aquí.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.