¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodista ucraniano acusado de traición por pedir el boicot del reclutamiento

Captura de pantalla de un vídeo de Ruslan Kotsaba en Youtube

Captura de pantalla de un vídeo de Ruslan Kotsaba en Youtube

El periodista ucraniano Ruslan Kotsaba ha pedido que se boicotee la última movilización militar en el país, y ahora se enfrenta a una acusación de traición. ¿Es realmente un traidor o simplemente ha ejercido su derecho a la libertad de expresión?

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) arrestó, acusándolo de traición, a Kotsaba, un reportero del canal 112, después de investigar un vídeo de YouTube en el que este periodista pedía que se boicoteara la última oleada de movilizaciones militares en Ucrania.

Ruslan Kotsaba tiene una complicada relación con el conflicto y con el gobierno ucraniano: con frecuencia ha sido duramente crítico con la respuesta gubernamental mientras informaba desde el frente, pero apoyó al movimiento Euromaidán y votó por Petro Poroshenko en las elecciones presidenciales. Como era de esperar, la detención de Kotsaba ha provocado una unánime reacción negativa de los rusos contrarios a Euromaidán, pero entre los ucranianos favorables a este movimiento las respuestas han sido más variadas y complejas.

El vídeo de YouTube de las declaraciones que hizo Kotsaba el 17 de enero causó un gran revuelo entre los internautas rusos y ucranianos, obteniendo más de 300 000 visitas y miles de comentarios en Twitter, VK y otras redes sociales. En el vídeo, Kotsaba hace un llamamiento para que «todas las personas razonables y sensatas rechacen esta movilización», en referencia al cuarto reclutamiento de hombres para la lucha contra los separatistas que ocupan el Este de Ucrania.

En otra entrevista con GlobalPost sobre el vídeo, Kotsaba dio explicaciones más detalladas de su oposición a la movilización: el periodista rechaza luchar en lo que denomina una «guerra civil» en contra de la postura oficial de Ucrania, según la cual, el conflicto del Este ha sido instigado por fuerzas rusas y no locales. Además, Kotsaba señaló que el presidente ucraniano Poroshenko no ha declarado el estado de guerra —ni civil ni de ningún otro tipo— en el país, por lo que cuestiona la legitimidad de la movilización.

Uliana, la esposa de Ruslan Kotsaba, informó del arresto de su marido vía Facebook el 8 de febrero, pocos minutos después de la medianoche.

Щойно передзвонив слідчий. Руслана затримано на 36 годин, до засідання суду, який прийме рішення щодо міри запобіжного заходу. Обшук і затримання проводилися за ухвалою суду в рамках “розслідування у кримінальному провадженні … за ознаками кримінального правопорушення, передбаченого ч.1 ст.111 КК України”.

El investigador acaba de llamar, Ruslan estará 36 horas detenido hasta la vista oral en la que se decidirá qué medidas preventivas le imponen. El registro y el arresto se llevaron a cabo con una orden judicial, dentro de «la investigación de un caso criminal»… lo que apunta a una violación de la ley, de acuerdo a la parte 1, artículo 111 del código penal ucraniano.

El artículo 111 de la primera parte del código penal de Ucrania se refiere al delito de alta traición, del que se ha acusado a numerosos ucranianos en 2014, por ejemplo, a dos personas que supuestamente planeaban varios atentados con bomba en Mykolaiv, un ciudadano que «seguía las órdenes de un servicio secreto extranjero» y un hombre que maquinaba el secuestro de un avión militar ucraniano.

Más tarde, Uliana Kotsaba informó en Facebook que la prisión preventiva de su marido podía durar «hasta 60 días».

Como era previsible, las esferas proseparatistas de la RuNet se indignaron por el arresto de Kotsaba, que inmediatamente atrajo la atención de numerosos usuarios de medios sociales y webs de noticias. Una cuenta falsa en Twitter favorable a Rusia, y que simula ser el jefe del estado checheno, Ramzan Kadyrov, calificaba a Kotsaba de pacifista y denunciaba el arresto del periodista:

La SBU ha detenido y al periodista ucraniano Ruslan Kotsaba y lo ha acusado de traición. Pidió la paz y habló contra la guerra fraticida.

La reacción en Ucrania fue más diversa: había acusaciones de que Kotsaba simpatizaba en demasía con Rusia y los separatistas, y condenas al gobierno ucraniano por no respetar la libertad de expresión. El popular bloguero ucraniano Sergey Naumovich respondió sucintamente al arresto de Kotsaba, dando por hecho su inclinación hacia Rusia:

Коцаба теперь будет ждать российские танки для своего освобождения

Ahora Kotsaba esperará que los tanques rusos le devuelvan la libertad

En opinión de Nastya Stanko, periodista de la cadena Hromadske de la televisión ucraniana, la respuesta de las autoridades ha sido desproporcionada.

Parece que la SBU se ha pasado con Kotsaba.

Un internauta ucraniano pro-Maidán zanjó la controversia sobre la postura de Kotsaba y su derecho a la libertad de expresión:

¿Defenderá la comunidad periodística a Kotsaba? No por su postura, que es discutible, sino por su DERECHO a expresarse libremente

Aunque hay muchos ucranianos pro-Maidán indignados con las violaciones de la libertad de expresión, las voces más sonoras vienen de los que tienen menos dudas sobre la decisión, como el popular bloguero ucraniano Dmytro Riznichenko, cuyo comentario en Facebook obtuvo 73 “me gusta”:

Західно-український журналіст і активіст, який стверджував, що “в Україні йде громадянська війна”, “російських військ на Донбасі нема” і закликав зривати мобілізацію. Коротше, працював на російську пропаганду.

Es un periodista y activista ucraniano occidental que afirma que hay una «guerra civil en Ucrania», que «no había tropas rusas en el Este» y ha pedido que se sabotee la movilización. En resumen, que trabajaba para el aparato ruso de propaganda.

El Sindicato Independiente de Prensa de Ucrania emitió una declaración admitiendo que las llamadas de Kotsaba al boicot parecían formar parte de «una campaña de información organizada», pero que aún así, para que las acciones del periodista constituyeran un delito de traición, la ley exigía pruebas más sólidas.

La detención de Kotsaba no es el único caso en el que el gobierno ucraniano ha atacado la disidencia sobre la movilización: el parlamentario ucraniano Anton Gerashchenko publicó en Facebook que la SBU arrestaría a cualquiera que asistiera a la manifestación contra la movilización que se ha convocado en Mariupol.

Si el tribunal acusa oficialmente a Ruslan Kotsaba de traición, es muy probable que en las próximas semanas se caldee el debate entre los defensores de la libertad de expresión y los que creen que boicotear la movilización estatal es antipatriótico.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.