- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Por un Código de la Familia para todas las familias cubanas

Categorías: Caribe, Latinoamérica, Cuba, Derechos humanos, LGBTQI+, Medios ciudadanos, Mujer y género, Periodismo y medios, Salud, Últimas noticias
Bildschirmfoto 2015-02-15 um 21.18.47

Artículo a partir del cual Alberto Roque escribe la carta abierta. Captura de pantalla por Sandra Abd´Allah-Alvarez Ramírez.

Alberto Roque, activista cubano por la diversidad sexual, ha publicado en su bitácora Homo Sapiens [1] una carta abierta a cinco diputados del Parlamente cubano, en la cual advierte sobre el trato tradicional, conservador y heteronormativo que la prensa cubana le ha dado al tema de la familia a propósito del 14 de febrero.

Roque, también miembro de la Sociedad Cubana de Estudios Multidisplicinarios de la Sexualidad (SOCUMES), [2] toma como punto de partida el artículo de la periodista Lisandra Fariñas, “Un código de amor para la familia”, [3] publicado en el periódico de mayor circulación en el país, Granma. En la nota, la periodista asevera: 

Asimismo, el texto persigue el fortalecimiento del matrimonio legalmente formalizado o judicialmente reconocido, fundado en la absoluta igualdad de derechos de hombre y mujer; el más eficaz cumplimiento por los padres de sus obligaciones con respecto a la protección, formación moral y educación de los hijos para que se desarrollen plenamente en todos los aspectos y como dignos ciudadanos de la sociedad socialista y la plena realización del principio de la igualdad de todos los hijos.

Esta es precisamente la crítica de Roque: el texto exalta un Código que ha quedado atrás en el tiempo y que desconoce la complejidad actual de la familia cubana. En su carta dirigida a los diputados Miguel Barnet, Miriam Ofelia Ortega, Mariela Castro Espín, Raúl Suárez y Oden Marichal plantea el también médico: 

El Código de Familia vigente es conservador y obsoleto a la luz de nuestro proyecto socialista de inspiración martiana y desde las evidencias científicas disponibles. Por lo tanto requiere una actualización urgente que promueva la garantía de los derechos de un grupo numeroso de ciudadanas y ciudadanas cubanos que no nos sentimos representados en la letra y espíritu de la versión actual.

Al final del mencionada artículo Fariñas asevera: 

Vanguardista, revolucionario, símbolo de progreso: relaciones más justas, democráticas y equitativas al interior de la familia; que puede traducirse en más que concordia y amor, eso ha sido el Código de Familia.

El bloguero y activista Francisco Rodríguez, como reacción y en apoyo a la carta publicada por Roque, expresa en su bitácora Paquito el de Cuba [4]:

De todos modos, es lamentable que no haya en toda este extemporáneo panegírico de una ley ampliamente superada por el tiempo, ni siquiera una mención a cuáles son esas nuevas “demandas” y “escenarios” sociales que obligarían a cambiarla, ni qué “modificaciones” comprende ¡ese tan largo estudio! que buscaría darles respuesta.

Un nuevo Código de Familia [5] cubano lleva más de 15 años esperando ser presentado y discutido en el Parlamento Cubano. Esta propuesta ha sido promovida por la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer de la Asamblea y la Federación de Mujeres Cubanas e incluye como cambios fundamentales la unión civil entre personas del mismo sexo [6] y la política de atención a las personas trans, además de hacer ilegal que un padre o una madre excluya a su hijo/a de su vivienda o afecte sus derechos.