¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Dinamarca en la encrucijada luego de la muerte de dos personas en ataques en Copenhague

"Old lady lighting a candle in honor of #CopenhagenShooting victims 2night in front of Aarhus city Hall alongside 100s," tweets @Fatenhbu

“Anciana enciende una vela en honor de las víctimas de los tiroteos en Copenhague, frente a la municipalidad de Aarhus, junto a cientos de personas”, tuitea @Fatenhbu.

En 2013, Dinamarca se coronó como el “País más feliz del mundo”, lo que permitió a los daneses enorgullecerse del ambiente seguro, tolerante y libre que su país ofrece a su pueblo. En el Día de San Valentín, el amor no estaba en el aire de un café de Copenhague. Un hombre abrió fuego en un debate sobre libre expresión en un café local, dejando a la nación anonada e incrédula.

El hombre, identificado por los medios daneses como Omar Abdel Hamid El-Hussein, de 22 años, disparó varios tiros durante la actividad, y mató al director de cine Finn Norgaard, de 55 años. Luego, en otro ataque, El-Hussein mató a tiros a Dan Uzan, de 37 años, un judío que vigilaba la sinagoga de Copenhague durante la noche.

Los dos ataques, realizados por el mismo hombre, también dejaron cinco policías heridos. El responsable de los ataques fue abatido a tiros por la policía la mañana del domingo 15 en su barrio de Norrebro. La policía danesa también arrestó a dos personas relacionadas con los ataques, y afirmaron que ayudaron al sospechoso con armas y a ocultarse.

El artista sueco Lars Vilks, que asistía al debate, ya habia recibido amenazas de muerte por sus dibujos del profeta Mahoma, y se cree que era el objetivo del ataque. Ahora está en un escondite. También asistía el embajador francés Francois Zimeray. Ambos salieron sin daño del ataque.

En Twitter, Angelique Chrisafis, corresponsal de The Guardian en París, publica esta fotografía de la ventana delantera del bar, agujerada de balas:

Ataques en Copenhague: ‘todo el bar recibió una lluvia de balas’.

Investigaciones posteriores revelaron que El-Hussain acababa de ser liberado de prisión, luego de cumplir una sentencia por apuñalar a un adolescente en un tren en 2013.

El ministro del Asuntos Exteriores de Dinamarca, Martin Lidegaard, dijo a la BBC que el sospechoso estaba en el radar de la policía por sus actividades pandilleras previas, y que no se trataba de un combatiente reincidente, sino un ciudadano danés con una reputación violenta. Instó al pueblo danés a “estar unido” y “no vivir con temor”.

Las personas en medios sociales inmediatamente expresaron apoyo y solidaridad, y publicaron fotografías de personas reunidas afuera de la sinagoga y colocando flores en el lugar en que Uzan fue abatido.

Multitudes reunidas afuera de una sinagoga en Copenhague donde un hombre murió acribillado, flores y notas – “No dejaré que el miedo gobierne”.

Primer ministro danés coloca flores afuera de la sinagoga Krystalgade en Copenhague, luego de los ataques en un centro cultural.

Lugar en Copenhague donde el atacante de Dinamarca fue abatido por la policía el domingo – lleno de flores.

Philip Halloun, ciudadano árabe nacido en Dinamarca, creó una imagen de la bandera danesa, con un texto en árabe que dice: “Dinamarca mi hogar”. Publicó la imagen en su página de Facebook y al poco tiempo ya tenía varios ME GUSTA:

10993518_10153091561160148_7970963613680314384_o

Y FunAbridged publicó este meme:

N. del T: en esta imagen se juega con la palabra Copenhagen, Copenhague en inglés, y cambia la sílaba final. GEN, por GUN, pistola.

Francia, que no es novato en lidiar con el terrorismo luego del ataque a Charlie Hebdo, no mostró vacilación en hacer extensivo su apoyo a Dinamarca.

El periódico francés “Libération” mostró su solidaridad dedicando la primera plana a Dinamarca “Somos daneses”:

«Somos daneses», portada de Libération de mañana.

Y Maxime Haes publicó esta caricatura que muestra la solidaridad de Francia con Dinamarca:

Bello dibujo. Sobre todo, muy fuerte.

Lynn Watanabe, estudiante japonesa de intercambio de 21 años en Aarhus, dice que esperaba que unos amigos la visitaran por su cumpleaños esa semana, pero se sorprendió cuando sus amigos le dijeron que sus padres estaban en contra de que viajaran a Europa en este momento porque temían que la región fuera blanco de ataques terroristas, sobre todo después de que el ISIS dio a conocer un video donde sostenían hacer decapitado a un periodista japonés. Watanabe le dijo a Global Voices Online que trató de convencerlos de que Dinamarca era seguro, y sus amigos en Dinamarca le aseguraron no había un lugar más seguro.

I was quite surprised about this attack and was relieved that they didn't come. When my friends told me about cancelling their trip, I thought it was too much, but now, I think their decision was right. Everywhere has potential to be attacked.

Me sorprendió mucho este ataque y me sentí aliviada cuando no vinieron. Cuando mis amigos me dijeron que cancelaban su viaje, pensé que era demasiado, pero ahora creo que su decisión fue correcta. Todos los sitios tienen el potencial de ser atacados.

Watanabe celebraba San Valentín y su cumpleaños con otros amigos en Copenhague al momento de los ataques y se dio cuenta de que no hay lugar realmente seguro.

El domingo en la noche, la ciudad de Aarhus se unió a Copenhague en su duelo por las víctimas de los ataques. Cientos de personas se reunieron alrededor de la muncipalidad cuando el alcalde de Aarhus, Jacob Bundsgaard, exhortó a la sociedad danesa a que se mantuviera unida y creyera en los valores de la democracia y la libertad. Las personas alzaron la bandera de Dinamarca, encendieron velas y dejaron flores en honor de las víctimas de los ataques en Copenhague el fin de semana de San Valentín.

Cientos de personas se reúnen afuera de la municipalidad de Aarhus en solidaridad con el ataque en Copenhague para honrar a las víctimas.

Velas encendidas alrededor de la municipalidad de Aarhus esta noche en señal de duelo por las víctimas del ataque en Copenhague. Cientos de asistentes.

Aarhus, la segunda ciudad de Dinamarca, es conocida por ser el lugar de origen del polémico periódico que imprimió originalmente las caricaturas del profeta Mahoma en 2005. También ahí está la polémica mezquita Grimhøj, que presuntamente apoyó públicamente al ISIS, y es responsable de enviar al menos a 22 de los cien combatientes que salieron de Dinamarca para unirse al ISIS en Siria e Iraq — acusaciones que el Imam de la mezquita, Abu Bilal Ismael, ha negado.

En una entrevista que le realicé al Imam, afirmó que no tenía idea de quién va a luchar hasta después de que regresan, y sostiene que la mezquita no anima a los adultos jóvenes a unirse a los combatientes en el extranjero. Sugirió que lo que esos jóvenes ven en los medios sociales y las atrocidades cometidas por el presidente sirio Bashar Al Assad provoca su sentido de envidia y naturaleza protectora de su religión y su pueblo, que puede haberlos llevado a luchar al lado de sus hermanos en el extranjero.

También se ha informado que Ismael ha pedido públicamente que maten a judíos, según un video que ha aparecido en medios sociales de nuevo luego de la muerte del guardia judío.

Explicó su posición diciendo que simplemente estaba diciendo una oración para pedir a Dios que tomara venganza y castigara a los asesinos sionistas, específicamente los que cometen crímenes contra la humanidad en Gaza, Palestina, y no el pueblo judío en general.

“I didn’t call for the killing of non-Muslims and it’s not in our religion to do so, because our religion forbids us to call for killing of the innocent. I didn’t call for the killing for the innocent people whether Jewish or non-Jewish. They took my words out of context and repainted them in a different picture,” he said.

“Nio pido que se mate a no musulmanes y no está en nuestra religión hacer eso, porque nuestra religión nos prohíbe pedir que se mate a inocentes. No hice un llamado para matar personas inocentes, ya sean judías o no judías. Sacaron mis palabras de contexto y las pintaron en una imagen diferente”, dijo.

Aarhus también ha recibido amplias críticas, especialmente de parte de partidos conservadores como el Partido Popular danés, contrario a la inmigración, por adoptar una postura suave al lidiar con jihadistas que regresaron, encontrándoles trabajo y ayudándolos a reintegrarse con la sociedad danesa. Esto contrasta con las duras leyes adoptadas por paíces cercanos como Francia, Alemania y el Reino Unido.

Pero para un bloguero que usa el nombre de Che's Little Brother [Hermanito del Che], se debe tomar el incidente como una oportunidad para discutir la inmigración y el multiculturalismo en Dinamarca:

Copenhague reinicia el debate sobre la seguridad de los judíos en Europa. ¿Qué tal un debate sobre inmigración y multiculturalismo en general?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.