¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La policía de Indonesia mata a jóvenes manifestantes: Papúa occidental reclama justicia

West Papuan students in Java held a protest last month to condemn the killing of Papuan children by the Indonesian police. Photo from Facebook page of Free West Papua Campaign.

Estudiantes de Papúa occidental en Java durante las protestas que protagonizaron el mes pasado para condenar la matanza de niños en Papúa por la policía de Indonesia. Foto de la página en Facebook de la campaña Free West Papua.

Activistas de Papúa occidental y abogados independientes reclaman justicia por la matanza de jóvenes civiles que la policía llevó a cabo.

El 8 de diciembre 2014, las fuerzas de seguridad indonesias abrieron fuego presuntamente contra unos 800 manifestantes pacíficos, entre ellos mujeres y niños, en el distrito de Paniai. Las protestas estaban basadas en los acontecimientos de la noche anterior cuando la policía golpeó a varios niños en Papúa. Mataron a cinco manifestantes y al menos otros 17 resultaron heridos, según un informe de Human Rights Watch, donde se explica que los abusos son frecuentes en esa región:

The December 8 shootings are emblematic of the routine human rights abuses that security forces carry out with impunity in Papua, in the extreme eastern of the Indonesian archipelago. Over the last 15 years, Human Rights Watch has documented hundreds of cases in which police, military, intelligence officers, and prison guards have used unnecessary or excessive force when dealing with Papuans taking part in protests. While a handful of military tribunals have been held in Papua for security force personnel implicated in abuses, the charges have been inadequate and soldiers who committed abuses continue to serve.

Los tiroteos del 8 de diciembre son una muestra rutinaria de los abusos de derechos humanos que las fuerzas de seguridad llevan a cabo sin ningún tipo de impunidad en Papúa, en el extremo oriental del archipiélago indonesio. En los últimos 15 años, Human Rights Watch tiene constancia de cientos de casos donde la policía, militares, oficiales del servicio de inteligencia y guardias de prisión han utilizado fuerza innecesaria o excesiva para confrontarse con los manifestantes . Mientras que varios tribunales han detenido a personal de las fuerzas de seguridad implicado en abusos, los cargos han sido inadecuados y los soldados acusados continúan en servicio activo.

La anexión de Papúa occidental, país rico en minerales y antigua Melanesia, por el régimen militar de Indonesia en 1960, provocó migraciones, dificultad y muerte entre la población indígena. Además, a pesar de los descarados abusos contra los derechos humanos y la institucionalizada destilación de la cultura local, las fuerzas colonizadoras han fallado en acallar el espíritu de determinación e independencia entre la gente.

Benny Wenda, líder independiente de Papúa occidental que vive en el exilio en Reino Unido, condenó la matanza de los civiles:

Nos culpan por una violencia que no hemos generado y nos persiguen por expresar nuestros deseos de ser libres.

En esta web, Wenda acusa a las fuerzas de policía indonesias por la brutalidad que han cometido en Timika, Papúa occidental:

I am appalled that such police barbarism can go ahead unnoticed against innocent and defenseless people, especially at such close proximity to the world’s largest goldmine, Indonesia’s biggest taxpayer.

Estoy en estado de shock ante la barbarie de la policía contra gente inocente e indefensa y que siga adelante pasando desapercibida, y especialmente tan cerca del mayor yacimiento de oro mundial donde Indonesia es el mayor contribuyente.

Varias personas han comentado en Twitter el sufrimiento de los residentes en Papúa occidental:

Si algunas vez has perdido a un ser amado reserva un pensamiento para la gente de Papúa occidental que está siendo asesinada, violada y torturada casi a diario de forma inhumana.

¿Nadie va a hablar de Papúa occidental?

Papúa occidental. No se trata de guerra, ni de conflicto, sino de OCUPACIÓN, con el consentimiento internacional.

La situación de Paúa occidental no mejoró en 2014: continúan los abusos contra los derechos humanos. Como siempre los negocios bajo el control del presidente Joko Widodo

El gobierno de Indonesia ha prometido investigar las matanzas. Una comisión de investigación de derechos humanos va a difundir un informe en relación con los incidentes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.