¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sorpresa por el homenaje del Carnaval de Río al brutal dictador de Guinea Ecuatorial

La escuela de samba Beija-Flor desfila este año en el Carnaval de Río entre alegaciones de haber recibido fondos de una dictadura africana. Imagen de Marcelo Fonseca. Derechos de autor: Demotix

La escuela de samba Beija-Flor desfila este año en el Carnaval de Río entre alegaciones de haber recibido fondos de una dictadura africana. Imagen de Marcelo Fonseca. Derechos de autor: Demotix

La prensa y los medios sociales de Brasil han vivido una semana de gran agitación desde que la escuela de samba Beija-flor fuera coronada campeona del Carnaval de Río de Janeiro al tiempo que se le acusaba de haber recibido fondos del gobierno autocrático de Guinea Ecuatorial.

La escuela de samba Beija-flor de Nilóponis desfiló en el sambódromo de Sapucaí el 15 de febrero con el tema «Un griot cuenta la historia: Mirada a África y al surgimiento de Guinea Ecuatorial. Sigamos las huellas de nuestra felicidad» pocos días después de que el periódico O Globo informase que había recibido 3,5 millones de euros (unos 4 millones de dólares) del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Aunque el reportaje no mencionaba sus fuentes, fue suficiente para que la noticia se extendiera por todo el mundo.

Después siguió una serie de informaciones contradictorias. Primero, el director artístico de Beija-Flor, Fran Sérgio Oliveira, dijo a los periodistas que no habían recibido dinero del gobierno de Guinea Ecuatorial, sino de contratistas brasileños que tienen negocios en el país africano. Entre ellas, Odebrecht, Queiroz Galvão y Andrade Gutierrez, tres empresas que actualmente están siendo investigadas por su papel en una red de corrupción en la que también está implicada la compañía petrolífera estatal Petrobras.

También añadió que los ciudadanos de Guinea Ecuatorial «están contentos con el presidente»:

O governo da Guiné não nos deu dinheiro, e sim apoio cultural. Eles nos cederam livros, fotos e outros materiais. É um povo (da Guiné) que sofreu muito e que, através do seu presidente, está construindo um país novo, que pensa em saúde, infraestrutura, saneamento básico. O povo é superfeliz com isso, então não importa o regime.

El gobierno de Guinea no nos ha dado dinero, solo apoyo cultural. Nos ha regalado libros, fotos y otros materiales. Son gente que ha sufrido mucho y, a través de su presidente, están construyendo un nuevo país que piensa en la salud, las infraestructuras y el saneamiento básico. El pueblo está superfeliz con eso, así que el régimen no importa.

Esta versión fue confirmada por el gobierno de Guinea Ecuatorial en una declaración oficial emitida el 19 de febrero. Dicha declaración, firmada por el ministro de Información, Teobaldo Nchaso Matomba, afirma que:

(…) la iniciativa de realizar este homenaje a Guinea Ecuatorial no ha partido del Gobierno de Guinea Ecuatorial, ni desde la Presidencia de la República. Se trata de una iniciativa que ha surgido desde las empresas brasileñas que operan en Guinea Ecuatorial, conjuntamente con la escuela Beija Flor.

Odebrecht se apresuró a negar que hubiera financiado el desfile de Beija-Flor, manifestando que nunca había tenido contratos en Guinea Ecuatorial. Según O Globo, las demás empresas mencionadas no hicieron comentarios.

No obstante, el mismo día, el embajador de Guinea Ecuatorial en Brazil, Benigno Pedro Matute Tang, dio otra versión de los hechos, contradiciendo la declaración oficial de su propio gobierno. Matute dijo al diario O Estado de S. Paulo que unas 30 empresas del país africano habían llevado a cabo una especie de financiación popular para el desfile Beija-Flor, recaudando una suma de entre 4 y 5 millones de reales (de 1,3 a 1,6 millones de dólares). El embajador explicó:

Foram financiadores culturais. Um deu 50 euros, outro deu 100 euros. Não temos como saber quanto cada um deu, o valor exato. O governo não tem nada a ver com isso. Somente pessoas do meio cultural. O que a imprensa divulgou é uma soma muito excessiva. Se quiserem, podemos verificar e fazer a estimativa em detalhes em vez de falar no ar.

Fue una financiación cultural. Uno dio 50 euros, otro dio 100. No hay forma de saber cuánto dio cada uno, el valor exacto. El gobierno no tiene nada que ver con eso, fueron personas del medio cultural. La suma que menciona la prensa es exagerada. Si lo desean, podemos verificarlo y hacer una estimación en detalle en lugar de elucubrar.

Al final, la Fiscalía General Federal de Brasil anunció que investigará la supuesta donación.

Mientras tanto, «Beija-Flor» fue tema de tendencia mundial en Twitter el 19 de febrero. Los brasileños no desaprovecharon la oportunidad de hacer chistes:

HAGAN SITIO gente, que llega Beija Flor 2016.

Aunque otros se mostraban críticos:

¡Eh, Guinea Ecuatorial! Si no quieren que se ventilen sus trapos sucios en los periódicos, la próxima vez no pongan dinero en Beija-Flor, sino en el HSBC. [El comentario hace referencia a que los medios brasileños no han publicado ni un solo artículo sobre la lista Falciani, a pesar de que en ella aparecen varios importantes empresarios y políticos brasileños].

En Facebook, el grupo de activistas Coletivo Projetação publicó un vídeo de su protesta «Dictador en la pasarela», en el que proyectan mensajes de condena a Obiang en un muro mientras Beija-Flor desfila por Río.

El amor del hijo pródigo por Brasil

Obiang, que llegó al poder en 1979, tras un sangriento golpe de estado, está acusado de innumerables violaciones de los derechos humanos. El país tiene el mayor PIB per cápita de África (37 000 dólares), y aún así, el 77% de la población vive por debajo del nivel de la pobreza, un 35% muere antes de los 40 años y el 58% carece de agua potable, según la ONG Global Witness.

El acaudalado jefe de estado está en la lista de «Predadores de la libertad de información» que publicó Reporteros Sin Fronteras en 2013, mientras que Guinea Ecuatorial ocupa el puesto 168 en el índice de libertad de prensa de la organización francesa.

El hijo de Obiang en el homenaje del bloco afro Ile Aiye a Guinea Ecuatorial durante el carnaval de Salvador de 2013, junto a la famosa presentadora brasileña Regina Casé. Imagen de Beto Jr/Agecom Salvador

El hijo de Obiang en el homenaje del bloco afro Ilê Aiyê a Guinea Ecuatorial durante el Carnaval de Salvador de 2013, junto a la famosa presentadora brasileña Regina Casé. Imagen de Beto Jr/Agecom Salvador

El hijo de Obiang, Teodorín –que muy probablemente heredará el «trono» de su padre– está siendo investigado por la Fiscalía General Brasileña desde 2013 por blanqueo de dinero. La investigación se realiza en colaboración con Estados Unidos y Francia, cuyo gobiernos ya han confiscado parte de su patrimonio.

A pesar de todo, ambos han sido asiduos visitantes del glamoroso Carnaval de Río durante los últimos 10 años. Estas visitas forma parte de la campaña de lavado de imagen que Obiang comenzó en 2001, utillizando sus petrodólares para influenciar el mundo del espectáculo, el deporte y la diplomacia internacional. 

Tampoco es esta la primera vez que un carnaval brasileño homenajea a Guinea Ecuatorial. En 2013, el tema del desfile de Ilê Aiyê, uno de los blocos más tradicionales de Salvador (a diferencia de Río, en el Carnaval de Salvador, las estrellas son blocos en lugar de las escuelas de samba), fue «Guinea Ecuatorial – De la herencia ancestral a la generación actual».

Ilê Aiyê, fundado en 1974 en Curuzu, es uno de los barrios predominantemente afrobrasileños de Salvador, célebre en el estado de Bahía por su contribución a la autodeterminación del pueblo de descendencia africana. La propia ciudad de Salvador está ya considerada la «capital africana» de Brasil, y «la ciudad más negra del mundo fuera de África», donde al menos un tercio de la población se identifica como negra.

Cartel de Ilê Aiyê para el carnaval 2013. Por raro que parezca, la prensa brasileña no prestó mucha atención al asunto en ese momento.

Cartel de Ilê Aiyê para el Carnaval 2013. Por raro que parezca, la prensa brasileña no prestó mucha atención al asunto en ese momento.

La institución niega haber recibido fondos del gobierno dictatorial para su desfile, a pesar del tema, pero este hecho nunca fue investigado por una institución independiente. A diferencia del escándalo que rodea este año a la escuela de samba Beija-flor, en aquella ocasión, la cuestión de la financiación pasó prácticamente desapercibida entre la prensa.

En un reportaje que emitió una cadena de televisión de Salvador en febrero de 2013, un periodista entrevistaba a Teodorín, que describía el efecto positivo de que Ilê Aiyê representara a su país:

Muito positiva. Esta relação calorosa entre nossos irmãos da Bahia, o Ilê Aiyê que faz está homenagem importante à Guiné Equatorial. Nós somos um pequenos país com pouco mais de 1 milhão de pessoas. Agora, muitos brasileiros saberão da existência deste país

Muy positivo. Esta cálida relación con nuestros hermanos de Bahía, Ilê Aiyê está haciendo este importante homenaje a Guinea Ecuatorial. Siempre fuimos un pequeño país con poco más de un millón de habitantes. Ahora, muchos brasileños conocerán la existencia de nuestro país.

El reportaje no dice ni una palabra sobre el controvertido régimen ecuatoguineano.

De hecho, todavía está abierta  la oferta a compositores de música para participar en el homenaje de ese año en la web de IRDEB, el organismo público responsable de la cadena de radio donde Ilê Aiyê realiza un programa. Curiosamente, la toma del poder por Obiang se denomina en la web un «golpe de libertad»:

Efetivamente o Golpe de Liberdade marca um grande rito, não só na história de Guiné Equatorial como, em geral, na história da humanidade. Não foi um simples golpe militar, como tantos outros na África, e sim uma verdadeira metamorfose social. O país a época do então Tenente Coronel Obiang, assistiu a partir daquele momento uma mudança determinante nas estruturas sociais que permitiu um novo momento histórico, político e cultural em Guiné Equatorial.

Efectivamente, el Golpe de Libertad marca un gran hito, no solo en la historia de Guinea Ecuatorial, sino también en la historia de la humanidad en general. No fue un simple golpe, como tantos otros en África, sino una auténtica metamorfosis social. A partir de ese momento, en la época del teniente coronel Obiang, el país ha asistido a un cambio determinante en sus estructuras sociales que ha permitido un nuevo momento histórico, político y cultural en Guinea Ecuatorial.

Teodorín eludió presentarse a un juicio en Francia mientras se encontraba en el Carnaval de Salvador, donde celebró una fiesta en una lujosa mansión de una playa cercana a la ciudad, a la que asistieron famosos del espectáculo y la política.

Aproximadamente la mitad de la población de Guinea Ecuatorial carece de agua potable e instalaciones sanitarias básicas, según las estadísticas oficiales de 2012 citadas por HRW. Imagen de John y Mel Knots/Flickr, CC-BY-NC-SA

Un playboy internacional, Teodorín parece llevar en Brasil el mismo estilo de vida que lleva en Francia y Estados Unidos. La Fiscalía General de Brasil descubrió que tiene un ático de 1500 m² en São Paulo valorado en 56 millones de reales (unos 19,5 millones de dólares), así como un lujoso apartamento en Ipanema, la zona más exclusiva de Río de Janeiro. La fiscalía también descubrió que posee al menos ocho coches de lujo en Brasil, entre ellos un Lamborghini Aventator, un Maserati y un Porsche Cayenne, que suman 30 millones de reales (unos 10 millones de dólares).

João Luiz Mauad, director del Instituto Liberal (organización presidida por Rodrigo Constantino, un columnista de derechas de los medios brasileños), recordó a sus lectores que Guinea Ecuatorial tiene una larga y sólida relación con el gobierno brasileño. En un artículo titulado «En defensa de Beija-Flor», escribió:

Para se ter uma idéia de quão estreitas são essas relações, somente nos últimos cinco anos dois presidentes brasileiros visitaram aquele país oficialmente, enquanto Obiang – o cruel ditador – também aqui esteve pelo menos uma vez, em visita oficial. Lula voou para lá, pela primeira vez, em 2010, quando assinou acordos de cooperação e perdoou 80% da dívida da Guiné com o Brasil. Posteriormente, já em 2013, Lula voltou lá, desta vez como “caixeiro viajante”, em missão oficial, acompanhado de diversos empresários tupiniquins, interessados em fazer negócios naquele país.

Sabe-se de alguns projetos em andamento na Guiné Equatorial, operados por empresas brasileiras, e de pelo menos um financiado pelo BNDES, com dinheiro dos pagadores de impostos de Pindorama.  O Itamarati, órgão de Estado encarregado das políticas com o exterior, tem uma página na internet somente para descrever os profícuos laços diplomáticos e comerciais com aquele país africano, cuja relação data de 1974 – mais de 40 anos, portanto. […]

Nunca ouvi ninguém criticar as empresas que lá estão fazendo obras faz tempo. Por que então todo esse alarido com o patrocínio recebido pela Beija-Flor?  A escola nada mais fez do que uma transação comercial com um “país amigo”.

Para tener una idea de hasta qué punto son estrechas las relaciones, solo en los últimos cinco años dos presidentes brasileños realizaron visitas oficiales a ese país, mientras que Obiang –el cruel dictador– también ha venido al menos una vez, también de forma oficial. El expresidente Lula fue a Guinea por primera vez en 2010, donde firmó acuerdos de cooperación y condonó el 80% de la deuda de Guinea con Brasil. Lula volvió en 2013, esta vez como «viajante de comercio», en una misión oficial acompañado de numerosos empresarios brasileños interesados en hacer negocios con ese país.

Se sabe de varios proyectos en marcha en Guinea Ecuatorial operados por empresas brasileñas, y de al menos uno financiado por el BNDES [Banco Brasileño de Desarrollo] con dinero de los contribuyentes. Itamaraty, el organismo estatal responsable de las relaciones exteriores, tiene una página web dedicada solamente a describir los provechosos vínculos diplomáticos y comerciales con este país africano, con el que existen relaciones desde 1974, hace más de 40 años. (…)

Nunca he oído a nadie criticar a las empresas brasileñas que tanto tiempo llevan operando allá. ¿A qué viene todo ese alboroto por el patrocinio de Beija-Flor? La escuela no ha hecho nada más que una transacción comercial con un «país amigo».

Obiang recibe al antiguo persidente de Brasil, Lula da Silva, en visita oficial a Malabo en 2010. Imagen del Blog de Planalto/Flickr (CC BY-NC)

Obiang recibe al expresidente de Brasil, Lula da Silva, en visita oficial a Malabo en 2010. Imagen del Blog de Planalto/Flickr (CC BY-NC)

Las financiaciones turbias tampoco son nada nuevo en el Carnaval de Río de Janeiro. «Si no fuera por el dinero sucio, no tendríamos el mayor espectáculo del planeta» dijo Neguinho da Beija Flor, uno de los veteranos compositores de la escuela de samba ganadora de 2015, en una entrevista que dio a Rádio Gaúcha el 19 de febrero.

Tutu Alicante, un prominente activista ecuatoguineano residente en Estados Unidos, dijo a la revista brasileña Carta Capital que espera que el escándalo de Beija Flor ayude a arrojar luz sobre el corrupto y déspota gobierno de su país:

A atenção dada a este escândalo pode alimentar uma discussão sobre as relações entre o governo brasileiro e o regime ditatorial de Obiang. Lula e Dilma estiveram por diversas vezes na Guiné Equatorial e isso é uma vergonha. Não há democracia no meu país. Não há espaço para a oposição ou qualquer organização social, e a mídia não é livre. E nenhuma dessas questões foi levantada por Lula, Dilma ou por qualquer diplomata do governo brasileiro.

La atención que se ha dado a este escándalo podría alimentar el debate sobre la relación del gobierno brasileño con el régimen dictatorial de Obiang. Lula y Dilma han estado varias veces en Guinea ecuatorial, y eso es una vergüenza. No hay democracia en mi país. No hay espacio para la oposición ni para organización social alguna, y la prensa no es libre. Ni Lula, ni Dilma, ni ningún otro diplomático del gobierno brasileño han abordado estas cuestiones.

Como publicó la profesora Sylvia Moretzsohn en su página de Facebook, quizás en todo esto hay un lado positivo:

Mas pensando bem tudo tem seu lado positivo. Por exemplo: quantos já tinham ouvido falar na Guiné Equatorial? Mais: quantos se preocupavam com o que se passava por lá? Então, de repente, ficamos sabendo que, 1. A Guiné Equatorial existe; 2. A Guiné Equatorial é governada há décadas por um ditador sanguinário típico; 3. Que o referido ditador é frequentador assíduo de nossas terras. Quem sabe devêssemos agradecer à Beija-Flor por essas informações. Tudo bem que o samba não falou de nada disso, mas aí também seria pedir demais. Pode ter sido até um toque de sutileza. Quem sabe?

Pero bien pensado, todo tiene su parte positiva. Por ejemplo, ¿cuántos de nosotros había oído hablar de Guinea Ecuatorial antes de esto? Es más, ¿a quién le preocupaba lo que estuviera pasando allí? Así que de repente, sabemos que 1) Guinea Ecuatorial existe; 2) Guinea Ecuatorial lleva décadas gobernada por el típico dictador sangriento; 3) que dicho dictador es un visitante asiduo de nuestras tierras.
Quizás deberíamos agradecer toda esta información a Beija-Flor.
Es cierto que su canción no menciona nada de esto, pero eso sería pedir demasiado. Tal vez solo estaban siendo sutiles. ¿Quién sabe?

Una versión previa de este artículo identificaba erróneamente al hombre de la segunda fotografía como el presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Obiang no aparece en esa foto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.