¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un reciente vídeo de propaganda de ISIS muestra insólitos informes del rehén británico John Cantlie

A screen-shot of the latest IS propaganda video, highlighting British hostage John Cantlie as its reporter.

Captura de pantalla del último vídeo propagandístico de ISIS, destaca el rehén John Catlier como su reportero. 

El periodista y fotográfo británico John Cantlie, de 46 años, quien está retenido por ISIS desde 2012, apareció en el último vídeo propagandístico de dicho grupo, publicado el 9 de febrero. La ramificación de Al-Qaeda e ISIS ha logrado controlar grandes extensiones de Iraq y Siria.  

Cantlie describió el vídeo como el último de su serie, y habló de su vida en Siria en el distrito Al Bab, situado al noreste de Aleppo, así como de la educación y la ley Sharia. En el vídeo, también entrevista a dos militantes sobre las muertes de los líderes de ISIS y sobre los recientes ataques del Charlie Hebdo en Francia.

El estilo documental de la grabación es muy distinto a las series anteriores de difusiones de ISIS en las que aparecía Cantlie. En las dos partes de “Préstame Tus Oídos” las conferencias mostraban a Cantlie sentado en una mesa con un fondo negro, vestido con un mono naranja, mientras pronunciaba varios mensajes sobre la intervención en Siria.

Ahora, en el nuevo vídeo, “Desde dentro de Halab”, ISIS parece haberle dado a Cantlie más protagonismo en sus vídeos publicitarios, presentándolo como un hombre libre que puede recorrer los mercados, paísajes a la orilla del río, e informar desde primera línea, como haría un documentalista. Esta vez, Cantlie viste una chaqueta de cuero marrón y pantalones negros, y pronuncia términos árabes con soltura.

Producido por Al Hayat Media Center, que se define a sí mismo como la “División de medios de ISIS en inglés”, la reproducción comienza con Cantlie escalando y caminando entre las ruinas del distrito Al-Bab en Aleppo. Cantlie empieza diciendo:

We're in a city that's been at the heart of the fighting since summer 2012. Used to be home to more than two million people, and housed some of the most ancient architecture all of the Middle East. But now after two years of bitter fighting, much of the city lies in ruins, and many of the people have fled.

Estamos en una ciudad que ha sido centro de batallas desde el verano de 2012. Solía ser el hogar de más de dos millones de personas, y albergó algunas de las más antiguas arquitecturas de todo Medio Oriente. Pero ahora tras dos años de desoladoras batallas, gran parte de la ciudad está en ruinas, y mucha de su población ha huido.

También señala que el propósito de los 12 minutos de vídeo es probar que el bombardeo de Assad, ahora unido a los ataques aéreos de la coalición no han sofocado los avances de los grupos:

What we're gonna find out, is if all this fighting, all this destruction, has even slowed down the advance of the Islamic State.

Lo que vamos a averiguar, es si todo este combate, toda esta destrucción, apenas ha ralentizado el avance del Estado Islámico.

La siguiente escena muestra a un grupo de menores, que usan la bandera del ISIS como cintas en la cabeza, estudiando y recitando el Corán en una mezquita. La grabación luego muestra a un anciano escribiendo versos del Corán en una pizarra que dice, “Prohibida la injusticia” en árabe. Cantlie dice que chicos “con un poco de suerte, formarán la muyahidín de la siguiente generación en la región”.

Sin embargo, Cantlies lleva a los espectadores fuera, donde señala drones sobrevolando el cielo, y dice que a los “muyahidín realmente no les importa cuantos ojos haya en el cielo observándoles”

En una escena posterior, Cantlies se sienta en la sala de espera de un tribunal de la Sharia, y describe la “notable sencillez” de las reglas de la Sharia. La sala de espera reproduce los vídeos del grupo, a lo que Cantlie dice “son mucho más entretenidos que ver las noticias de las 6″.

Cantlie entonces entrevista a un militante hablando en árabe quien dice que las muertes de sus líderes no les impedirá luchar, y de hecho “anima y motiva en este sendero, por el permiso de Alá”. Luego, mientras el narrador de Cantlie describe a Occidente como un agresor invadiendo la paz que la gente intenta lograr en la ciudad, la grabación muestra escenas de la vida cotidiana: un joven comiendo frutas en la puerta de un puesto de mercado, un panadero alineando pasteles para el horno, y un vendedor ambulante empujando su carro a través de una concurrida calle.

Según Cantlie, los puestos de medios de comunicación del grupo se encuentran dispersos por varios pueblos, donde reparten panfletos informativos a los transeúntes. El motivo, explica, es:

That it counters the news that comes out from the west. It gives people here on the ground an idea of what the Islamic State is really doing, and not the distorted view that people get from the western media.

contrarrestar las noticias que vienen desde Occidente. Da una idea aquí sobre el terreno de lo que realmente está haciendo el Estado Islámico, y no la visión distorsionada que la gente se hace de los medios occidentales.

Una escena de un puesto de medios dirigido por el centro Al I'tisam, lleva al tema final del vídeo: el ataque al Charlie Hebdo en Francia. El combatiente que Cantlie entrevista dice en francés que los ataques “solo nos hacen felices”, y anuncian renovadas amenazas contra el país.

Más que simple propaganda: Preguntas que surgen tras los hechos

El vídeo, que sugiere que los lugareños se han aclimatado la presencia de ISIS en sus casas, plantea preguntas sobre los planes de expansión del grupo en la región, así como el destino de la rehén británica, que se informó fue secuestrada en la frontera con Turquía, junto al fallecido James Foley. (Luego se sabría de su deceso). La ausencia de la mujer en el vídeo también está preocupando, dando a lugar inquietudes sobre el rol que juega la mujer en el nuevo orden social en Aleppo.

Enlazando al vídeo [advertencia: contenido gráfico], Joanne Mariner de Amnistía Internacional señala que la educación de la que Cantlie se jacta tiene ausencia de niñas:

En el nuevo vídeo propagandístico de ISIS, John Cantlie visita un colegio en Aleppo -sin niñas.

Jon Williams, editor internacional de ABC, recalca que Cantlie es el último rehén occidental de los 23 conocidos:

Y entonces quedaba uno.: el inglés John Cantlie es ahora solo uno de los 23 extranjeros secuestrados por ISIS de los 12 países restantes.

Jean Pierre insinúa que Cantlie esta intentando sobrevivir de la única forma que sabe hacerlo:

Su estrategia para sobrevivir es su talento como periodista: John Cantlie

Kriszta Satori del BBC recordó a todos que Cantlie es un rehén bajo coacción:

A todos aquellos que retuitearon la última propaganda de ISIS: Solo digo, Jonh Cantlie es un rehén bajo coacción. 

En respuesta algunos que debatían por que Cantlie ofrecería sus servicios a un grupo extremista, el usuario de Twitter Oscar dice que lo más probable es que Cantlie lo haya grabado a punta de pistola.

¿Qué “servicios”? Si cuatro personas detrás de la cámara están apuntándole con RPG, entonces yo soy el tío de un mono. Él dijo en la primera entrevista que podría ser ejecutado después que las entrevistas acabaran.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.