¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hinchas del fútbol español corean cánticos que justifican la violencia machista

Grada del grupo ultra del Betis, donde se iniciaron los cánticos. Foto de Gabriel Corbacho Bermejo en Flickr, con licencia CC BY-NC-SA 2.0

Grada del grupo ultra del Betis, donde se iniciaron los cánticos. Foto de Gabriel Corbacho Bermejo en Flickr, con licencia CC BY-NC-SA 2.0

«Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien» es el cántico con el que algunos hinchas del Betis, equipo sevillano de fútbol que actualmente juega en segunda división, animaron desde las gradas al delantero de su equipo, Rubén Castro, que se encuentra actualmente en libertad con cargos, pendiente de juicio por supuestos malos tratos a su ex novia.

Rubén Castro, jugador del Betis. Foto de la web andaluces.es, con licencia CC BY-SA 3.0

Rubén Castro, jugador del Betis. Foto de la web andaluces.es, con licencia CC BY-SA 3.0

La historia comenzó en mayo de 2013, cuando una joven con la que Castro tenía una relación amorosa, puso una denuncia contra el futbolista, acusándole de haberle golpeado durante una discusión. También lo acusó de haberla llevado por la fuerza a un hotel, donde presuntamente la agredió sexualmente. Esta última acusación fue desestimada por la jueza encargada del caso, que no obstante imputó a Castro cuatro delitos de maltrato y uno de amenazas, por los que la Fiscalía solicita una pena de dos años y medio de prisión. La jueza también dictó una orden de alejamiento contra el futbolista.

Esta imputación sentó particularmente mal entre algunos miembros de los «Supporters Gol Sur», el grupo de hinchas más fanáticos del equipo. Y en algunos partidos, comenzó a oírse el cántico, que acompaña la ofensiva letra con la música de la canción «Under the Sea», de la película «La Sirenita» de Disney. El pasado fin de semana se hizo viral un vídeo subido a YouTube por el usuario Antonio Finidi Jarni en el que se oye el canto claramente, pero ha sido borrado. En este vídeo se escuchan los cánticos al inicio.

A partir de ese momento, en las redes sociales comenzaron a arreciar los comentarios criticando los hechos. En Twitter, los internautas utilizaron las etiquetas #RubenCastro y #Betis para mostrar su rechazo:

El domingo, la cuenta oficial en Twitter de Supporters Gol Sur, tras declararse «totalmente en contra de la violencia de género», publicó este tuit, dando a entender que los culpables eran personas ajenas al grupo:

Al día siguiente, el grupo emitió este comunicado, en el que se desmarca de los autores:

No obstante, algunos exaltados justificaban los cánticos:

Otros tuiteros comentaron que estos cánticos no son nada nuevo:

De hecho, escarbando en Twitter encontramos este tuit con la letra coreada por los ultras, que se remonta a julio de 2013 (hemos hecho una captura de pantalla porque los tuits los siguen borrando):
tuit.cancion
La Fiscalía de Sevilla ha abierto diligencias para investigar los hechos, que según la Ley Contra la Violencia en el Deporte, podrían acarrear multas individuales de hasta 60 000 € y la prohibición de acceder a recintos deportivos durante dos años para los autores de los cánticos. Por su parte, la Comisión Antiviolencia ha pedido a la Federación Española de Fútbol el cierre parcial de las gradas del estadio Benito Villamarín, sede del Betis. La Liga Profesional de Fútbol ha solicitado al Betis que facilite cualquier información que ayude a identificar a los autores, y se compromete a facilitar dichas informaciones a la Fiscalía.

Pero la controversia sigue. El usuario Salvador dejó este comentario en el blog «Mi marido me pega lo normal. Cuando me lo merezco. Como la novia de Rubén Castro» de Carme Chaparro:

Lo de los cánticos en el futbol con semejante letra, miserable, machista e inhumana, da muestra del aborregamiento que sufren algunos individuos/as en colectivos semejantes, arropados por el grupo, sin conciencia propia.
Vergüenza debería darnos a todos y debe haber una respuesta tan contundente como si se tratase de violencia física en los estadios.
NO hay que rebajar la importancia de estas barbaridades. Falta educación.
Es repugnante

Por el contrario, Israel628 escribió en el diario 20 minutos:

Que asco como sigan así estos desgobierno acabarán con el fútbol, donde queda la libertad de expresión, son cánticos que no van a ningún sitio, yo no tengo ni idea de si el es un maltratador y ella una impostora, solo se que los cánticos existen en el fútbol desde sus inicios.

Lo que parece estar fuera de toda duda es que los cantos de los aficionados, si pretendían mostrar apoyo al delantero, han tenido más bien el efecto contrario, puesto que han colocado al jugador en el centro de una polémica que no va a ayudarle en la causa judicial que tiene pendiente. Tampoco le han hecho ningún favor al club que dicen defender, que puede ver cómo se le aplica una sanción ejemplar vista la gran repercusión que está teniendo todo este asunto.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.