¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué ocurre cuando las discusiones sobre inmigración sobrepasan las redes en Panamá?

Panamono 2

Imagen compartida en las redes panameñas como respuesta al comentario en línea de Rita García

Las conversaciones sobre la inmigración en Panamá siguen en brasas y las redes sociales mantienen el fuego alto. Las opiniones publicadas en línea no tardan en hacer explotar fuertes discusiones y desembocar en acciones, para algunos, inesperadas. En esta oportunidad, el efecto dominó que terminó con la salida de la venezolana Rita García comenzó con la propuesta de la diputada Zulay Rodriguez, cuyo encendido discurso frente a la Asamblea provocó el rechazo de residentes extranjeros en las redes, al llamar “escoria” a los ciudadanos colombianos apresados en Panamá. El discurso de Rodriguez, que señalaba a los extranjeros como responsables de varios crímenes en el país, buscaba también proponer la eliminación del programa Crisol de razas, cuyo objetivo ha sido facilitar la legalización de miles de indocumentados en Panamá.

El discurso de la diputada provocó también el rechazo de la cancillería colombiana y de la prensa panameña. La diputada se disculpó por sus palabras, pero las reacciones fluían ya en la red agitando aún más el debate. Algunos extranjeros residentes en Panamá respondieron agresivamente a través de las redes sociales, y fue así como Rita Garcia de Zedde publicó el status que desembocó en su partida. El texto publicado por García, en el que comparaba a los panameños con “monos” y los juzgaba incapaces de respetar otras culturas, impulsó numerosos intercambios agresivos y la circulación de memes e imágenes en respuesta como el que se ve en la imagen principal de este post. El status en cuestión fue eliminado por la usuaria, pero no a tiempo para evitar la expansión del mensaje.

La indignación de muchos panameños no quedó en opiniones publicadas en las redes, sino que se extendió hasta armar una petición de deportación en Change.org que no tardó en alcanzar más de 17.000 votos. Como consecuencia, y a pesar de esfuerzos por conciliar, el servicio de migración citó a Rita, pero ésta abandono el país luego de que tanto ella como su esposo perdieran sus trabajos. 

En Pin Radio, Alejandra Farias, también venezolana, publicó un post titulado “Por eso expulsan Venezolanos“. En este post Farías expresaba su indignación y señalaba cómo lo ocurrido puede verse como una lección para todos los venezolanos que han emigrado:

¿Quién se cree Rita García de Zedde para ofender y no recibir ningún escarmiento?. Yo estoy a favor de su deportación. ¿Cuántos venezolanos no quisieran tener ahorita, el empleo en el banco Panameño que tenía Rita?. ¿Cuántos venezolanos viven meses separados de sus familias tratando establecerse para trasladar a esposa e hijos con alguna comodidad? ¿Cuántos Venezolanos exiliados salen todos los días a “patear calle” a ofrecer sus productos, mostrar sus negocios o a repartir hojas de vida? Rita, la de Panamá tenía más de la mitad del camino hecho.

Ahora bien, los ataques no monopolizaron la discusión. Hubo también muestras de aprecio y valoración de otros panameños como Shaila Valdez, que compartió en su status varias palabras de apreciación a los extranjeros con los que se cruza en el uso de distintos servicios:

Panama…Yo amo a mi dominicana que me hace mi blower hermoso y me pone su amada bachata mientras me enseña desde su cel las fotos d sus hijos que dejo en [República] dominicana  […] Yo amo al extranjero inmigrante que venga a hacer mas grande y mas productivo mi Panamá, que venga con ganas de echa pa’ lante con humildad… yo los amo, porque amaría que en otro país amen a los míos cuando llegan a buscar un futuro mejor.

Podría decirse que la lección trasciende nacionalidades y muestra el largo camino que queda en el proceso de entendimiento entre los protagonistas de la migración intra-americana. Al mismo tiempo, con la historia de Rita se ve un lado más del papel de las redes sociales en los conflictos colectivos y en el modo en el que se extienden las opiniones. En la era de las tecnologías de la comunicación, las palabras difícilmente se las lleva el viento. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.