¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

EE. UU. relaja sanciones para permitir exportación de herramientas de comunicación personal a Sudán

Students at the University of Geneina, Sudan. Photo by Albert González Farran - UNAMID, used under license CC BY-NC-ND 2.0.

Estudiantes en la Universidad de El Geneina, Sudán. Foto de Albert González Farran – UNAMID, utilizada bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

El gobierno estadounidense ha emitido una licencia general para enmendar las sanciones contra Sudán de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro estadounidense. La licencia general autoriza la exportación y reexportación a Sudán de “ciertos tipos de software, hardware y servicios concomitantes a las comunicaciones personales a través de Internet”.

Bajo la nueva licencia, que se anunció el 17 de enero de 2015, los sudaneses podrán tener acceso, así como adquirir, las tecnologías de comunicaciones personales que no podían utilizar bajo las restricciones anteriores. Esto incluye smartphones, tabletas, portátiles, dispositivos de red y una gran cantidad de servicios en línea como alojamiento web, tiendas de aplicaciones móviles y servicios de almacenamiento en la nube, entre otros.

La decisión sigue a otras similares tomadas por el gobierno de Estados Unidos hacia otros países sancionados en los últimos años, entre ellos Cuba, Irán y Siria, con el objetivo de promover la libertad de expresión al permitir que ciertas tecnologías de la comunicación lleguen a los ciudadanos de esos países.

Reacción de júbilo

En las redes sociales los sudaneses estaban eufóricos con la noticia, algunos bromeando sobre despedirse de los VPN, mientras otros mostraban preocupación por garantizar que las empresas estadounidenses cumplan la nueva normativa.

Maha Elsanosi tuiteó:

Buenas noticias en Sudán para variar. Adiós VPN, ¿te vamos a extrañar?

El usuario de Twitter @iYousif se despedía de un aviso frecuente que aparece al acceder a tiendas y servicios de aplicaciones específicos desde Sudán:

 DEP. Error 1009 ─ Frustrados

El usuario de Twitter @dabiggmoe señaló que la lucha aún no ha terminado:

El levantamiento parcial de las sanciones de tecnología estadounidenses es el primer paso. En el 2º paso deberíamos presionar a las empresas de tecnología y de servicios de transmisión libre (OTT) para que cumplan las nuevas leyes

Pero el estado de ánimo general fue tal vez captado por este tuit curiosamente sentimental:

No imaginé que llegaría a ver el día en que se levantan las sanciones digitales estadounidenses sobre las comunicaciones. *solloza y se suena la nariz*

Larga lucha

En Twitter, la activista pro derechos humanos Dalia Haj-Omar describió la enmienda de las sanciones como una “victoria”, lograda a través de los denodados esfuerzos de la sociedad civil sudanesa y una red global de activistas y organizaciones de derechos digitales estadounidenses y de otros países. El año pasado, Haj-Omar escribió sobre la campaña en curso por parte de activistas sudaneses para levantar las sanciones a las comunicaciones digitales contra Sudán:

The campaign aims to educate the Sudanese public and American policy-makers about the negative impact of US sanctions on the free access to information communication technologies (ICTs) and the internet in Sudan. The launch marks a year-long advocacy effort that has included talks with US-based civil society groups and the US State Department.

La campaña busca educar al público sudanés y los legisladores estadounidenses sobre el impacto negativo de las sanciones estadounidenses sobre el libre acceso a las tecnologías de información y comunicación (TIC) e Internet en Sudán. El lanzamiento marca un año de esfuerzo de promoción que ha incluido conversaciones con grupos de la sociedad civil con sede en Estados Unidos y el Departamento de Estado estadounidense.

El año pasado, activistas sudaneses lanzaron una campaña para levantar las sanciones digitales estadounidenses contra Sudán, con el objetivo de arrojar luz sobre cómo la gente de Sudán se ve afectada por las sanciones estadounidenses sobre las comunicaciones digitales.

Periodistas, activistas políticos y defensores de derechos humanos en Sudán están particularmente expuestos a la degradación de la situación de los derechos humanos en el país. Durante la última década, Sudán ha ocupado los primeros puestos en los rankings de violaciones a la libertad de expresión y la libertad de prensa en los índices de libertades de las organizaciones de derechos humanos durante la pasada década.

En cuanto a la libertad en Internet, Sudán fue clasificado ‘No-Libre’ en el Índice de Libertad en la Red de Freedom House en 2013 y 2014.

El camino por recorrer

En un artículo de opinión publicado en la página de Facebook de la Embajada de Estados Unidos en Jartum, el encargado de negocios de la Embajada, Jery Lanier, reflexionó sobre el impacto positivo que las exenciones tendrán sobre los sudaneses:

I believe these amendments will give Sudanese students, entrepreneurs, businesspeople, journalists, civic leaders, and others better access to the telecommunications tools they need to study, create, grow, and serve their communities. It will ease some of the difficulties in daily life faced by Sudanese people, and in a way that enhances their communications and relationship with the American people.

Creo que estas enmiendas darán a los estudiantes, emprendedores, empresarios, periodistas, líderes cívicos y otros sudaneses un mejor acceso a las herramientas de telecomunicaciones que necesitan para estudiar, crear, crecer y servir a sus comunidades. Aliviarán algunas de las dificultades de la vida diaria a las que se enfrenta el pueblo sudanés, de un modo que mejore sus comunicaciones y relaciones con el pueblo estadounidense.

Si bien es un paso positivo en la dirección adecuada, las nuevas enmiendas siguen siendo limitadas en su alcance y los enormes desafíos a los que se enfrentan los ciudadanos sudaneses persisten. Los jóvenes profesionales sudaneses en particular se sienten cada vez más aislados y sin poder integrarse en la comunidad global para alcanzar sus aspiraciones innovadoras y emprendedoras.

En una entrevista con Global Voices vía Skype, Mohamed Hashim Kambal, activista de Internet y coordinador de la campaña ‘Levanten las sanciones digitales estadounidenses contra Sudán’, dijo: “¡Tenemos que impulsar este tema ahora!”. Kambal citó varios ejemplos en los que las sanciones aún afectan a los ciudadanos sudaneses. “Incluso bajo la nueva licencia general, los jóvenes ingenieros y desarrolladores profesionales no pueden obtener la certificación de proveedores y vendedores, estadounidenses y no estadounidenses, del sector establecido dentro de Sudán. No se puede abrir en Jartum centros de examen y de certificación”, explicó. Esto ha llevado a muchos de estos jóvenes profesionales a renunciar a proseguir sus carreras en Sudán, contribuyendo a un supuesto éxodo masivo de mano de obra cualificada. Los profesionales en los campos de la medicina, el desarrollo humanitario y operaciones de mantenimiento de la paz se enfrentan a obstáculos similares.

La Electronic Frontier Foundation, con sede en EE.UU., ha criticado en el pasado lo que describió como “enfoque fragmentario” del gobierno estadounidense a las sanciones, argumentando que perjudica la innovación y el desarrollo en los países sancionados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.