¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Guinea: Fuerte caída de la producción agrícola y amenaza de hambruna a causa del virus del Ébola

Existe una necesidad urgente de tratamiento contra la enfermedad del virus del Ébola para detener esta epidemia cuyas consecuencias abruman numerosos territorios de los países afectados. Foto OMS.

En su informe fechado el 15 de febrero, la Organización mundial de la salud señala que desde el comienzo de la epidemia que castiga Guinea, Sierra Leona y Liberia desde hace ya casi 14 meses, ha habido más de 23.000 casos confirmados, sospechosos o presumibles de infección, lo que ha provocado más de 9.000 fallecimientos declarados (existen numerosos casos que no se han dado a conocer).

Esta epidemia está doblegando la economía de los países afectados. El Banco mundial estima que las pérdidas de crecimiento acumuladas debidas a la epidemia se cifraron en 2015 en 1,6 millones de dólares entre los tres países. En 2014, Liberia y Sierra Leona registraron un desarrollo del PIB del 2,2% y 4% respectivamente, contrariamente a las previsiones del 5,9% y 11.3% antes de la crisis. Con el plan de lucha contra la epidemia, se van acercando a la victoria con una reducción de los nuevos casos, gracias a la ayuda internacional, principalmente de la armada norteamericana y de la política nacional de voluntariado, con la puesta en cuarentena de todo el país en el caso de Sierra Leona o únicamente de algunas regiones, seguida por campañas de información y de educación dirigidas a la población.

Es en Guinea donde la situación es más preocupante. Ya de por sí más débil que en los otros dos países, en 2014, la tasa de crecimiento cayó al 0,5% en contraste con el 4,5% de antes de la epidemia, según el Banco mundial. Todos los sectores de la economía funcionan a cámara lenta. Esta disminución del crecimiento ha aumentado la inseguridad alimentaria y hace pesar una amenaza todavía más grande sobre las poblaciones más pobres y vulnerables. En Guinea, son más de 230.000 las personas que se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, pero advierte que esta cifra podría alcanzar las 470.000 personas en marzo de 2015 si no se toman medidas al respecto. La producción agrícola ha registrado caídas importantes: la producción de arroz ha disminuido un 20%, la de trigo un 25%, la de café la mitad y la de cacao una tercera parte.

Catorce meses después del fallecimiento de la primera víctima, la resistencia de la población continúa siendo fuerte, obteniendo como resultado el enfrentamiento contra las fuerzas del orden, causando muertes y la destrucción de bienes. Es así que en una publicación del 12 de febrero, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja lamenta la violencia de la que son víctima los voluntarios:

Depuis juillet 2014, les volontaires de la Croix-Rouge en Guinée ont subi une dizaine d’attaques par mois, qui vont des agressions verbales à des actes de violence physique. L’incident le plus récent est survenu dimanche 8 février à Forécariah, dans l’ouest de la Guinée. Deux volontaires de la Croix-Rouge guinéenne ont été battus alors qu’ils étaient venus dans la ville pour organiser un enterrement digne et sécurisé d’un membre de la communauté.

Desde julio de 2014, los voluntarios de la Cruz Roja en Guinea han sufrido una decena de ataques al mes, que van desde agresiones verbales a actos de violencia física. El último incidente se produjo el domingo 8 de febrero en Forécariah, al oeste de Guinea. Dos voluntarios de la Cruz Roja guineana fueron agredidos al acudir a la ciudad a fin de organizar un entierro digno y seguro para un miembro de la comunidad.

Anteriormente ese mismo mes, un imam fue interpelado, bajo la acusación de haber llevado a cabo ritos funerarios sobre una persona sospechosa de haber sido infectada por el virus del Ébola, lo que provocó enfrentamientos. Bandjou Keith presenta los hechos en la web guineeunivers.com, recordando que:

Ce n’est pas la première fois que les jeunes de yimbaya [un quartier de la banlieue de Conakry] expriment leur réticence face à l’épidémie d’Ebola dans leur quartier. On se rappelle il y a quelques mois, ils ont manifesté contre les autorités gouvernementales et communales de Matoto, les responsables de la coordination de lutte contre Ebola, les Ambassadeurs des Etats-Unis d’Amérique et de la France et les agents de médecins sans frontières (MSF) venus pour procéder à la réunion d’une sensibilisation en vue de la construction d’un centre de traitement Ebola dans ledit quartier. 

No es la primera vez que los jóvenes de yimbaya (un barrio de los alrededores de Conakry) expresan su rechazo frente a la epidemia de Ébola en su barrio. Recordamos que hace unos meses, se manifestaron contra las autoridades del gobierno y de la comunidad de Matoto, los responsables de la coordinación de la lucha contra el Ébola, los embajadores de EEUU y de Francia y los agentes de Médicos Sin Fronteras (MSF), quienes habían venido para realizar una reunión de sensibilización en vistas a la construcción de un centro para el tratamiento del Ébola en el susodicho barrio.

Sidy BAH de VisionGuinee.Info informa de un altercado en Faranah, aproximadamente a 450 Km de Conakry:

Le virus des rumeurs semble se propager plus vite qu’Ebola. De Conakry à Coyah en passant par Dabola et Faranah, les colporteurs des rumeurs gagnent du terrain. Vendredi, la tension était vive à Faranah où des élèves affolés s’en sont pris au centre de Transit Ebola de la localité

El virus de los rumores parece propagarse más rápido que el del Ébola. Desde Conakry a Coyah, pasando por Dabola y Faranah, los propagadores de rumores ganan terreno. El viernes, la tensión fue enorme en Faranah, donde unos alumnos enloquecidos la tomaron con la unidad de Tránsito de Ébola de la localidad.

Según Sidy Bah, son rumores que se propagaron en las escuelas del municipio de Faranah, al mencionar la llegada de un equipo sanitario con el fin de vacunar a los colegiales, quienes desataron la violencia. En sus comentarios explica el mecanismo desencadenante de los disturbios:

Le Centre de Transit Ebola, encore non achevé, situé à proximité de la cité Niger a été saccagé par des écoliers survoltés. Une équipe de Médecins sans frontières chargée d’opérationnaliser le Centre a échappé de peu à un lynchage.

Leur véhicule a été incendié par une foule furax. A l’allure où vont les choses la stratégie ‘’zéro Ebola en 60 jours‘’ se dirige tout droit vers l’échec si rien n’est fait pour arrêter les rumeurs.

La unidad de Tránsito de Ébola, todavía sin terminar, situada en las proximidades de la ciudad de Níger, ha sido saqueada por unos colegiales agitados. El equipo de Médicos sin Fronteras, encargado de hacer operativo el centro, ha escapado por poco del linchamiento.

Su vehículo ha sido incendiado por una multitud furiosa. Al ritmo que van las cosas, la estrategia “cero Ébola en 60 días” está condenada al fracaso si no se hace nada para detener los rumores.

Estos son, desgraciadamente, sólo algunos ejemplos de violencia de la que han sido víctima los equipos sanitarios por todo el país. Durante la semana finalizada el 15 de febrero, la OMS informó que en 13 prefecturas se había señalado al menos un incidente contra la seguridad.

El presidente norteamericano Barack Obama, al anunciar el comienzo de la retirada de los soldados estadounidenses, resumió los progresos obtenidos en la lucha contra la plaga en los tres países, indicando que a Guinea le queda el camino más largo. Al analizar ese discurso Amadou Tham Camara constataba lo siguiente en guineenews.org:

Depuis le début de l’épidémie, la coordination nationale de lutte contre Ebola est éberluée, toujours avec une longueur… de  retard. Les stratégies subrepticement concoctées par Dr Sakoba, pour vaincre le Mal en Six mois, en 90 jours et maintenant en 60 jours, se sont toutes révélées inefficaces, les unes plus que les autres. 

Incapable de rompre les chaînes de contamination, la coordination s’est résolue, en désespoir de cause,  de faire de l’omertà, depuis plusieurs mois, sur les chiffres des sujets “contacts” (les malades potentiels) dans ses communications hebdomadaires. Sans doute, pour ne pas heurter les sensibilités. 

Mais, à ce train, tout porte à croire qu’à l’instar du patient zéro, le dernier patient d’Ebola sera…..un guinéen.

Desde el comienzo de la epidemia, la coordinación nacional para la lucha contra el Ébola ha sido asombrosa y de un enorme… retraso. Las estrategias minuciosamente elaboradas de forma subrepticia por el Dr. Sakoba, para vencer al Mal en seis meses, después en 90 días y ahora en 60 días, se han revelado como ineficaces, las unas más que las otras.

Incapaz de interrumpir las cadenas de contaminación, la coordinación se ha decidido, en último extremo, a imponer la ley del silencio, desde hace varios meses, sobre las cifras de los sujetos “contacto” (enfermos potenciales) en sus informativos semanales. Sin duda, para no herir sensibilidades.

Pero por este camino, todo parece indicar que en lugar de un paciente cero, el último paciente de Ébola será… un guineano.

“Cero Ebola en 60 días” es el eslogan que los jefes de estado de los tres países más afectados por la enfermedad se han comprometido a llevar a cabo a partir del 15 de febrero. Por el momento, a falta de información y de sensibilización, en Guinea la situación se encuentra lejos de mejorar.

Además de los conflictos con las fuerzas de seguridad y de la violencia contra el personal sanitario, se han dado casos de contaminación en zonas donde previamente no se había registrado ningún caso de manera oficial. Por ejemplo, la página web internationalsos.com revela que durante la semana finalizada el 8 de febrero, tan sólo el 18% de casos nuevos en zonas ya infectadas habían sido registrados, mientras que en una situación ideal, esta cifra debería haber sido equivalente al 100%. 

La OMS explica los riesgos que entraña la muerte a causa del virus en una comunidad, aclarando que este hecho no significa solamente que la persona fallecida no ha recibido tratamiento, sino que otros miembros de la comunidad han sido expuestos al contagio del virus. Más de 30 sepulturas consideradas peligrosas han sido retiradas, y 21 fallecimientos han tenido lugar en las comunidades antes que en los centros de tratamiento.

Es la prueba de que a pesar de lo que dicen los discursos oficiales, la situación se encuentra lejos de estar controlada. No solo la población no es culpable, sino que lo son las autoridades, que fijan el número de días para vencer al virus, pero no comunican suficiente o eficazmente las claves para hacerlo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.