¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Volviendo al terruño: Reflexiones sobre el yadiko y el clan Jitómagaro

Actualización de proyecto de Rising Voices Project

La Chorrera. Imagen usaada con autorización del proyecto.

La Chorrera. Imagen usada con autorización del proyecto.

Después de haber vivido en la ciudad colombiana de Leticia durante 10 años, regresar a mi territorio en Milán fue toda una ruptura. Volver al sitio del origen devuelve fuerza y sabiduría, siento que volví a nacer. Sentí que mi pueblo y todo un territorio estaban esperándome.

Aunque había regresado un par de veces, el último viaje marcó una ruptura en mi forma de ver el clan Jitómagaro. Ver a mis hermanos, a mis sobrinos trabajar por nuestro territorio me motivó a colaborar al máximo en la pesca. Al llegar, me acomodé en la casa de mi hermano y comencé de nuevo el proceso de adaptación. Rompí con los apegos de la ciudad y retomé la disciplina de la palabra, de la coca y el tabaco.

Cada mañana, salía a pescar y en la tarde me ocupaba de las actividades en la chagra o cultivo. Con mis sobrinos cultivamos y cosechamos la yuca, el tabaco y la coca como se ha hecho desde hace milenios. Cada uno a su manera, tiene formas distintas de contar nuestra cultura.

Yuca. Imagen

Yuca. Imagen usada con autorización del proyecto.

Con el paso de los meses, empecé a retomar mi vida de adolescente, a recordar a mis padres y a mis abuelos, a valorar nuestro territorio ancestral y sus lugares sagrados. Entonces cada noche con mis hermanos y mis sobrinos nos sentamos al calor de la hoguera y, a través de las medicinas, y entonando nuestros cantos y rezos en nuestra lengua, comenzamos a recordar los consejos y las palabras de nuestros ancestros. Fue ahí cuando de parte de mi tío Calixto llegó la noticia del rafue de yadiko (nuestra mayor ceremonia). Y es eso lo que le voy a brindar, contando de a poco y mostrando nuestra lengua y cultura.

Agradezco al equipo de apoyo que son parte de la historia de nuestro clan. Todos desde el pasado y hoy en el presente han contribuido y valorado nuestro conocimiento:

  • Ever Kuiru Naforo: hablante del dialecto mɨnɨka de la familia lingüística uitoto del Alto Amazonas colombiano. Soy hijo del tabaco, la coca y la yuca dulce. Mi clan se llama Jitómagaro y significa sol. Somos de la carrera ceremonial del yadiko, que nos define como clan y cuya celebración queremos compartir con el mundo a través de la sanación y la armonización de nuestra palabra. Soy estudiante de la licenciatura de la Madre Tierra de la Universidad de Antioquia, cantora y sabedora mɨnɨka.
  • Laura Areiza Serna: estudiante de la lengua uitoto, particularmente del dialecto mɨnɨka, ha colaborado en algunas publicaciones y traducción del uitoto al español. Asimismo ha trabajado con distintas comunidades del río Igaraparaná en el Alto Amazonas colombiano y en la ciudad de Leticia, Colombia. Actualmente cursa la Maestría en Estudios Amazónicos de la Universidad Nacional de Colombia y egresada de Letras filología hispánica. Redacta, corrige y edita los contenidos. y administra el proyecto. Es también cantora y asesora de nuestro clan.

Agradecemos también a los profesores Juan Álvaro Echeverri Restrepo de la Universidad Nacional de Colombia, Selnich Vivas Hurtado de la Universidad de Antioquia y en especial a Fernando Urbina Ragel de la Universidad Nacional de Colombia quien puso al servicio del proyecto el material que grabó con mi padre en el año 1989. Cada uno con su aporte, hace parte fundamental del proyecto.

De la misma manera, a Mauricio Granados, fotógrafo profesional, quien aportó mucho del material que hemos compartido.

A todos los integrantes de mi clan, Juan Kuiru y su familia, Miguel Kuiru y su familia, a mis primos, tíos y vecinos que nos acompañaron en el proceso y ceremonia.

Yadiko iedɨno Origen del yadiko
Mɨnɨka yadikona?
Yadiko mei rafue, ɨraɨziya, kaɨmataiya, guiyafue nabairiya.
Moo uai arera, uikonide, iemo ɨkoɨfenide.
Yadiko beno kaɨ kɨgɨmo,
nɨɨ rafuenɨaɨmona aiyue.
Uiyekomo ite.
Nana rafue daje
izoi raifide.
Rafue komuiya yezika, Moo nanoide jitomo iga.
Fɨnodogamɨemo, Noinui Buinaima.
Nana uaiyaɨ dɨga iga.
Urukɨ ñue iyena, nana binɨemo itɨno kaɨmare iyena.
Jirari afemɨemo ñueno ina.
Ee jiaɨyiraɨ zioraɨ, ee nuikɨrai kuiyodo ie.
Ee mazaka jiaɨmajɨ.
Nana ñuenodɨno.
Yadiko rafue Moo uai, kaɨmafue.
Monifue, manoriyafue.
Iedo rafuemo nana kaɨmataiya.
Moo jorema, Eiño joreño, komuiyafue.
Akɨdai ite.
Aiyo rafue ite iadɨ dɨno yotɨkue.

¿Qué es yadiko?
Yadiko es ceremonia, danza, alegría, comida, amistad.
Palabra del padre, no tiene principio ni fin.
Yadiko es aquí, en nuestro medio, de las ceremonias la más grande.
Es la primera.
Todas las ceremonias tienen el mismo valor.
Cuando se originó la ceremonia, el padre se la entregó al primer hijo.
Al preparado, Noinui Buinaima.
Con todas las palabras se la entregó.
Para el bien de la gente, para que todos los que existen en esta tierra estén contentos.
Por eso a él se le entregó lo mejor.
Su estantillo es de comino real, su corona de loro real.
Su maní es rojo.
Todo lo mejor.
La ceremonia de yadiko es palabra del padre, alegría.
Abundancia, sanación.
Por eso en la ceremonia todos se alegran.
La conciencia del padre, la conciencia de la madre, es esencia de vida.
Así es.
Hay mucha información, pero hasta aquí cuento.

Niños de la comunidad. Imagen usada con autorización del proyecto.

Niños de la comunidad. Imagen usada con autorización del proyecto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.