¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿La moneda nacional de Azerbaiyán ha huido despavorida?

The chief of Azerbaijan's national bank has become a figure of fun - and hatred. Widely shared.

El jefe del banco nacional de Azerbaiyán se ha convertido en una figura para la diversión – y odio. Imagen ampliamente difundida.

Desde la independencia, el cleptocrático régimen de Azerbaiyán ha perseguido a los medios independientes, a la oposición política y la sociedad civil. A lo largo de estas represiones, solamente una cosa se mantuvo firme al lado de la familia gobernante como un símbolo de la “estabilidad” de la que el presidente Ilham Aliyev, hijo del primer presidente del país, Heydar, nunca se cansa de alardear en Twitter: la moneda nacional del país: el manat .

Así fue hasta hace poco.

Incapaz de resistir los bajos precios del petróleo que han afectado la economía del país, basada en sus recursos, y la crisis económica en el mar Caspio en Rusia, el Banco Central de Azerbaiyán devaluó el manat de Azerbaiyán en 33.5 por ciento con relación al dólar y en 30 por ciento con relación al euro en febrero.

El manat de Azerbaiyán –no confundirlo con la moneda del mismo nombre de Turkmenistán, recientemente devaluado– ha estado vinculado al dólar desde 2011, pero cuando los precios del  crudo cayeron en más del 50% en la segunda mitad de 2014, algunos cambios se hicieron necesarios.

Mientras sitios web favorables al gobierno seguían escribiendo que ‘a Azerbaiyán no le asusta el precio de US$60 por barril’, era claro que el manat estaba asustado. Muy asustado.

De “estabilidad” a “garantizar estabilidad en la balanza de pagos”

La infografía publicada por el Financial Times el 23 de diciembre muestra que el manat se mantuvo sin cambios en el peor momento de la crisis del rublo de Rusia y con el petróleo pasando por su peor caída en años:

Problema para los vecinos: cómo el colapso del rublo ha afectado a algunos países exsoviéticos.

Antes ese mismo mes, Aliyev había dicho a los periodistas:

Oil prices have sharply decreased. Has anyone felt this in Azerbaijan? No, and no one will feel this because we have a powerful economic basis.

Los precios del petróleo han bajado drásticamente. ¿Alguien ha sentido esto en Azerbaiyán? No, y nadie lo sentirá porque tenemos una fuerte base económica.

Igualmente en enero, el presidente Aliyev alardeó con que las empresas extranjeras pronto cambiarían sus ahorros al manat y dijo a su gabinete de ministros:

The exchange rate of the manat remains stable. For several years, the rate of the manat has been not only stable, it has also increased in comparison with the major world currencies. We saw this in the past year as well. This is also a very positive indicator because the stability of the manat primarily favors the well-being and leads to an increased purchasing power of the population. The rate of the Azerbaijani manat is stable. This demonstrates the success of our economic policy again.

El tipo de cambio del manat sigue estable. Durante varios años, la tasa del manat no solamente ha estado estable, sino que ha aumentado en comparación con las principales monedas del mundo. Vimos esto el año pasado también. Este es también un indicador muy positivo pues la estabilidad del manat favorece pincipalmente al bienestar y lleva a un aumento del poder adquisitivo de la población. El cambio del manat azerbaiyano es estable. Esto demuestra el éxito de nuestra política económica otra vez.

Sin embargo, el 21 de febrero el casi nunca fluctuante tipo de cambio de 0.78 manat por dólar aumentó repentinamente a un tipo de cambio sin precedentes de 1.05, lo que significó la mayor devaluación de la noche a la mañana de cualquier país en la ex Unión Soviética desde que el rublo y el petróleo crudo empezaron su caída sincronizada. El público, muchos con ahorros en manats, no fue informado.

El Banco Central de Azerbaiyán presentó la devaluación en un discurso medioambiental con el fin de “estimular la diversificación de la economía de Azerbaiyán, fortaleciendo la competitividad internacional de la economía y su potencial exportador y garantizando la estabilidad en la balanza de pagos”.

Daños colaterales

Probablemente, este lenguaje es incomprensible para la mayoría de los azerbaiyanos. Sin embargo, lo que muchos entienden es cómo la devaluación ha afectado su vida. La gente ha perdido sus ahorros. Los pensionistas, incluida la madre de esta autora, han perdido aproximadamente el 10% de su pensión en térmnos reales. Los precios de los alimentos están aumentando. La escasez de comida podría ser lo siguiente pues la gente busca abastecerse de artículos en una nueva atmósfera de incertidumbre económica. La gente se apresura a comprar dólares, si es que pueden encontrarlos.

Por su parte, Aliyev ha estado terriblemente callado desde la devaluación. Su legendaria cuenta en Twitter estuvo en silencio el día de la devaluación, con un tuit profundamente irónico hacia finales de febrero:

Nuestro principal objetivo es proteger al pueblo azerbaiyano de posibles riesgos, fortalecer la estabilidad en Azerbaiyán.

La acción más destacada de Aliyev luego de la devaluación probablemente ha sido designar a Ali Hasanov, burócrata de quien se dice tiene reputación de corrupto y ampliamente considerado uno de los mayores aduladores del presidente, como su nuevo asistente en derechos sociales y políticos.

Pero en medio de la calma, el presidente estaba preparando un mensaje para sentirse tranquilo con su conciencia:

Igualar el manat con el dólar nos dará la oportunidad de gastar todavía más en asuntos sociales.

Mejor reír que llorar

La devaluación del manat inició una etiqueta viral en Twitter: #manatadestek (apoyen al manat).

Como los azeríes tienen talento para el humor, la mayoría de los tuits son de una actitud graciosa sobre las dificultades de la alguna vez apreciada moneda nacional.

Los tuits llegaron al tope en la noche del Óscar, el 22 de febrero:

Cincuenta sombras de manat.

Esta noche espero que Elman Rustemov [jefe del Banco Central de Azerbaiyán] gane el premio al mejor guión.

Otros recordaron un no muy lejano tuit del presidente Aliyev:

La estabilidad del manat sirve al bienestar del pueblo, aumenta el poder adquisitivo de la gente.

Y otros insinuaron que estaban cambiando su lealtad a otra moneda:

Eso.

Tal vez, luego de haber sobrevivido a todos esos años de gastos innecesarios y corrupción sobrecogedora, el querido manat finalmente quedó espantado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.