¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una universidad brasileña no acepta a una mujer de Guinea-Bissau, aunque cumpla todos los requisitos

Students protest in front of a building, in the University of Rio Grande do Sul (UFRGS), on February 23. The sign reads: "UFRGS xenophobe". Photo:

Estudiantes protestan frente al edificio de la la universidad de Río Grande del Sur (UFRGS) El 23 de febrero. La pancarta dice: “UFRGS xenófobos”. Foto: Barricadas Abrem Caminhos/Facebook

Cuando Domingas Mendes dejó su hogar en Guinea-Bissau, ella era una monja enviada para una misión en el sur de Brasil. Unos años después, la vida religiosa ya no parecía la elección correcta y decidió realizar un grado en servicios sociales.

Durante meses, su tiempo estaba dividido entre las horas laborales y el curso gratuito al que asistía por la noche para preparar las pruebas de ingreso a la Universidad Federal de Río Grande del Sur (UFRGS), una de las mejores universidades, situada en la ciudad de Porto Alegre. Como hacen muchos aspirantes negros y pobres, Domingas solicitó una “cuota de candidato”.

El sistema de la cuota educativa superior brasileña, implantado como ley en 2012, reserva el 50 por ciento de las vacantes de las universidades y colegios públicos para las familias con bajos ingresos y quienes son de África o de descendencia indígena.

Domingas pasó el examen y fue aprobada. Pero entonces se enteró que la universidad no la admitiría. Así que escribió en un post en Facebook:

O Edital e a lei de cotas exige que tem que ser preto e pobre. Sou preta, pobre, trabalhadora e comprovei isso! Outro elemento que quero chamar a atenção é a declaração do MEC sobre meu caso, também em entrevista para a rádio gaúcha. Conforme o Ministério da Educação as Universidades tem autonomia na definição do ingresso de seus estudantes em casos como o meu. Portanto, isso mostra que a alegação da UFRGS se trata de discriminação e segregação, pois não está previsto na lei nacional que escola pública precisa ser brasileira! Isso é uma política excludente da UFRGS para uma lei que se pretende o contrário: incluir e garantir cidadania!

El reglamento y la ley de cuotas exigen que tienes que ser negro y pobre para acceder a las cuotas vacantes.¡Yo soy negra, pobre, una trabajadora y lo probé! Otro elemento que me gustaría destacar es el comunicado del Ministerio de Educación en mi caso, también en una entrevista para Radio Gaúcha. Según el ministerio, las universidades tienen autonomía para determinar la inscripción de los estudiantes en casos como el mío. Sin embargo, esto demuestra que las alegaciones de la UFRGS son discriminatorias y racistas, ¡por que no se contempla en la ley nacional que las escuelas públicas deban ser para brasileños! La política de UFRGS me excluye de una ley que pretende totalmente lo contrario: ¡Incluir y garantizar a los ciudadanos!

Domingas during the protest, in February, 23. Photo: Barricadas Abrem Caminhos/used with permission

Domingas durante la protesta el 23 de febrero. Foto: Barricadas Abrem Caminhos/usada con permiso

Radio Gaúcha, una estación de radio de la ciudad de Porto Alegre, tuvo acceso a los documentos emitidos de la UFRGS confirmando el rechazo a Domingas. Los publicaron en su sitio web

Ocorre que a reserva de vagas de que trata a Lei 12711/12 é destinada a estudantes egressos do sistema público de ensino do Brasil. O já mencionado decreto 7824/12, em seu artigo 2º, parágrafo único, determina que, para os fins a que se destina, consideram-se escolas públicas aquelas de que trata o artigo 19, I da Lei 9394/96. Este dispositivo, por sua vez, estabelece que são instituições públicas de ensino aquelas criadas ou incorporadas, mantidas e administradas pelo Poder Público.

Lo que ocurre es que la reserva de vacantes establecidas por la ley 12711/12 está destinada para estudiantes del sistema educativo público brasileño. El decreto 7824/12, en su artículo 2, dice que para las intenciones previstas, los colegios públicos son aquellos creados o incorporados, mantenidos y manejados por el Poder Público.

Hasta la fecha, la universidad no ha hablado públicamente sobre el caso.

Después que Domingas compartiera su historia, cientos de personas comenzaron a participar en una campaña para exigir a la universidad que permita su inscripción. El 23 de febrero, una manifestación organizada en el campus universitario por los servicios sociales estudiantiles reunió a un centenar de personas y forzaron al vicedecano a recibir a la chica de Guinea-Bissau.

Pero las noticias resultaron no ser buenas: como Domingas le contó a Global Voices, la institución mantuvo su posición, diciendo que busque una alternativa mediante “vías legales”.

El periodista Thales Bouchaton dijo en su blog

… em uma bizarra interpretação da Lei de Cotas, entendeu a instituição por não aceitar o ingresso da estudante porque ela não fez o ensino médio em uma escola do Brasil. Porém, fui dar uma olhada na referida lei e ela não fala em nada disso e sim em “escolas geridas pelo Poder Público”, não especificando se essa escola é brasileira ou não.

…en una disparatada interpretación de la ley de cuotas, la institución entendió que no debería aceptar a la estudiante porque no asistió al colegio en Brasil. No obstante, por lo que he visto en la ley, no especifica nada de eso, pero menciona “escuelas manejadas por el Poder Público”, sin especificar si es necesario ser de un colegio brasileño o no.

Hay otro detalle en la historia. En una entrevista para TV Negração, publicada en YouTube, Domingas observó que la universidad la eximió de pagar el costo de la prueba de entrada, algo solo permitido para los estudiantes de colegios públicos. No obstante, después de ocho años viviendo en Brasil, Domingas tiene un visado permanente. Acorde con las leyes del país, excepto para derechos políticos como el derecho al voto, el visado proporciona a los inmigrantes los mismos derechos respecto al acceso a la sanidad y educación pública como lo hace con los ciudadanos brasileños.

Domingas ha tocado el delicado asunto de la inmigración de africanos a Brasil en un post en Facebook

Para eu ser trabalhadora para vender minha força de trabalho a preço barato é permitido. Todavia, eu qualificar minha força de trabalho e, assim, poder ter uma vida um pouquinho melhor não pode!

Cuando se trata de ser una trabajadora, vendiendo mi labor a un bajo coste, está permitido. Lo contrario, cuando se trata de conseguir mejores cualificaciones, entonces no puedo tener una vida un poco mejor, ¡No es así!

El número de inmigrantes africanos a Brasil se ha incrementado en 30 veces durante la década pasada. Aún así muchos consiguen empleo y envían dinero a sus familias a casa, siendo claro que la sociedad tiene un sitio reservado para ellos. Y como demuestra la historia de Domingas, ese lugar rara vez es un puesto en una universidad.

One of the signs in the protest said: "Down with xenophobia and racism". Photo: Barricadas Abrem Caminhos/Facebook

Uno de los carteles de la protesta dice: “Abajo la xenofobia y el racismo”. Foto: Barricadas Abrem Caminhos/Facebook

Domingas actualmente sigue el consejo de las instituciones y busca una solución con la ayuda de un abogado de oficio. En una vídeo entrevista, dice haber presentado todos los requisitos que la UFRGS exige para la matriculación de cuota de estudiantes, y añade:  

Eu acredito que não estão aceitando minha matrícula por racismo, xenofobia, preconceito e tratando o princípio da lei de forma contraditória mesmo. Porque uma lei que é para incluir, agora está me excluindo.

Yo creo que no aceptan mi inscripción por racismo, xenofobia y perjuicios considerando el concepto de la ley de un modo contradictorio. Porque la ley diseñada para incluirme ahora me excluye.

Los estudiantes que organizaron la protesta respaldan esta posición. Pero la cuestión de por qué una universidad brasileña no acepta a una estudiante de Guine-Bissau queda por responder.

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.