¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Llorará cuando vea estas fotos de niños filipinos trabajando en minas y en plantaciones de azúcar

child labor sacadaLa explotación del trabajo infantil está empeorando en las Filipinas. En el año 2011, la Oficina Nacional de Estadísticas Filipinas informó que había cinco millones y medio de niños que trabajaban en el país, de los cuales dos millones novecientos mil lo hacían en sitios riesgosos como la industria minera y las plantaciones. La agencia denunció además que novecientos mil niños dejaron de asistir a la escuela para ir a trabajar. 

Estos números alarmantes echan luz sobre las condiciones miserables en que viven muchos niños filipinos que no tienen acceso a servicios sociales de primera necesidad y a beneficios sociales.

Las Filipinas es uno de los países firmantes de la Convención sobre los Derechos del Niño y de otros documentos internacionales que intentan promover el bienestar de los niños. También existe una iniciativa popular para que el gobierno proteja a los niños, especialmente a nivel local. Pero estas leyes y programas no han tenido éxito en evitar las diferentes formas de abuso, de pobreza y privaciones que sufren muchos niños.

El mes pasado el Instituto Ecuménico para la Investigación, la Educación y el Trabajo (EILER) publicó un estudio de referencia que confirmó la prevalencia del trabajo infantil en minas y plantaciones en varios sectores del país. Trabajan niños en el 22,5 % de los hogares en que el sustento es la plantación. En los pueblos mineros la incidencia del trabajo infantil es del 14 %.

Los niños que trabajan en campos de aceite de palma muchas veces se ocupan de recolectar, cosechar, cargar, estibar y desmalezar. Entretanto, los niños que trabajan en Estados donde se explota la caña de azúcar trabajan desmalezando, cosechando o llevando agua.

child labor hacienda

child labor plantation

child labor negros

En las minas, los niños que trabajan generalmente buscan agua, cargan sacos con piedras o con troncos gruesos que se usan para sostener los túneles bajo tierra o hacen mandados para los trabajadores. Además son trabajadores de reserva y hacen de “ayudantes”, cuando los trabajadores regulares no pueden ir a trabajar. Las niñas en las minas lavan oro o trabajan para los mineros, lavando ropa o cocinando. 

child labor mining

child labor bicol

child labor gold mining

EILER asegura que los niños que trabajan se ven expuestos a condiciones de clima extremo, largas horas de trabajo y un medio ambiente hostil, y que las herramientas y equipos que usan son de mala calidad.

Donde hay plantaciones, se busca a los niños en sus casas y se los lleva en camiones a tiendas de campaña improvisadas en provincias vecinas donde viven sin sus padres y trabajan por períodos que duran entre dos y cuatro semanas. En la mayoría de las plantaciones se usan peligrosos agroquímicos y los niños que trabajan allí están expuestos a ese peligro. 

Por otro lado, los niños que trabajan en minas manipulan herramientas peligrosas y trabajan sin equipo protector durante muchas horas. También son habituales en las minas del país los peligros sociales como el uso de drogas ilegales para mantener despiertos a los niños dentro de los túneles.

Pitang holding a placard which reads: "I am a child laborer". Photo from Facebook page of Jhona Ignilan Stokes

Pitang con un letrero que dice: “Soy una niña que trabaja”. Foto de la página de Facebook de Jhona Ignilan Stokes

Una trabajadora de Mindanao, Pitang, que trabajó desde niña, compartió su experiencia en las plantaciones durante un foro público organizado recientemente por EILER:

I was ten years old when I stopped going to school. I have lost hope that I might still go back to school, and I thought to myself that I would be a singer instead. I usually sing to endure and forget the feeling of pain and fatigue from working in plantation. It has been four years since I stopped schooling. I only reached the sixth grade level and then had to stop so I could work.

Tenía diez años cuando dejé de ir a la escuela. Ya perdí las esperanzas de volver a estudiar y pensé que quizás podría ser cantante. Canto para soportar y olvidar el dolor y el cansancio de trabajar en la plantación. Ya pasaron cuatro años desde que dejé la escuela. Solo pude terminar sexto grado y después tuve que dejar la escuela para ir a trabajar. 

Afortunadamente, hay grupos como EILER que hacen campañas para terminar con las peores formas de trabajo infantil en el país. Uno de sus programas es Balik-Eskuwela (Vuelta a la escuela) que intenta llevar a los niños trabajadores de nuevo a la escuela. La Unión Europea es uno de los socios de EILER en este proyecto.

Child workers return to school. Photo from Facebook page of Balik-eskuwela

Niños trabajadores vuelven a la escuela. Foto de la página de Balik-eskuwela de Facebook 

*Todas las fotos de EILER se usan con permiso

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.