¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Joey Ayoub de Global Voices: ‘Proporcionar el contexto es clave al tratar de transmitir empatía’ con Gaza

Joey Ayoub at 2015 Global Voices Citizen Media Summit via Jeremy Clarke

Joey Ayoub en la Cumbre de Medios Ciudadanos de Global Voices en Cebú, Filipinas 2015, via Jeremy Clarke.

El colaborador de Global Voices Joey Ayoub está sentado en un café en Cebú, navegando arbitrariamente a través de las noticias de la mañana en su smartphone. Le pregunto si es un buen momento para intercambiar algunas palabras sobre la cobertura en Palestina, las descripciones de los principales medios de comunicación y su esperanza acerca de la región. Asiente con la cabeza y se levanta pausadamente, intentando reunir fuerzas para discutir un tópico sobre el que ha escrito extensamente en los últimos meses.

Está notablemente cansado; la Cumbre de Medios Ciudadanos de Global Voices de 2015 en Cebú, Filipinas, ha sido excitante pero intensa. Más que la cumbre, parece que lo que más le preocupa es el reto de escribir sobre el tema y la gente, lo que ha hecho mella en él.

Joey es de Líbano pero también cubre Palestina y otros países de Medio Oriente y el norte de África para Global Voices. También es el co-creador del blog Hummus for Thought. La guerra de Gaza estalló el 8 de julio de 2014, cuando Israel lanzó una operación militar contra la Franja, llamada Operación Marco Protector. El continuo bombardeo sobre la región causó más de 2.200 muertes, la mayoría de ellas de los habitantes de Gaza. Joey fué uno de los principales autores que condujo la cobertura del conflicto para Global Voices; su reportaje sobre un informante del ejercito israelí fué el post más leído de Global Voices en 2014.

Aquí se reflejan sus pensamientos al escribir sobre el conflicto en Gaza y su impacto en la población de Gaza y en él mismo. 

Global Voices (GV): Has escrito extensamente sobre la violencia entre Israel y Gaza. ¿Cuál fue el aspecto más desafiante para ti de cubrir la situación?

Joey Ayoub (JA):  It was an emotionally draining task. I wrote an article every two days or so.  I have many friends in Gaza and when you see images of deaths, buildings destroyed and someone you know possibly being among the victims, it becomes a daunting challenge to stick to the facts and not less personal feelings take over. I more or less managed to do that, I believe. But the psychological struggle of observing the conflict was demanding so I had to get some help to deal with it.

Joey Ayoub (JA): Fue una tarea emocionalmente agotadora. Escribí un artículo cada dos días más o menos. Tengo muchos amigos en Gaza y cuando ves las imágenes de los muertos, de los edificios derruidos y posiblemente alguien a quién conoces entre las víctimas, se convierte pues en un desafío de enormes dimensiones atenerse a los hechos y a la vez los sentimientos personales se apoderan de la situación. Lo conseguí más o menos, creo. Pero la lucha psicológica de observar el conflicto era exigente así que tuve que contar con cierta ayuda para poder manejar la situación.

GV: Durante el conflicto, ¿Cómo te las has arreglado para mantenerte conectado con la gente de Gaza?

JA: That was the other challenging aspect of covering this story: staying on top of the news when connection on the ground was disrupted. But there is a very active online community in Gaza and my friends on the ground were well connected as well so I was able to grow my network with all the media producers, local and foreign, in the region. It allowed me to recoup facts and get the story right. 

JA: Ese fue el otro reto de cubrir esta historia: mantenerse en la cima de las noticias cuando la conexión con la zona era interrumpida. Pero hay una muy activa comunidad online en Gaza y mis amigos de la zona estaban bien conectados, por lo que fui capaz de hacer crecer mi red con todos los productores de los medios de comunicación, locales y extranjeros, de la zona. Lo que me permitió recuperar los hechos y tener la historia correcta.

GV:  La complejidad del conflicto ha sido bien documentado. ¿Cuál dirías que es el aspecto del conflicto que es más duro de entender para los observadores externos? 

JA: The conflict in Palestine is, in fact, not that difficult to understand but at the same time, it is a daunting challenge to fully comprehend.

Let me explain: It is not difficult because the fact are usually straightforward, undisputed. The occupying forces are known and the occupied population is also identified. Contrary to common belief worldwide, what we witness here is a relatively new, post-WWII conflict (1948), not some ancient war between rival populations. People in the western world often believe that the animosity is born out of centuries-old clashes of civilization, Fukuyama-style and would look at the conflict through a specific geopolitical lens. People in the region do not have this luxury. They face the impact of the conflict and try to deal with it the best way they can. Gazans would try to get international awareness and solidarity about the struggle they face on a daily basis. They do not really care about the geopolitical framing with which the rest of the world tries to explain the causes of the conflict.

So I think this is the hardest part to understand for the rest of the world: the notion of basic self-defense that the occupied population is entitled to (raising awareness and solidarity for the victims) is lost because we try to find a geopolitical cause to the conflict.    

JA: De hecho el conflicto en Palestina no es tan difícil de entender, pero al mismo tiempo es un desafío de enormes dimensiones para comprender plenamente.

Me explico: No es difícil porque los hechos suelen ser sencillos, indiscutibles. Las fuerzas de ocupación son conocidas y también se identifica a la población ocupada. Contrariamente a la creencia común en todo el mundo, lo que presenciamos aquí es relativamente nuevo, un conflicto pos II Guerra Mundial (1948), no una antigua guerra entre poblaciones rivales. La gente en occidente a menudo piensa que la hostilidad surge de enfrentamientos entre civilizaciones de antigüedad centenaria, al estilo de Fukuyama y estudiaría el conflicto desde un punto de vista geopolítico específico. La gente de la zona no se puede permitir este lujo. Se enfrentan al impacto del conflicto y tratan de lidiar con él del mejor modo posible. Los habitantes de Gaza intentan conseguir una concienciación y solidaridad internacional de la lucha a la que se enfrentan a diario. No se preocupan por el marco geopolítico con el que el resto del mundo intenta explicar las causas del conflicto.

Por lo que pienso que esta es la parte más complicada de entender para el resto del mundo: la noción de auto defensa básica a la que tiene derecho la población ocupada (aumento de la comprensión y solidaridad con las víctimas) se pierde porque intentamos encontrar una causa geopolítica al conflicto.

GV: ¿Puedes explicar la noción de auto defensa un poco más?

JA: The fact is, the international community considers Israeli settlements in the West Bank illegal under international law and the blockade of the Gaza strip by the Israeli military as an act of occupation. The right to express itself and protest (self-defense) is entrenched in international human rights law in any occupied territories because the occupied residents are subjugated to the control of the occupying power without any access to its political power. However, the concept that Palestinians are allowed to protest the occupation is not even discussed in western media. This is what the Palestinian-American writer Edward Said explains in great length in the concept of “permission to narrate“: the current narrative in the media denies Palestinians the power to communicate their own history. 

La cuestión es que la comunidad internacional considera ilegales los asentamientos israelíes dentro de Cisjordania, bajo la ley internacional, y el bloqueo a la Franja de Gaza por el ejército israelí como un acto de ocupación. El derecho de expresión y protesta (auto defensa) esta arraigado a la ley internacional de los derechos humanos en cualquier territorio ocupado, porque lo habitantes ocupados están subyugados al control del poder de ocupación sin tener ningún acceso a su poder político. Aún así, la idea de que a los palestinos se les permite protestar contra la ocupación ni siquiera se discute en los medios de comunicación. Esto es lo que el escritor palestino-americano Edward Said explica extensamente en “permiso para narrar”: la narrativa actual en los medios de comunicación niega a los palestinos el poder de comunicar su propia historia.

GV: Así que el discurso de justicia social está ausente cuando nos centramos en las causas del conflicto, religioso o no.

JA: Palestinians will tell you that there were no issues of co-existing between communities in Palestine before 1948. Different communities lived together without problems before but now it is more difficult because of the daily social injustice. There are many other factors that feed the conflict but reducing current sources of injustice in the territories will be more effective in reducing the number of future conflicts than any geopolitical solutions proposed to this day.     

JA: Los palestinos te dirán que no había problemas de coexistencia entre las comunidades en Palestina antes de 1948. Diferentes comunidades vivían juntas sin problemas pero hoy es más difícil por las injusticias sociales diarias. Hay muchos otros factores que alimentan al conflicto pero si reducimos las fuentes vigentes de injusticia en el territorio será más efectivo, reduciendo el numero de futuros conflictos que cualquier solución geopolítica que se haya propuesto hasta ahora.

GV: ¿Cómo pueden expresar mejor los medios de comunicación la lucha diaria en el terreno y ayudar a transmitir empatía por las víctimas del conflicto?

JA: Our primary objective was to always go back to the facts and repeat them over and over in every post so that no ambiguity remains about what was happening on the ground. The idea was to not let the content of our articles be taken out of context by partisan groups on either sides. Providing the context is key in trying to convey empathy.

Another challenge is that there is a media blockade that prevents the Israeli population from being aware of what is happening in the occupied territories. This is why I have a great deal of respect for Jewish activists who are trying to raise awareness for the Palestinian cause despite the effort of Netanyahu administration to silence them. It takes so much more effort to understand the injustice when context is not easily accessible to you. And it takes even more effort to try to fight this system from within. 

On the other hand, Lebanese population and other neighboring countries are well aware of the tragedy in Gaza. When you see the images of the devastation, it becomes quite difficult for them to not make general judgment on the Israeli administration and the people it is suppose to represent. That is why I make it a point to emphasize the work that Jewish activists undertake for the Palestinian population. Their situation is very tenuous and if we are to convey more empathy to the victims of the conflicts, Jewish activists are the epitome of how it can be done. We should support them because they are certainly quite isolated in their own country.

JA: Nuestro objetivo principal ha sido siempre volver a los hechos y repetirlos una y otra vez en todas las publicaciones para que ninguna ambigüedad acerca de lo que está sucediendo en el terreno prevalezca. La idea era no permitir que el contenido de nuestros artículos fuera sacado fuera de contexto por los grupos partidistas de ambos lados. Proporcionar el contexto es clave para transmitir empatía.

Otro reto es que hay un bloqueo de los medios de comunicación que previene de que la población israelí esté al tanto de lo que ocurre en los territorios ocupados. Por ello siento un gran respeto por los activistas judíos que intentan ampliar la conciencia por la causa palestina a pesar de los esfuerzos de la administración de Netanyahu para silenciarlos. Es mucho más costoso entender la injusticia cuando el contexto no es fácilmente accesible. Y más costoso aún es intentar combatir este sistema desde dentro.

Por otra parte la población libanesa y otros países vecinos son conscientes de la tragedia en Gaza. Cuando ves las imágenes de la devastación, se les hace difícil no hacer un juicio general de la administración israelí y de la gente a la que representan. Por eso enfatizo el trabajo que emprenden los activistas judíos por la población palestina. Su situación es muy ambigua y si tenemos que  transmitir más empatía con las víctimas del conflicto, los activistas judíos son el paradigma de como puede hacerse. Deberíamos apoyarlos porque están realmente aislados en su propio país.

GV:  Escribiste un artículo sobre como los usuarios palestinos de Twitter estaban apoyando las protestas en Ferguson, Missouri, después de la muerte a tiros de un adolescente negro a manos de un policía. Hemos visto muchas imágenes de palestinos mostrando empatía por otras causas mientras ellos mismos están bajo coacción. 

It was one of the more moving displays I had the chance to cover. The two situations are not quite similar though. In Ferguson, the black communities can say that they are citizens of the USA and that they demand the rights to be treated equally. This is not the case in Palestine. But both communities can relate to the lack of opportunities that they have access to. The support for Ferguson from Palestine happened organically. Many Palestinian activists contributed to the civil rights movement as they navigated similar circles and worked on similar issues. The protests in Ferguson happened shortly after the Gaza conflict so the parallel was easy to make. I would say that the situation in West Bank is probably more similar than the one in Gaza because it is the same type of oppression.

Fue una de las muestras más conmovedoras que he tenido la oportunidad de cubrir. Aunque las dos situaciones no son muy similares. En Ferguson las comunidades negras pueden decir que son ciudadanos de EEUU y que demandan sus derechos de ser tratados como iguales. Este no es el caso de Palestina. Pero ambas comunidades comparten la falta de oportunidades a las que acceder. El apoyo de Palestina hacía Ferguson surgió de manera orgánica. Muchos activistas palestinos contribuyeron en los movimientos de derechos civiles ya que navegaban en círculos similares y trabajaban en problemas similares. Las protestas en Ferguson ocurrieron poco después del conflicto de Gaza por lo que el paralelismo era fácil de hacer. Yo diría que la situación en Cisjordania es probablemente más parecida a la de Gaza porque es el mismo tipo de opresión.

Joey Ayoub with Dafinina in Madagascar with Joey's permission

Joey Ayoub con Dafinina en Madagascar con el permiso de Joey

GV: Pregunta final: estuviste unos mese en Madagascar y creaste la página “Humans of Madagascar” durante tu estancia. ¿Cuál fue la razón por la que estabas allí y que aprendiste de ello? 

JA: I was 20, in my second year at American University of Beirut working on a degree in social and conservation studies. The WWF offered a grant to be a volunteer abroad and I was lucky enough to be accepted. I stayed about two months in a charming little village called Ambohibola in southern Madagascar and it was unforgettable. The thing about Malagasy people is that they are very nice regardless of the situation. I was there one year after the coup d'état (in 2009) so things were very unstable but I always felt safe in the village. I hope to be back there soon.  

JA: Tenía 20 años, en mi segundo año en la Universidad Americana de Beirut trabajando en un grado en estudios sociales y de conservación. La WWF ofreció una beca para ser voluntario en el extranjero y fui lo suficientemente afortunado para ser aceptado. Estuve alrededor de dos meses en una pequeña y encantadora ciudad llamada Ambohibola al sur de Madagascar y fue inolvidable. La cuestión acerca de los malgache es que son muy agradables a pesar de la situación. Estuve allí un año tras el golpe de estado (en 2009) por lo que las cosas eran muy inestables pero siempre me sentí a salvo en la ciudad. Espero volver pronto.

GV: ¡Gracias, Joey! Y ten un viaje seguro.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.