¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Negar la responsabilidad hacia las esclavas sexuales en la Segunda Guerra Mundial hace quedar mal a Japón

The Allied Reoccupation of the Andaman Islands, 1945

Mujeres chinas y malasias llevadas por la fuerza desde Penang por los japoneses para trabajar como ‘ianfu’ (esclavas sexuales militares) para las tropas japonesas. Dominio Público.

En la Segunda Guerra Mundial, mujeres de más de diez países se vieron forzadas a la esclavitud sexual por el Ejército Imperial Japonés. Estas mujeres eran llamadas eufemísticamente ‘Ianfu’ (mujeres de confort) en japonés, y han sido durante mucho tiempo una fuente de controversia política.

En un esfuerzo por proteger la autoestima de Japón, los revisionistas históricos japoneses se niegan a admitir las fechorías del ejército imperial japonés, a pesar de la gran cantidad de pruebas que sugieren que la esclavitud sexual durante la Segunda Guerra Mundial fue organizada y metódica.

Una discusión reciente entre los usuarios de Twitter ofrece una visión de los argumentos utilizados para defender la práctica en los tiempos de guerra. 

El usuario @dragoner_jp expresa un error común cuando se habla de la esclavitud sexual durante la Segunda Guerra Mundial:

Los conservadores japoneses afirman a menudo que las mujeres “nunca se vieron forzadas” y hacen de la elección individual, el foco del debate sobre las mujeres de confort. 

Sin embargo, los coreanos dan poca importancia al hecho de que las mujeres fueran o no obligadas a trabajar en los burdeles “prestando servicios” a las tropas durante la guerra, por lo que no tiene sentido que Japón insista en ello con tanta firmeza.

Esto torna el debate sin sentido.

El tratamiento a las mujeres de confort desde hace mucho tiempo es objeto de tensión en las relaciones entre Corea y Japón. Corea se encontró bajo el dominio japonés entre 1905 y 1945 y la ocupación del país fue bastante violenta.

Durante la Segunda Guerra Mundial las autoridades de ocupación japonesas reclutaron a decenas de miles de mujeres de la península de Corea y de otras partes de Asia para servir como esclavas sexuales.

La percepción de que el gobierno japonés se recuse a reconocer el problema o incluso negar la existencia de las mujeres de confort, sigue provocando protestas en Corea del Sur.

Para decirlo de forma sencilla, la gente de otros países se siente aún más disgustada al escuchar el argumento que sigue, en un intento de defender el ejército imperial japonés: “Sí, el en ejército japonés habían mujeres de confort, pero fue por mutuo consentimiento, y nadie fue jamás obligado a hacerlo”. [Como ciudadanos japoneses] No nos hacemos responsables, dado que nuestro gobierno y el ejército no tenían nada que ver con eso “.

La respuesta de los otros países es, “¿Por qué supones que estaremos convencidos [de que el ejército japonés no hizo nada malo] mediante el uso de esa lógica?” ¡La sensación de disgusto hacia Japón se intensifica cada vez que los apologistas japoneses utilizan este argumento!

@boreford está de acuerdo y resume la discusión:

Cuanto más se argumenta: “No hay problema, porque eran prostitutas. Y fueron traídas por contratistas privados y no por el ejército japonés”, peor se queda la imagen de Japón.

@Raise9393 no está de acuerdo y en el proceso proporciona un ejemplo perfecto del pensamiento equivocado:

@dragoner_JP @tsuyup La prostitución por aquel entonces era legal y las mujeres de confort han hecho mucho dinero. Por otra parte, el ejército prestó especial atención a su tratamiento, tal como asegurarse de que trabajaban en buenas condiciones sanitarias. El tratamiento a los trabajadores en los talleres clandestinos es mucho peor [que el tratamiento del ejército japonés].

En otras palabras, ¿te refieres a que las mujeres de confort eran explotadas tal como los empleados de los talleres clandestinos y utilizadas como “esclavas sexuales?”

@dragoner_jp contraatacó: 

Los argumentos [expresados en su tuit] son precisamente de lo que hablo, y son exactamente el tipo de argumentos que hacen que la gente de otros países se sientan disgustados [con Japón]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.