¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las redes sociales y el control contra el desnudo artístico: ¿Otra forma de censura?

Ventana Vista Hacia La Sucre. Imagen por Erika Ordosgoitti.

Ventana Vista Hacia La Sucre. Imagen por Erika Ordosgoitti.

El desnudo, uno de los temas más antiguos y recurrentes del mundo del arte, ha llevado a la suspensión de más de una cuenta de Facebook. Jerry Saltz, el crítico de arte de New York Magazine [en inglés], es una de las más recientes víctimas. Hace dos semanas su cuenta fue cancelada. La razón: compartir imágenes consideradas inapropiadas de acuerdo con las políticas de uso de la red social.

En los medios digitales, inapropiado frecuentemente suele ser sinónimo de desnudo. En el caso de Saltz, se trataba de imágenes provocadoras e incluso pornográficas, revela el blog ArtsBeat. Sin embargo, la misma receta ha sido aplicada a una amplia paleta de fotografías, que van desde madres amamantando hasta artistas en cuyas obras se dejan ver pezones, penes y -en especial- vaginas. El órgano reproductor femenino parece haber sido execrado de las redes sociales, aunque se trate de la reproducción de un clásico de la pintura como El origen del mundo, de Gustave Courbet.

Nos hemos acercado a estas formas de censura y los distintos modos de evitarla a través del trabajo de la performancista venezolana Érika Ordosgoitti, cuya obra se basa, esencialmente, en el cuerpo femenino. Entre otros trabajos, un autorretrato de su cuerpo desnudo ha sido censurada en Facebook cinco veces seguidas. Desde que la artista debutó como usuaria de la red social, ha sido amonestada por sus administradores.

Captura de pantalla del proceso de denuncia de contenido pornográfico en Facebook. Compartido por Erika

Captura de pantalla del proceso de denuncia de contenido pornográfico en Facebook. Compartido por Erika Ordosgoitti.

Hemos pedido a Ordosgoitti que nos relatara su experiencia con la censura en las redes y sus respuestas llevaron a reflexionar los distintos modos en los que la censura se apoya tanto en sistemas como en usuarios. Este post será el primero de una serie que contará los distintos modos de enfrentarse a la censura desde el arte. Nuestra base será el trabajo de Erika Ordisgotti y otros artistas que se han visto limitados por las poíticas de censura en redes sociales, y por los entornos que sirven de estructura sólida a convenciones sociales que no se aplican a todos del mismo modo.

La más reciente exposición de Ordosgoitti, titulada Comida de moscas, incorpora la censura de la que ha sido objeto –y que ha logrado documentar- a su propia propuesta artistica:

[Advertencia: La fotografía que se muestra a continuación contiene lenguaje gráfico]

Los primeros años fue un fenómeno de redes. Continuamente me cerraban la cuenta, me bloqueaban, me advertían; yo deliberadamente insistía. Recibí muchos insultos y algunas pocas amenazas de muerte.

Captura de pantalla 2015-03-18 a las 11.21.31

Video instalación en el que Ordosgoitti integra los comentarios que recibe de varios usuarios en internet. Imagen compartida por la artista y publicada con permiso.

Una situación similar atraviesa por estos días el también venezolano Eliseo Solis Mora, bloqueado en Facebook por publicar un autorretrato suyo, un desnudo frontal que forma parte de un trabajo de performance.

Las redes hoy son un medio complejo. Me han censurado en varias de ellas por los contenidos de mis fotos. En Facebook  publiqué una imagen de Esther Ferrer y me bloquearon. Me volvió a ocurrir con un desnudo que luego dediqué a Ai Weiwei. En Instagram borraron automáticamente una imagen mía que fue denunciada…

Los denunciantes permanecen en el anonimato

La denuncia de usuarios que tienen acceso a los contenidos compartidos por los artistas suele ser el mecanismo más común al que recurren las redes sociales para censurar imágenes o bloquear cuentas, indica Ordosgoitti:

He tenido ya unas siete cuentas diferentes en Facebook. En la actualidad conservo dos, una oficial y otra alternativa, por lo general una de ellas está bloqueada, entonces uso la otra para superar el bloqueo

La artista considera que los criterios de censura se aplican de manera laxa y no son iguales para todos. También critica que no estén contempladas las sanciones a quienes denuncian injustificadamente.:

Responsabilizo de esta censura en primer lugar a Facebook porque sus políticas promueven conductas de sapeo [delación] anónimo. Considero que esta política es injusta, porque no me da derecho de saber quién me está denunciando ni sus razones […] Al denunciante se le agradece, sin saber si su denuncia es válida. Aunque las condiciones de publicación son claras, las razones de censura no lo son, porque en la actualidad (no siempre fue así) se supone que sus intenciones son excluir la pornografía o imágenes sexuales explícitas, por lo tanto quedarían exentas las imágenes científicas o artísticas pero ¿cómo diferenciar imágenes pornográficas o vulgares de imágenes artísticas?

Con ello coincide Solís Mora, quien también compartió su experiencia con la censura de imágenes del cuerpo en línea, y que considera que los criterios para censurar imágenes artísticas en los medios digitales no son democráticos:

…las celebridades tienen mayores libertades. Prueba de ello es el famoso wallpaper de Kim Kardashian exhibiendo el trasero, que se volvió viral a través de las redes sociales. Hay algo interesante que uno nota nada más al abrir el Instagram: a diario se publican este tipo de imágenes, que tienen miles de likes y son sexismo puro, pero hay obras de arte que son automáticamente bloqueadas…

Solís Mora publicó recientemente una advertencia –o más bien un manifiesto- en su muro de Facebook:

Sí en esta cuenta, que en gran medida está manejada como herramienta de trabajo, me desnudo y tú que lees (sé no son tod@s) la denuncias o sencillamente no te gusta, pasa la página…Recomiendo entonces que si eres mi amigo o amiga virtual, entiendas que soy un artista y mi libertad creadora es total, aquí solo muestro arte.

El artista, al igual que Ordosgoitti, ha sido intimidado y ha recibido inclusive amenazas de muerte por el contenido de su trabajo.  Para él, tener que lidiar con la censura de las instituciones culturales ya era suficiente; ahora hay que sumar una réplica virtual a las limitaciones a la hora de exhibir su obra.

El problema va más allá de la mera denuncia, es la imposibilidad de ser libre. Sin embargo, me gusta que hoy se hable del desnudo, aún cuando es el tema más antiguo del arte…


Nota de las editoras: Este post impulsó un dialogo dentro del equipo acerca del desnudo en nuestra página. Mientras algunos estuvieron a favor de incluir las obra que habían sido objeto de censura, otros se mostraron más reticentes. Así pues, a partir de estas conversaciones, hemos abierto el debate sobre el asunto en nuestro blog comunitario

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.