¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Poca atención de medios sociales iraníes a ataques con ácido contra mujeres

The October protests against acid attacks in Isfahan. Photo was taken by Arian Jafari for ISNA a day before his arrest for covering the attacks. ISNA publishes these photos with permission to reuse.

Protesta en octubre de 2014 contra ataques con acido en Isfahán. Foto tomada por Aria Jafari para ISNA antes de ser arrestado por fotografiar las protestas locales. Su detención de una semana sin acusación, terminó con una fianza el 1 de noviembre. ISNA publica estas fotos con permiso de uso.

Cuando el mundo celebraba el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, el presidente iraní Hassan Rouhani insistía en su página de Twitter que las mujeres deberían tener “igualdad de oportunidades, igualdad de protección e igualdad en derechos sociales”. Sin embargo, la lucha continúa para un grupo de jóvenes mujeres iraníes que sufren de terribles heridas físicas y daño psicológico. Son las víctimas de los ataques con ácido de Isfahán.

En octubre de 2014, una serie de ataques con ácido a las mujeres en la histórica ciudad de Isfahán creó una atmósfera de temor y surgieron rumores de que atacaron a las víctimas por no usar su velo adecuadamente. Las cifras no oficiales sobre el número de víctimas han variado. Las autoridades locales confirmaron inicialmente dos víctimas, según la Agencia de Noticias de Estudiantes Iraníes (ISNA), mientra que Fars News Agency recogió la cifra no verificada de hasta 13 víctimas. Ninguna agencia de noticias pudo informar de un número exacto. Por ello, ninguna cifra ha sido verificada oficialmente.

Enfurecidos por las noticias, los ciudadanos de Isfahán tomaron las calles para protestar. El fiscal general de Isfahan intentó apaciguar a la multitud prometiendo un rápido proceso contra los potenciales sospechosos. Sin embargo, los manifestantes fueron dispersados con gas lacrimógeno poco después. Hubo disturbios civiles en otras importantes ciudades. En Teherán, un grupo de defensores de derechos humanos se unió a los manifestantes afuera del Parlamento, lo que llevó a una serie de arrestos, incluido el de Mahdieh Golroo, destacada activista de los derechos de la mujer.

La gravedad de estos ataques y la movilización civil sin precedentes que le siguieron tuvieron como resultado algo de atención a los medios sociales en su momento. En particular, la atención se volcó al Plan para Promover la Virtud y Evitar el Vicio, un proyecto que actualmente está bajo la consideración del Parlamento de Irán, dominado por los conservadores, que protegería a los justicieros que hacen cumplir la vestimenta islámica y el aspecto de la mujer, y el rol de la policía en no arrestar a los atacantes.

Este primer tuit retrata una imagen que dice “Limpiador permanente de maquillaje: ácido”:

La historia de los ataques con ácido en las paredes de Mashhad.

El segundo tuit se refiere al rápido arresto de los realizadores de un video “Happy” por parte de la policía de moralidad de Irán, que alardearon de identificar y arrestar a los participantes al cabo de horas. En la imagen se lee: “Identificamos a todo sospechoso en el término de dos horas”.

Solamente dos horas de los ataques con ácido en Isfahán a los chicos del video Happy.

Los conservadores iraníes por lo general se propagan en contra de que esas noticias se vuelvan virales en Facebook, Twitter y plataformas similares. La comunidad en línea iraní atendió el tema un tiempo antes de que desapareciera. Golroo pasó 45 días en confinamiento solitario y fue puesta en libertad a comienzos de enero luego de tres meses de detención en la prisión de Evin. Los medios de comunicación de la oposición y algunos sitios web de defensa de derechos humanos apenas tomaron nota de la noticia de su liberación.

Sin embargo, el nivel de intervención del público apenas se comparó con el que hubo el día de su arresto. Ni esta noticia hizo que los ataques con ácido volvieran a ser tendencia en los medios sociales. Además, el fracaso del estado iraní en procesar rápidamente a los sospechosos avivó la poca atención general que tuvo el asunto. Así, deberíamos preguntar: ¿los ataques con ácido han quedado efectivamente archivados?

Una mirada a los datos

Los siguientes gráficos indagan sobre la participación del tema en un periodo de cuatro meses en tres plataformas de medios sociales: Twitter, Google Plus y Balatarin, plataforma en farsi. Los sitios web seleccionados son conocidos por su llegada a diferentes segmentos de la comunidad en línea iraní que representan a distintos intereses sociopolíticos, aunque se superponen. Los gráficos indican la cantidad de contenido en farsi con la etiqueta “اسیدپاشی“ (ataque con ácido) en cada una de estas plataformas antes del brote de las noticias de ataques con ácido (20 de octubre de 2014) hasta poco después de que Mahdieh Golroo fue puesta en libertad (27 de enero de 2015).

Twitter

اسیدپاشی# (Persian for acid attacks) on Twitter between October 1, 2014, and January 31, 2015. Data used with ASL19's permission.

اسیدپاشی# (ataques con ácido) en Twitter entre el 1 de octubre de 2014 y el 31 de enero de 2015. Datos usados con autorización de ASL19.

Según datos extraídos de la herramienta de análisis de datos de medios sociales Crimson Hexagon, suministrados por el equipo de ASL19, organización que ayuda a los iraníes a eludir la censura en línea, 1,268 tuits se publicaron y etiquetaron con #اسیدپاشی el 23 de ocitbre de 2014, un día después de los disturbios sociales qie siguieron al inicio de las noticias. El ritmo de la etiqueta estuvo bastante inactivo hacia fines de noviembre, y es más invisible el 27 de enero de 2015, cuando Golroo fue puesta en libertad.

Balatarin

اسیدپاشی# on Balatarin between October 1, 2014, and January 31, 2015. Data used with Balatarin's permission.

اسیدپاشی (ataques con ácido) en Balatarin entre el 1 de octubre de 2014 y el 31 de enero de 2015. Datos usados con autorización de Balatarin.

La participación en Balatarin llegó a su pico en octubre de 2014 con 1,493 enlaces que fueron etiquetados con ”اسیدپاشی” de los 25,853 agregados (5.7% del total de enlaces), según datos del motor interno del sitio web Balatarin, suministrado por el equipo de Balatarin. El número bajó a 91 de 24,656 en enero (0.3% del total de enlaces). Balatarin actualmente tiene 84,792 usuarios, según el equipo.

Google+

اسیدپاشی# (acid attack) content on Google Plus between October 1, 2014, and January 31, 2015.  Query results used with NetFreedom Pioneers' permission.

Contenido de اسیدپاشی (ataques con ácido) en Google+ entre el 1 de octubre de 2014 y el 31 de enero de 2015. Resultados de búsqueda usados con autorización de NetFreedom Pioneers.

Entre el 20 y 27 de octubre cuando surgió la indignación pública ante la noticia, hubo un promedio de 24 publicaciones por día en Google+, según datos generados por una búsqueda que exploró el interfaz de programación de aplicaciones (API) de Google Plus. Los resultados de la búsqueda fueron suministrados por NetFreedom Pioneers, organización que promueve el desarrollo de tecnologías alternativas que permiten en libre fujo de información. Menos de cinco publicaciones por mes se detectaron la última semana de enero. En una encuesta a 2,300 personas en 2012, 37% de usuarios de internet que viven en Irán reportaron usar Google+ con frecuencia.

Solución para el alcance de la atención de los medios sociales

Los usuarios iraníes de internet han demostrado históricamente un interés casual en asuntos sociales y políticos. Las campañas de medios sociales son inherentemente efímeras, más aun en Irán, donde la escena social fluctúa a un ritmo increíblemente rápido. Además, pocas campañas en farsi han demostrado ser sostenibles.

Las noticias perturbadoras por lo general causan ansiedad pública, generando reacciones en medios sociales que desafían a las partes involucradas. Sin embargo, los mismos usuarios pueden perder interés en cuanto parece que no logran marcar un cambio. El volumen limitado de contenido generado por el usuario sobre ataques con ácido indica la necesidad de trabajo de defensoría justiciera para sostener la sensibilidad y exigir responsabilidad en asuntos de violencia de género.

Los castigos que se imponen en ataques de género en Irán no son efectivamente compensatorios ni disuasorios. La insuficiencia viene aparejada a veces con una legislación imprecisa, como el Plan para Promover la Virtud y Prevenir el Vicio. El grupo paramilitar Basij ha sido diseñado explícitamente para aplicar el plan. Para ofrecer igual protección para la mujer, como pidió Rouhani recientemente, el discurso contra la violencia justiciera necesita difundirse más. Tomar responsabilidad por esa violencia se convertirá en parte inherente de los pedidos del público.

La declaración de Rouhani en el Día Internacional de la Mujer fue un recordatorio oportuno de que la soberanía del estado viene con una responsabilidad de proteger a la población. Sin embargo, el caso de los ataques con ácido ha demostrado el fracaso del estado de satisfacer esta responsabilidad con la debida diligencia. Esa deficiencia aparejada con la poca atención de los medios sociales marginará aun más a las víctimas.

Es clave un sistema social sostenible que exhorta constantemente la responsabilidad. Aprender sobre el impacto social del comportamiento en línea puede hacer que los usuarios intervengan en estas importantes conversaciones. Historias intensas como los ataques con ácido pueden perdurar y hacerse más cercanas a través de un enfoque innovativo e interactivo. Es momento de que el trabajo de defensoría trace alternativas para Irán que incluyan al público, no solamente en momentos de emergencia soclal, sino también en sus secuelas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.