¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Informe de transparencia de Twitter: ¿Puede ayudar a hacer que rindan cuentas los gobiernos árabes?

Twitter map graphic by Edar, licensed to public domain.

Mapa gráfico de Twitter, de Edar, con licencia al dominio público.

Este artículo fue publicado originalmente por Social Media Exchange.

El 9 de febrero, Twitter publicó su sexto Informe de Transparencia. Cubriendo el segundo semestre de 2014, el informe resume las solicitudes recibidas por Twitter de gobiernos y otras entidades solicitando información de cuentas, “generalmente en relación con investigaciones criminales”, eliminación de contenidos y avisos de eliminación bajo la Ley de derechos de autor milenio digital (DMCA, por sus siglas en inglés). La empresa observó un aumento del 40% de las solicitudes de información, afectando a un 48% más de cuentas durante el semestre anterior.

El informe es útil para obtener un panorama general sobre cómo interactúan las autoridades gubernamentales y Twitter en general, así como para identificar qué gobiernos están experimentando con estos procesos en particular. Pero vale la pena señalar que, sin una mayor cualificación de los datos publicados, la utilidad del informe para usuarios, investigadores, periodistas y defensores es limitada, especialmente en el contexto de regímenes que no cumplen con el debido proceso y donde es difícil obtener esta información de ninguna otra manera.

A continuación resumimos los datos específicos del informe sobre los gobiernos árabes y hacemos algunas recomendaciones sobre cómo podría ser más útil para los usuarios de la región.

Solicitudes de información de los gobiernos árabes

Cinco países árabes aparecen en la versión actual del informe —Egipto (1 petición), Líbano (3), Kuwait (1), Arabia Saudita (31), y Emiratos Árabes Unidos (11)— presentando 47 solicitudes de información sobre 53 cuentas. Las cuentas incluyen tanto cuentas de Twitter como de Vine. Esto representa un descenso del 78% con respecto al período anterior, durante el cual se hicieron 209 solicitudes afectando potencialmente a 225 cuentas. (Arabia Saudita realizó 189 solicitudes sobre 195 cuentas.) Bahréin, Omán y Qatar han solicitado información anteriormente, lo que se documentó en informes anteriores.

Twitter rechazó todas excepto dos solicitudes de información por parte de países árabes. Ofreció “cierta información” a Arabia Saudita en el 6% de las 31 solicitudes que hizo el reino.

Solicitudes de divulgación de emergencia

Por desgracia, Twitter no ofrece detalles sobre los tipos de solicitudes o la correspondiente justificación legal. Sería instructivo para los usuarios de su plataforma conocer los motivos de las solicitudes de información, aunque solo sea en amplias categorías como seguridad nacional, ciberseguridad, tráfico de personas o restricciones a la libre expresión. Parece haber algún precedente de esto en el propio análisis de Twitter de las solicitudes de eliminación de contenidos realizadas por Alemania, Rusia y Turquía.

Por ejemplo, Twitter observó que:

  • “Las solicitudes turcas en general se centraron en supuestas violaciones de derechos personales (como la difamación) de ciudadanos particulares y funcionarios gubernamentales”.
  • “En cuanto a Rusia, las solicitudes iban desde la promoción de drogas ilegales hasta intentos de suprimir manifestaciones no violentas. Aunque cumplimos con el 13 por ciento de las peticiones, se rechazaron varias solicitudes para silenciar a populares críticos del gobierno ruso y otras peticiones para limitar la libre expresión sobre las manifestaciones no violentas en Ucrania.”
  • “La mayoría de las solicitudes alemanas trataban de quejas sobre contenidos que presuntamente incitaban al odio y la discriminación, que se acataron en el 37 por ciento de los casos”.

Disponer de información adicional sobre las solicitudes de información de los gobiernos árabes, así como nombrar a los organismos gubernamentales o fuerzas del orden que presentan dichas solicitudes, ayudaría a arrojar algo de luz sobre las opacas actuaciones de los gobiernos árabes.

Hasta la fecha, el único desglose ofrecido de las solicitudes de información es el de las solicitudes de divulgación que no son de emergencia y las de emergencia. Twitter marca con un asterisco el número de peticiones de los países que “solamente han presentado solicitudes de emergencia”.

Screenshot of the web form law enforcement officers complete to request account information from Twitter.

Captura de pantalla del formulario en línea que los agentes del orden completan para solicitar información de cuentas de Twitter.

Las solicitudes de divulgación de emergencia, según las directrices de Twitter para las agencias del orden, se evalúan “caso por caso de conformidad con la legislación estadounidense pertinente” y deben “convencernos de buena fe que existe una emergencia apremiante implicando un riesgo de muerte o lesiones físicas graves para una persona…”. Solo un agente de policía o funcionario del gobierno puede realizar estas solicitudes, que deben presentarse en papel con membrete oficial.

En el segundo semestre de 2014, Twitter divulgó información en casos de emergencia a los gobiernos de Australia (5 solicitudes), Noruega (1 petición), y, como se mencionó antes, Arabia Saudita (2 solicitudes). No se da explicación alguna sobre qué tipo de emergencias se presentaron o cómo se tomaron las decisiones. Aunque Twitter dice que contacta a los usuarios para hacerles saber que sus cuentas son objeto de solicitudes cuando es legalmente posible, no ofrece datos sobre el número de usuarios con los que se ha puesto en contacto o si los usuarios han podido participar en la decisión final para determinar si es una emergencia o no.

Egipto, Líbano y Arabia Saudita aparentemente consideraron todas sus solicitudes como constitutivas de “una emergencia apremiante que implicaba riesgo de muerte o lesiones físicas graves para una persona”, aunque Twitter rechazó todos excepto los dos casos sauditas. Kuwait y Emiratos Árabes Unidos presentaron solicitudes de información que no eran de emergencia. EAU podría haber presentado solicitudes de emergencia, pero Twitter solo utiliza asteriscos para aquellos países que solo presentan solicitudes de divulgación de emergencia, por lo que no podemos estar seguros.

Solo Kuwait presentó solicitudes de eliminación de contenidos

Kuwait hizo dos solicitudes de eliminación de contenidos que afectaban a dos cuentas. Ninguna de las peticiones estaba respaldada por una orden judicial ni fue concedida por Twitter. Aunque ningún otro país árabe presentó una solicitud de eliminación de contenidos durante este período, Emiratos Árabes Unidos lo hizo anteriormente. De nuevo, sería útil saber en qué se basan estas solicitudes para ayudar a los ciudadanos y a otros a comprender mejor los tipos de contenido que motivan este tipo de acción por sus gobiernos. (¿Cree que se bloquea el acceso a contenidos no permitidos en su país?)

Impulsar una mayor transparencia de Twitter y otras compañías

Lebanon made 3 requests. Twitter complied with none of them.

Líbano hizo tres solicitudes de divulgación de emergencia. Twitter no cumplió ninguna de ellas.

Una vez más, los informes de transparencia que publican Twitter y otras compañías son algo bueno. Es mejor saber que el Líbano ha solicitado información de las cuentas de tres usuarios que no saberlo. Pero en el contexto de los regímenes árabes y su historia de abuso de los derechos y los procesos legales destinados a proteger esos derechos, son insuficientes.

Los usuarios necesitan saber qué agencias presentan las solicitudes y por qué motivos. En el caso de Líbano, por ejemplo, ¿provienen estas solicitudes de la oficina del Presidente, el Fiscal General, o la Unidad de Delitos Informáticos? ¿Existe coordinación entre ellos? Sin ninguna garantía de acceso a la información en el país, no hay forma de saberlo con certeza.

Del mismo modo, si Twitter está cumpliendo la legislación local, los usuarios deben saber qué leyes locales se invocan para recoger los datos y a qué casos se refieren las solicitudes.

En la mayoría de los casos no se puede acceder a esta información de ninguna otra manera ─tal vez ni siquiera se hace un seguimiento─ a través de los propios gobiernos, dada la ausencia de leyes sobre acceso a la información, por lo que uno de los pocos métodos para reunir la información necesaria para triangular la conducta del gobierno es a partir de terceros como Twitter y otras compañías, organizaciones extranacionales, iniciativas como Ranking Digital Rights, y otros datos externos.

Con tan poca información sobre qué contienen las solicitudes y cómo se justifican, es difícil hacer conjeturas y mucho menos sacar conclusiones sobre el comportamiento de estos gobiernos y sus motivaciones ─ información que se necesita desesperadamente para hacerles rendir cuentas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.