¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Irán: El productor televisivo Mostafa Azizi encarcelado en la prisión de Evin

Iranian Television Producer and Author, Mostafa Azizi is arrested a month after his return to Iran from Canada.  Photo by Mahdi Delkhasteh via Wikipedia (Public Domain Attribution).

El productor y autor televisivo iraní, Mostafa Azizi, es arrestado un mes después de su regreso a Irán desde Canadá. Foto de Wikipedia, de Mahdi Delkhasteh (atribución de dominio público).

Después de años de vivir en Toronto como residente permanente canadiense, el autor y productor televisivo Mostafa Azizi volvió a Irán en enero de 2015. El 1 de febrero, fue arrestado y puesto en régimen de aislamiento en la infame prisión de Evin. De allí fue trasladado al pabellón 2-A controlado por la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC, por sus siglas en inglés), hasta que, finalmente, en marzo fue transferido a la unidad 7 del Pabellón 8 de mínima seguridad. 

Arash Azizi, el hijo de Mostafa, informó telefónicamente a Global Voices que la noticia del arresto de su padre recién se publicó el 28 de marzo de 2015: 

I've known about his arrest for quite some time, but our family's decision was not to publicise it, and not make it political. Recently they came to the conclusion that they need to publicise it. 

Estuve al tanto del arresto durante un tiempo, pero la decisión de la familia había sido la de no hacerlo público y no convertirlo en un hecho político. Recientemente, llegaron a la conclusión de que era necesario difundirlo.

Según una fuente anónima publicada en la agencia de noticias de los activistas de Derechos Humanos (HRANA, por su sigla en inglés), Azizi ha sido acusado de “insultar al líder supremo”, “ofender al fundador de la revolución islámica”, “hacer propaganda contra el régimen”, y “conspirar contra el régimen” y el “orden público”. 

Antes de emigrar a Canadá, Azizi producía programas educativos y científicos para la Radio Nacional Iraní, hasta que pasó a la televisión como director de la unidad de animación computarizada de la televisora nacional, la Televisión de la República Islámica de Irán. Azizi se mudó a Canadá en 2009, donde ha sido una destacada figura cultural dentro de la comunidad iraní de Toronto. Fundó Alternate Dream Productions, y auspició un centro llamado Farhang Khaneh (Casa de la cultura) que se volvió un centro de actividades culturales, como talleres de redacción de guiones y proyecciones cinematográficas. 

Según informa su hijo, Azizi decidió volver a Irán gracias al clima político moderado y las recientes declaraciones de la administración de Rouhani de que los iraníes que viven en el exterior deberían volver a vivir y trabajar seguros en su país natal. Dentro del Ministerio de Inteligencia se creó un comité para el regreso de los expatriados iraníes, encabezado por el viceministro de Relaciones Exteriores de Asuntos Consulares, Parlamentarios y de Iraníes Expatriados, Hassan Qashqavi. En una declaración de noviembre de 2013, Qashqavi afirmaba:

The reason many Iranians do not return to Iran is the [fear] induced by Iranian opposition groups abroad. In my opinion, many of these fears are self-made. This fear has no root.

El motivo por el cual muchos iraníes no vuelven al país es el [temor] inducido por los grupos de oposición iraní del exterior. En mi opinión, estos miedos son autoinculcados. No tienen fundamento.

Arash Azizi dijo que su padre confió en la palabra de estos funcionarios:

Qashqavi said that Iranians abroad should come home, and that there would be no problems for 97 percent of them. My dad hasn't been doing anything political, he's an artist. His “crimes” are based on his Facebook posts, and the nature of his charges are based on the government's social media monitoring of his posts. He went back to live his life as promised by the images of change and moderation. He had moved back, given up his home in Canada, and was there for good, and was very happy to see his sick father. To this day what he wants is to live in Iran. We want him to serve his time -not a long sentence we hope -and continue to live there in his own country.

Qashqavi aseguró que los iraníes radicados en el extranjero debían volver a casa, y que 97 por ciento de ellos no tendría problema alguno. Mi padre no ha estado haciendo nada de índole político, es un artista. Sus “crímenes” se basan en sus publicaciones de Facebook, y la naturaleza de los cargos se fundamentan en la vigilancia de sus publicaciones en los medios sociales por parte del gobierno. Volvió para retomar su vida tal como lo habían prometido las imágenes de cambio y moderación. Había vuelto dejando atrás su vida en Canadá, y había vuelto para quedarse, estaba muy feliz de ver a su padre que se encontraba enfermo. Hasta el día de hoy, lo que él desea es vivir en Irán. Queremos que cumpla con su sentencia, esperamos que no muy larga, y continúe viviendo en su país.

Irán es conocida por vigilar los contenidos políticamente sensibles dentro de los medios sociales, de donde supuestamente tomó la policía las pruebas incriminatorias contra Azizi. Recientemente, la IRGC anunció la puesta en marcha de una nueva operación de vigilancia conocida como “Ankaboot” (Araña) que se propone vigilar las páginas de Facebook en busca de “corrupción” y estilos de vida inspirados en Occidente. Este programa ha estado relacionado con varios arrestos recientes, aunque el trabajo policial de esta naturaleza ya era bastante común antes del lanzamiento de “Ankaboot”. En julio de 2014, ocho usuarios de Facebook fueron condenados en conjunto a 127 años de prisión por sus actividades dentro de Facebook, que según las autoridades, “atentaban contra la seguridad nacional, difundían propaganda contra el sistema, insultaban lo sagrado y a los líderes de la república islámica”. Desde entonces, Azizi ha cerrado sus cuentas en los medios sociales y sitios web. Su hijo nos informó que el gobierno ha creado un archivo de sus publicaciones de cuando aún se encontraba activo.

Amir Rashidi, un investigador de seguridad iraní, informó a Global Voices:

None of these arrests are related to technical computer hacks, but based on the information users give away themselves. Weak passwords or passwords given away by detainees…The main purpose of these detentions and threats are to create fear.

Ninguno de estos arrestos tiene relación con un hackeo técnico, sino que se basa en información que los usuarios mismos dan. Contraseñas poco seguras o brindadas por los detenidos… el principal propósito de estas detenciones y amenazas es infundir el miedo.

Azizi es muy conocido dentro de la comunidad iraní de Toronto. Anoosh Salahshoor, estudiante iraní-canadiense de derecho y miembro de un centro cultural de Toronto donde Azizi era activo, dijo sobre él:

A very active guy, with a huge passion for making sure that the voice of other less fortunate people was heard. He also connected really well with the younger generation.

Es una persona muy activa, con una inmensa pasión por asegurar que las voces de otros menos afortunados sean escuchadas. Además, tenía una genuina conexión con las generaciones más jóvenes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.