¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Defensor de los derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab enfrenta condena a prisión por sus tuits sobre ISIS

Prominent Bahraini human rights defender Nabeel Rajab to stand trial on March 15. Photograph by Majeed Tareef. Copyright: Demotix

El líder defensor de los derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab comparece ante el tribunal el 15 de marzo. Foto por Majeed Tareef. Copyright: Demotix

El destacado defensor de los derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab conocerá el 15 de marzo el resultado de su apelación contra la sentencia de un tribunal bahreiní que lo condenó a 6 meses de prisión en enero. El caso se refiere a comentarios que hizo sobre ISIS en Twitter. Rajab fue condenado inicialmente por “denigrar a un cuerpo oficial” en tuits que comparaban el aparato de seguridad bahreiní con una “incubadora” para militantes del grupo extremista ISIS.

Rajab, que lidera el Centro bahreiní para los derechos humanos (BCHR) — no reconocido como persona jurídica por el gobierno — salió de prisión en mayo de 2014 luego de cumplir una condena de dos años por “alterar el orden público.”

Esa sentencia llegó luego de que Rajab fue arrestado cuando trataba de investigar violaciones de derechos humanos que tuvieron lugar en los levantamientos populares de 2011 en Bahréin.

El tuit por el que fue condenado sugería que miembros de instituciones de seguridad bahreiníes se habían unido a grupos terroristas, incluyendo a ISIS. En enero de 2015, Bahréin le revocó la ciudadanía a varias personas acusadas de pertenecer al grupo. 

Además de una cantidad de disidentes, la lista incluyó figuras destacadas como el exmilitar, Muhamed Al-binali, que se unió a ISIS, y Salman Alkhalifa, un miembro de la familia real. La revocación de ciudadanía fue una señal preocupante de la infiltración de ISIS en el estado bahreiní.

El BCHR ha tenido numerosas disputas con las fuerzas de seguridad bahreiníes incluso antes de los levantamientos de 2011. En 2004, el gobierno liquidó formalmente el centro pero la institución ha permanecido en actividad.

Gobernando con sectarismo

En numerosas ocasiones el BCHR se ha quejado de la discriminación sectaria en las fuerzas de seguridad, donde la población chiita, que es mayoría en el país, tiene vedado el acceso por el gobierno sunita.

img2

 

El gobierno incluso recurre a literatura islámica manipulada para promover el sectarismo y justificar la represión contra los manifestantes.

Los libros que son considerados ‘religiosos’ son impresos y distribuidos por las Fuerzas de Defensa bahreiníes. Ellos convocan abiertamente a asesinar a los manifestantes que se oponen al ‘gobernante’. Los manifestantes y las personas que siguen las tradiciones chiitas aparecen en esos libros calificadas de forma escandalosa como apóstatas.

El primer libro, a la izquierda de la imagen de arriba, lleva como título ‘La muerte del pagano.¿Cómo la definiría usted?’ y su autor es Mohamed Fahad Abdulaziz alfuraih. Un extracto del libro dice: 

“ان مفارقة الجماعة، ومحاولة تفريقها من كبائر الذنوب، وصاحبها مستحق للقتل. ”

“ومن عدَّ المساوئ فقد أعان على الظلم، وملأ القلوب بما لا يجوز، أخرج ابن أبي شيبة أن عبدالله بن حكيم رحمه الله قال: (لا أعين على قتل خليفة بعد عثمان أبدا فقيل له: أعنت على دمه؟ قال: إني أعد ذكر مساوئه عونا على دمه).

إن تكوين المظاهرات، وتنظيم المسيرات وتحاشد الجهلة وغوغاء الناس في الطرق العامة ونحوها نوع من أنواع الخروج على الحاكم المسلم، وضرب من أضرب مفارقة الجماعة، فاعلها داخل في عِقْد الخوارج، والرضى بها كالفاعل، والمحرض عليها أعظمهم جرما، وأشدهم خبثا، ولو كان تحريضه بكلمة قالها، أو بجملة خطها. “

Apartarse del grupo y crear facciones es un pecado mortal. Todo aquel que lo cometa merece ser asesinado.

[…]

La organización de protestas, marchas y la reunión de multitudes ignorantes en rutas públicas y otras formas de disenso contra el gobernante son una manera de separarse del grupo. Todo aquel que lo haga es considerado un apóstata. Quienquiera que esté de acuerdo con eso es tan culpable como el que comete el pecado y el que lo incita es más culpable que el otro y es más artero, ya sea que lo haya incitado con una palabra que pronunció o una línea que escribió.

El libro a la derecha de la imagen se titula ‘Las luces de Sunnah y la oscuridad de la herejía’. Incluye los siguientes párrafos: 

فكل من دعا مَيِّتاً، أو غائباً: من الأنبياء، والصالحين، سواء كان بلفظ الاستغاثة، أو غيرها فقد فعل الشرك الأكبر الذي لا يغفره الله إلا بالتوبة منه، فكل من غلا في نبي، أو رجل صالح، وجعل فيه نوعاً من العبادة مثل أن يقول: يا سيدي فلان انصرني، أو أعني، أو أغثني، أو ارزقني، أو أنا في حسبك، ونحو هذه الأقوال، فكل هذا شرك وضلال يُستتاب صاحبه، فإن تاب وإلا قُتل

Todo aquel que le suplique a un muerto o a una persona desaparecida, puede que esa persona sea un profeta o una persona pía, ya sea que él esté pidiendo ayuda o algo distinto, ha cometido infidelidad que no será perdonada por Alá y debe arrepentirse. Todo aquel que alaba – más de lo que se debe – a un profeta o a un hombre piadoso y vincula eso a alguna clase de adoración como al decir: “mi Maestro [X] me ayuda” o “Estoy bajo tu tutela” y así sucesivamente, comete un acto infiel y debe arrepentirse o de lo contrario ser asesinado.

Este párrafo es una provocación contra los musulmanes chiitas que le ruegan al profeta Mahoma y a sus descendientes cuando se enfrentan a la adversidad.  

وقال شيخ الإسلام في حكم الطواف بغير الكعبة:((وأما الطواف بذلك فهو من أعظم البدع المحرمة، ومن اتخذه ديناً يُستتاب، فإن تاب وإلا قُتل))(1).

El clérigo de mayor rango (Ibn Taymya, el fundador del salafismo) dijo que peregrinar a lugares distintos de la Meca es una de las mayores herejías y todo aquel que lo tome como parte de sus creencias debe arrepentirse o ser asesinado.

Esta es otra provocación contra la población en su mayoría chiita del país. Los musulmanes chiitas realizan esta peregrinación a muchos lugares distintos a la Meca, incluso a lugares sagrados en Irak, Siria e Irán.

El tipo de discurso sectario que se encuentra en estos libros es similar al usado por ISIS. Los libros a menudo citan enseñanzas “selectas” del controvertido académico islámico del siglo XIII Ibn Taymmiya. A ISIS también le gusta citar a Taymmiya, como el grupo lo hizo recientemente en la ejecución del piloto jordano.

Taymmiya es una influencia fundamental en el wahabismo moderno e incluso fue citado por Osama bin Laden. Taymiyyah fue encarcelado en numerosas oportunidades durante su vida, a menudo por protestar contra las autoridades del gobierno. Él murió en prisión.

¿Qué sigue para la mayoría chiíta que sufre en Bahréin?

El adoctrinamiento sectario que manipula y genera hostilidad no es poco común entre los oficiales de alto rango de las fuerzas de seguridad. El vocero oficial del ejército Khalid Al BouAinain previamente tuiteó acerca de cómo los “gatos pueden entrar a su universidad pero no los chiitas”.

001_5

Tales comentarios no recibieron sanciones. En 2011, los chiitas bahreiníes se quejaron de sufrir marginación política y económica en el país de 1.3 millones de habitantes. Los eventos recientes sugieren que esa tendencia sigue creciendo.

El ejército logró reprimir protestas lideradas por chiitas musulmanes contra el gobierno en 2011. Desde esa época, Bahréin ha sido acusado, por defensores de derechos humanos locales como Nabeel Rajab y organizaciones internacionales, de violaciones de derechos humanos que tuvieron como blanco a los chiitas.

Mientras tanto, protestas de menor nivel han seguido sucediendo. Según sostuvo Mark Lynch en la revista Foreign Policy en 2011, “el régimen bahreiní respondió no solo con violencia, sino también alentando un sectarismo desagradable para dividir al movimiento popular y generar apoyo para la represión a nivel doméstico y regional.”

Otra táctica que el gobierno ha usado para alimentar el sectarismo ha sido empoderar a los predicadores de la pequeña población salafista extremista del país. Además de ser antichiita el salafismo es una secta sunita puritana que ha inspirado organizaciones militantes extremistas como Al-Qaeda e ISIS.

Mientras Nabeel Rajab, un famoso pacifista y uno de los pocos en el país que aún habla abiertamente contra el sectarismo destructivo de Bahréin, enfrenta un castigo por decir lo que muchos consideran obvio, quienes predican el odio hacia los manifestantes y la población chiíta del país parecen disfrutar de libertad ilimitada.

Lea también:

Destacado activista de derechos humanos de Bahréin arrestado por criticar a policías desertores que se unieron a ISIS

Bahréin se alía a EE. UU., pero sigue torturando estadounidenses y silenciando críticas al ISIS

Tensión entre los chiíes de Bahréin mientras políticos y religiosos juran lealtad a ISIS

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.