¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Derribando mitos acerca de los hutíes en Yemen, un país devastado por la guerra

The logo of Ansar Allah commonly known as Houthis. Photograph taken from their official Twitter account where we read  a Quranic verse''O ye who believe! Be ye helpers of Allah (ansar allah) ".The flag says, "God is Great, Death to America, Death to Israel, Curse  the Jews, Victory to Islam'.

El logo de Ansar Allah conocidos comúnmente como hutíes. Fotografía de su cuenta oficial en Twitter donde se lee un verso del Corán ”¡Oh creyentes! Colaboren con la obra de Alá (ansar allah)”.La bandera dice, “Dios es grande, muerte a Norteamérica, Israel, maldición a los judíos, victoria al islam’.

Durante más de 10 años, desde que organizaron un masivo levantamiento contra el gobierno de Yemen, los hutíes ocupan titulares en los diarios. Desde 2004, las fuerzas del gobierno luchan contra las milicias tribales del norte, que dicen estar defendiéndose de la opresión.

El conflicto de más de una década ha escalado en los últimos meses cuando los hutíes no respetaron su parte en el denominado ”Acuerdo para la paz y cooperación nacional” y entraron a la capital, Sana'a, tomaron edificios e instituciones clave y colocaron al actual presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi en arresto domiciliario

Ahora, mientras Arabia Saudita lleva adelante una operación militar en Yemen para expulsar a los hutíes, incluso más medios están prestando atención a la situación. 

Pero con la mayoría chiita musulmana de Irán apoyando a los hutíes y la mayoría sunita musulmana de Arabia Saudita lanzando bombas contra ellos, la prensa ha adoptado una narrativa simplista que presenta al conflicto como producto de las divisiones religiosas entre las dos principales ramas del Islam. Incluso el canal de videos de Al Jazeera AJ+ presentó a los hutíes como chiitas.

Sin embargo, la realidad es más compleja que lo que muestran esos 42 segundos. 

No todos los hutíes son musulmanes chiitas

Hutíes originalmente se refería a una familia o clan de Yemen, no era una secta ni un grupo religioso. Luego, un movimiento de rebeldes llamado Ansar Allah (que significa Creyentes o Ayudantes de Dios) lo adoptó como nombre, después de que su fundador y líder Hussein Badreddin al-Houthi fue asesinado en 2004, lo que en cierta forma desató la insurrección hutí. Existe una controversia acerca de la cantidad de miembros y de combatientes que luchan con ellos.

La bloguera yemení Atiaf Al Wazir en un post titulado “It's not a Sunni-Shi’a Conflict, dummy” (No es un conflicto chiita-sunita, tonto) señaló que no todos los hutíes pertenecen a la secta zaidí, una escuela islámica chiita, como se ha informado:

While no statistics have been collected on the composition of Ansarullah, commonly known as Houthis; it is believed that many of their members are Zaydi but also come from various religious schools of thought in Shi’a and Sunni Islam, including Ismaili, Shafiʿi, and Ja’afari. Many Sunni tribesmen and soldiers have also joined the Houthis and fight along their side. In fact, prominent Shafi’i leaders like Saad Bin Aqeel, a Mufti of Ta’iz, are amongst Houthis’ leaders and in fact presented a Friday sermon at one of the sit-ins prior to their advance into the capital.

Aunque no existen estadísticas acerca de la composición de los Ansarullah, comúnmente conocidos como hutíes; se cree que muchos de sus miembros son zaidíes pero también provienen de diversas escuelas religiosas del Islam chiita y sunita, incluyendo Ismailismo, Shafiʿi, y Ja’afari. Muchos sunitas y soldados también se unieron a los hutíes y lucharon junto a ellos. De hecho, destacados líderes Shafi’i como Saad Bin Aqeel, Muftí de Ta’iz, pertenecen a los líderes hutíes y oficiaron el sermón del viernes en una de las sentadas previas a su ingreso a la capital. 

Badreddin al-Houthi pertenecía a la secta zaidí. Al igual que el expresidente de Yemen Ali Abdullah Saleh, que ocupaba el poder cuando los hutíes se levantaron por primera vez en 2004.

Al Wazir también sostiene que “no todos los zaidíes son hutíes. Famosos académicos zaidíes y centros religiosos se han separado según su posición respecto a los hutíes.”

El periodista británico-yemení Abubakr al-Shamahi explica la secta zaidí con mayor profundidad:

Zaydism (Zaydiyyah) is a school of thought within Shia Islam. It is named after Imam Zaydi Bin Ali, who was killed in an uprising against the Ummayyads. Although it was once found in places such as Iran and North Africa, Zaydis are now only found in significant numbers in Yemen. A Zaydi Imamate ruled many part of northern Yemen for 1000 years, up until the last Imam was overthrown in 1962. Traditionally, places like Sana’a, Dhamar, Hajja and Amran are Zaydi, and the heartland is Sa’dah. A common saying referring to the Zaydis is that they are “the Sunnis of the Shia, and the Shia of the Sunnis”, indicating that there is not a huge difference doctrinally between Zaydis and Sunnis (or at least it has been perceived that way).

El Zaydismo (Zaydiyyah) es una escuela de pensamiento dentro del islam chiita. Toma el nombre de Imam Zaydi Bin Ali, que fue asesinado durante un levantamiento contra los omeyas. Aunque provienen de lugares como Irán y el norte del África, ahora solo se encuentran en cantidad significativa en Yemen. Un Imamato zaidí gobernó gran parte del norte de Yemen durante 1000 años, hasta que el último Imán fue derrocado en 1962. Tradicionalmente, lugares como Sana’a, Dhamar, Hajja y Amran son zaidíes, y el centro es Sa’dah. Un dicho común en referencia a los zaidíes es que son “los sunitas de los chiitas y los chiitas de los sunitas”, señalando que no existe gran diferencia doctrinaria entre zaidíes y sunitas (o al menos se percibe de esa manera).

Arab News Blog aporta aún más contexto, destacando lo cercana que se encuentra la secta zaidí al Sunismo:

While they are called “Fivers” because they accept the first four Imams recognized by Twelvers and Isma‘ilis (“Seveners”) and recognize Zayd ibn ‘Ali as the rightful successor to his father ‘Ali Zayn al-‘Abidin while other groups recognize his brother Muhammad al-Baqir, they do not then insist that all rightful imams must descend from Zayd. In fact, the Zaydi doctrine of the Imamate differs enormously from other Shi‘a. The Zaydi legal school is very similar to that of Abu Hanifa in Sunnism, and some have listed Zaydi law as a “fifth school” of Sunnism, except for the doctrine of the Imamate.

Aunque se los llama “Fivers” porque aceptan los cuatro primeros Imanes reconocidos por la rama Duodecimana y por los ismaelitas y reconocen a Zayd ibn ‘Ali como el sucesor legítimo de su padre ‘Ali Zayn al-‘Abidin mientras otros grupos reconocen a su hermano Muhammad al-Baqir, ellos no insisten en que todos los imanes legítimos descienden de Zayd. De hecho, la doctrina zaidí del Imamato difiere enormemente de otros chiitas. La escuela de jurisprudencia zaidí es muy similar a la de Abu Hanifa en el Sunismo y algunos mencionan a la ley zaidí como la “quinta escuela del sunismo, salvo por la doctrina del Imamato.

Los zaidíes constituyen aproximadamente un tercio de la población de Yemen.

Mass demonstration in the province of Dali in the south of Yemen, calling for disengagement from the north on February 19, 2010. Photo by rashad1. Copyright Demotix

Manifestación masiva en la provincia de Dali en el sur de Yemen, exigiendo la separación del norte el 19 de febrero de 2010. Fotografía por rashad1. Copyright Demotix

 ¿Tribus o Sectas ?

El expresidente de Yemen Ali Abdullah Saleh, contra cuyo mandato comenzó la insurrección de los hutíes, pertenece a una tribu llamada Al Ahmar. Al Ahmar tiene miembros musulmanes sunitas y chiitas. Ahora bien, ambos el último líder hutí Badreddin al-Houthi y Saleh son técnicamente chiitas. 

Eso significa que las divisiones tribales también tienen mucho que ver con el conflicto. Michael Collins Dunn, editor de Middle East Journal, explica en su blog:

President ‘Ali ‘Abdullah Salih is himself a Zaydi, as is a considerable part of his power base. He comes from a small tribe in the larger Hashid tribal confederation. The Hashid and the other big Zaydi confederation, the Bakil, used to be referred to as the “wings of the Imamate” when Zaydi Imams still ruled in what was then North Yemen.

El presidente ‘Ali ‘Abdullah Salih es zaidí, como gran parte de su electorado. Proviene de una pequeña tribu dentro de la confederación de la tribu hashid. La hashid y otra gran confederación zaidí, la bakil, solían ser mencionadas como las “alas del Imamato” cuando los Imanes zaidíes aún gobernaban en lo que más tarde fue el norte de Yemen.

Al-Shamahi parece estar de acuerdo con esa opinión:

For one, the al-Ahmars are traditionally Zaydi, just like the Houthis. I can’t vouch for the religious identification of each individual Ahmar, but I’d say that many of their tribal fighters will still, at least loosely, identify as Zaydi. Ali Abdullah Saleh, who fought 6 wars against the Houthis, was also Zaydi. So is this Zaydi on Zaydi fighting? A Zaydi civil war?

Primero, los al-Ahmars son tradicionalmente zaidíes, al igual que los hutíes. No puedo asegurar la identificación religiosa de cada Ahmar, pero diría que muchos de los combatientes de las tribus se identifican, al menos en forma general, como zaidíes. Ali Abdullah Saleh, que luchó 6 guerras contra los hutíes, también era zaidí. Entonces, ¿se trata de una lucha entre zaidíes? ¿Una guerra civil zaidí? 

Y así es como Al Wazir lo explica:

[…] if this was a sectarian issue, Saleh (who is technically Zaydi) would not have engaged in six wars with the Houthis from 2004 – 2010. It appears that today’s former enemies have formed a temporary alliance. This indicates that these conflicts are political in nature.

[…] si se tratara de un asunto de sectas, Saleh (que es técnicamente zaidí) no hubiera participado en seis guerras contra los hutíes entre 2004 – 2010. Parece que los antiguos enemigos han formado una alianza temporal. Esto indica que estos conflictos son de naturaleza política. 

Al Wazir se estaba refiriendo al hecho de que el expresidente Saleh, que fue derrocado luego de más de tres décadas en el poder, durante la revolución de 2011 en Yemen, presuntamente estaría ayudando a sus antiguos adversarios en su intento de destituir al gobierno.

También resultó que al-Houthi tenía vínculos personales con la República islámica de Irán, lo que le agregó un aspecto sectario al conflicto yemení.

Balance final

Aquí está el aporte. Parte del conflicto en Yemen surge entre los hutíes, una tribu y no una secta religiosa, y la tribu ahmar. Ambas tienen miembros y aliados sunitas y chiitas. Dos de los principales líderes de estas tribus son chiitas, con la diferencia que mientras uno tiene vínculos cercanos con Irán el otro los tiene con Arabia Saudita. En lo ideológico, los chiitas de Yemen están más cerca del Sunismo saudí que del chiismo iraní. 

Ahora Saleh y los hutíes liderados actualmente por Abdul-Malik al-Houthi parecen estar cantando la misma canción, lo que lleva a pensar que tribus y sectas están unidas por el momento. Y por ahora la sangre yemení de todas las sectas y tribus, seguirá derramándose.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.