¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bielorrusia refuerza el control sobre Internet con nuevo decreto de retención de datos

Images mixed by Tetyana Lokot.

El presidente bielorruso Alyaksandr Lukashenka y su gobierno están intensificando las medidas severas relacionadas con la libertad de Internet. Imágenes mezcladas por Tetyana Lokot.

Como parte del esfuerzo del gobierno por combatir el tráfico de drogas, pronto se requerirá a los proveedores del servicio de Internet en Bielorrusia que almacenen los registros completos del historial de exploración de los usuarios de Internet.

La nueva política, emitida por decreto del Ministro de Comunicaciones, entra en vigor el primero de enero del 2016. Aunque las medidas “anti-drogas” están ostensiblemente dirigidas al combate del tráfico y distribución ilegal de drogas, algunos defensores de los derechos humanos temen que el decreto sea usado incorrectamente para propósitos políticos. Pavel Sapelka, un experto legal del Centro de los Derechos Humanos Viasna, cree que las autoridades no vacilarán en abusar de sus poderes para limitar la libertad de expresión online.

Unfortunately, the authorities are more concerned with the restriction of access to the websites which disseminate undesirable information. Of course, if this norm works transparently, as it should, this will be a good thing, because we understand that [organized] crime and the tools it employs are only becoming more sophisticated. However, if the authorities use combating illegal actions as a disguise for hindering the work of websites which promote certain political views, it will be regarded as another violation [of free speech].

Desafortunadamente, las autoridades están más preocupadas de la restricción de acceso a las páginas web que diseminan información no deseada. Por supuesto, si esta norma trabaja de manera transparente, como debería, sería algo bueno porque nosotros entendemos que el crimen (organizado) y las herramientas que usa se están volviendo cada vez más sofisticadas. Sin embargo, si las autoridades utilizan el combate a las acciones ilegales como disfraz para impedir el trabajo de páginas que promueven ciertas perspectivas políticas, se consideraría como otra violación [de la libertad de expresión].

Con el nuevo decreto, los proveedores de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) estarán obligados a almacenar información sobre el tiempo de conexión y de desconexión a Internet, como también la cantidad de información enviada y recibida. Los ISP también tendrán que recolectar toda la información relativa a los usuarios de Internet: nombres, información de pasaporte (obtenida por el ISP cuando los usuarios firmen los contratos por el servicio), las IP internas y externas y las direcciones MAC de sus aparatos.Se requerirá que los proveedores de servicios en general retengan esta información por al menos un año. Aunque esta cantidad de tiempo es común en los estándares globales, las particularidades técnicas y legales de la recopilación son turbias. Además, este enfoque parece extremadamente general, dado el relativamente estrecho objetivo establecido de perseguir a traficantes y usuarios de drogas. 

Las restricciones legales asociadas al tráfico de drogas en Bielorrusia han empeorado, principalmente debido al “spice“, una droga nueva comercializada con el nombre de marihuana sintética. Es relativamente fácil conseguir una receta en Internet para preparar spice, y esto ha contribuido a la popularidad de la droga en Bielorrusia, Rusia y otros países vecinos. Desde enero de 2014, el spice ha constituido un 70% del mercado de drogas ilegales en Bielorrusia. Aunque el problema es real, los expertos creen que es un error crítico permitir a las autoridades vigilar el comportamiento en línea de todos los usuarios de Internet, independientemente de si tienen alguna asociación con las páginas relacionadas con drogas o no.  

Este decreto es el último de una serie de regulaciones que restringen los derechos online, sin duda la censura en Bielorrusia se está volviendo más fuerte al acercarse las elecciones presidenciales.

En diciembre pasado, el gobierno adoptó las enmiendas a la legislación de los medios de comunicación, ostensiblemente ordenando que cualquier página web en Bielorrusia será considerada como una organización de medios de comunicación. Esto deja a todas las páginas webs de cualquier tipo sujetas a la consideración del Ministerio de Comunicaciones, el que tiene la autoridad de cerrar sitios de manera extrajudicial.

A finales de febrero, el Ministerio de Comunicaciones publicó un decreto ordenando a los ISP a bloquear a anonimizadores de Internet como los servicios de Tor y VPN. Las autoridades sugirieron que cualquier servicio que tenga las facilidades del anonimato para tener acceso a las páginas que ya están en la lista negra en Bielorrusia, también se agregarán a la lista negra establecida.   

Poco después de que se aceptaran las enmiendas a los medios de comunicación, varias plataformas online, incluidas las páginas web de noticias independientes, fueron bloqueadas temporalmente. Activistas locales y periodistas llamaron a este bloqueo un “ensayo general antes de la elección”. Si este fuera de hecho el caso, entonces el limitar el acceso al anonimato y el almacenar el historial de búsqueda y los datos personales de los usuarios son solo pequeños cambios al guión final.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.