¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba en la Cumbre de la Américas: la batalla por el dominio de la voz de la “sociedad civil”

Cubanos pro-gobierno protestan por la irregularidad en el otorgamiento de las credenciales y por la presencia de opositores durante el comienzo del Foro de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas (Foto: Norges Rodríguez)

Cubanos pro-gobierno protestan por la irregularidad en el otorgamiento de las credenciales y por la presencia de opositores durante el comienzo del Foro de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas.  Foto Norges Rodríguez, usada con permiso.

La participación de la sociedad civil cubana en uno de los foros que antecede a la Cumbre de las Américas se ha visto rodeada de polémicas, actos de repudio contra opositores políticos, agresiones físicas, dilaciones en el comienzo de los eventos, afectando así las mesas de trabajo vinculadas con la participación ciudadana y la gobernabilidad democrática.

No obstante, el momento más esperado de la Cumbre, que se celebra del 10-11 de abril de 2015 en Panamá, será el encuentro entre los presidentes de Cuba y Estados Unidos. Cuba se había convertido en un punto de desencuentro con Estados Unidos para los países latinoamericanos en las últimas citas de la organización interamericana.

En 2009, la Organización de Estados Americanos (OEA), que auspicia la Cumbre, levantó la suspensión de Cuba, pero el gobierno cubano rechazó reintegrarse al organismo. El enfrentamiento entre Cuba y Estados Unidos condicionó también las relaciones entre la isla caribeña y el resto de los países de América Latina.

Aunque Cuba ha declarado que no volverá a la organización, ésta es la primera vez que participa en una Cumbre de las Américas, iniciadas en 1994 por el presidente estadounidense Bill Clinton, para promover el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Desencuentros e irregularidades en el Foro

La presencia en Panamá de Félix Rodríguez Mendiguetía, ex oficial de la CIA que identificó a Ernesto Che Guevara en La Higuera, Bolivia, contribuyó a caldear aún más los ánimos. Al respecto, la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde comenta en Cubadebate:

La imagen de Félix Rodríguez (…) es nauseabunda. Nos recuerda al Che que yace sobre un fregadero de la ropa sucia, en la lavandería del hospital de Vallegrande, en  Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Algunas de estas imágenes que tanto duelen e indignan, con un Ernesto Guevara enflaquecido y con cara de Cristo atormentado, las tomó el asesino como prueba de fe para sus jefes en la CIA.

Asimismo, el proyecto independiente Cuba Posible anunció su retirada del Foro de la Sociedad Civil justo antes de comenzar y denunció algunas irregularidades en el proceso de acreditación que provocaron “un lamentable conflicto en las puertas mismas del salón inaugural”.

Esta organización calificó de “irregular y dudoso” el proceso de quienes debían facilitar la participación de la sociedad civil cubana en la Cumbre.

La delegación de la sociedad civil organizada por el Gobierno cubano decidió que si no entraban todos sus miembros, no entraría ninguno. Argumentaban que a todos los miembros de la sociedad civil opositora presentes en Panamá se les facilitaron sus credenciales, y el acceso expedito al recinto en un sitio ventajoso del mismo. Luego de reclamar activamente durante más de una hora, de manera exaltada, la posibilidad de acceder al plenario, pasaron a solicitar, además, la retirada del sector opositor de la cita. Finalmente una autoridad panameña decidió hacer pasar a todos los cubanos. Una vez dentro, continuaron protestando por lo que a todas luces constituye un trato discriminatorio. Al no ser debidamente atendidos, se retiraron de la Cumbre.

 

Participación ciudadana y gobernabilidad: mesas de trabajo afectadas

Varios videos difundidos en Youtube al inicio de la mesa de gobernabilidad recogen frases como “la delegación cubana ha sido discriminada”, mientras las organizadores señalan que “todos los países han tenido los mismos problemas de organización” y convocan al inicio de las sesiones de debate teniendo en cuenta que había representación cubana en la sala.

“A nombre de la delegación de Panamá quiero decirles que no solo ustedes han tenido dificultades”, apunta una de las participantes. “La delegación panameña también ha sufrido el mismo problema. No es un problema de discriminación sino de logística y les pido tolerancia”, añade. 

La mesa de participación ciudadana también se vio afectada por un acto de repudio a opositores políticos. “Fuera mercenarios” y “no hay foro”, fueron las consignas coreadas por la delegación cubana pro-gobierno. El momento más dramático de esta sesión fue protagonizado por un joven brasileño, quien en medio de los gritos dijo:

Yo soy sociedad civil también. Yo soy ciego. Soy una persona con discapacidad. Y soy de Brasil. Yo quiero diálogo, no quiero gritar, yo sé gritar también, pero quiero dialogar con ustedes. Estamos aquí para dialogar.

Sobre estos acontecimientos, el bloguero cubano Norges Rodríguez, uno de los participantes en el evento, se pregunta “si Cuba es uno de los estados garantes en el diálogo entre el gobierno colombiano y las FARC, por qué no podemos nosotros los cubanos dialogar con otros cubanos”. Mientras Taylor Escalona, otro de los ciudadanos cubanos acreditados, declaró en su perfil de Facebook:

‪#‎Cuba‬ está un tanto indignada, no solo por el hecho de las trincheras, en un tiempo o momento que exigen dejarlas a un lado y pensar en común por el bien nacional, está indignada porque aquí debiéramos haber llegado con ánimos de dialogar y de exponer civilizadamante nuestros criterios, las discrepancias ciertamente no desaparecen de la noche a la mañana, de hecho, posiblemente nunca desaparezcan, pero (…) los argumentos pueden más que una “gritería”.

Un grupo de jóvenes se trasladó a un salón más pequeño y continuó el debate sobre temas de participación ciudadana. Entre ellos se encontraba la opositora Rosa María Payá, hija del líder opositor Oswaldo Payá, quien murió en un accidente de tránsito en 2012, y quien reside actualmente en Estados Unidos. Payá pidió disculpas por los disturbios que impidieron el transcurso normal de la mesa y señaló que “a pesar de lo que ustedes vieron los cubanos somos un pueblo generoso y solidario”.

 

Salud y seguridad ciudadana a debate en Panamá

La mesa sobre seguridad ciudadana transcurrió sin incidentes. La bloguera cubana Rouslyn Navia recalcó la importancia de la declaración de América Latina y el Caribe como zona de paz y alertó sobre los peligros que implica la presencia de bases militares extranjeras en los países de la región. Además, hizo un llamado a los gobiernos a desterrar el uso de la fuerza para la solución de conflictos que pueden solucionarse por vía pacífica e instó al desarme nuclear.

En la mesa de salud, la representación cubana exigió a los gobiernos “un uso transparente de los recursos financieros destinados a la salud” y solicitó que se “rinda cuenta de la planificación, la gestión y los resultados del uso de estos recursos”. Además, denunció “la corrupción y el desvío de miles de millones de dólares destinados a la salud para otros propósitos” por lo cual proponen implementar un sistema de monitoreo y evaluación que mida los resultados del uso de estos recursos a través de los indicadores básicos de salud.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.