¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodista y bloguero paquistaní permanece exiliado a un año de violento ataque

Raza Rumi (far right) at a demonstration in Washington DC, following the slaying of Bangladeshi blogger Avijit Roy. Photo posted on Twitter by Raza Rumi.

Raza Rumi (extremo derecho) en una manifestación en Washington DC, después del asesinato del bloguero bangladesí Avijit Roy. Foto publicada en Twitter por Raza Rumi.

El 28 de marzo se cumplió el primer aniversario del ataque al bloguero y destacado comentarista político paquistaní Raza Rumi. Rumi, quien fuera colaborador de Global Voices, ha sido agregado a la lista de objetivos del Talibán tras oponerse a las conversaciones de paz del gobierno con el grupo militante en 2014. Sus perspectivas moderadas también han sido malinterpretadas por algunos como anti-islámicas. Cuando dos pistoleros dispararon contra el auto de Rumi en un mercado de Lahore, su conductor y confidente de 25 años de edad resultó muerto. Poco después del hecho, Rumi se fue a los Estados Unidos por insistencia de sus familiares y amigos.

Desde entonces, la policía de Lahore ha arrestado a seis sujetos vinculados con el ataque. Las autoridades informaron que los seis sospechosos confesaron y prestaron declaraciones que confirmaban que eran miembros de la organización sectaria prohibida Lashkar e Jhangavi, o LeJ, una de las organizaciones militantes suní más violentas de Pakistán, que ha sido vinculada con varios asesinatos sectarios. Actualmente exiliado en los Estados Unidos, Rumi dijo a Global Voices:

I believe that these men are unlikely to be convicted or to serve significant jail time. But no matter the outcome of the case, I believe that I am likely to be attacked by these terrorist organizations as they are operating with impunity and have thousands of members across the country.

Creo que es poco probable que estos hombres sean encarcelados o cumplan una condena significativa. Pero sin importar el resultado del caso, probablemente seré atacado por estas organizaciones terroristas, pues actúan con impunidad y tienen miles de miembros en todo el país.

Rumi piensa que todavía es vulnerable. “Hasta que el gobierno de Pakistán no empiece a eliminar la infraestructura terrorista, mi grado de vulnerabilidad seguirá siendo peligrosamente alto”.

Según los informes de los medios, el líder de LeJ, Malik Ishaq, no ha tenido cargos por este caso y fue liberado de la custodia policial. Rumi informó a Global Voices:

Given Malik Ishaq’s connection to my case, knowing that Ishaq has been able to orchestrate assassinations and terrorist attacks—even from behind bars, and hearing that Ishaq has recently been bailed out/released, I am extremely fearful for my safety in the event I were to return to Pakistan.

Dada la vinculación de Malik Ishaq con mi caso, sabiendo que Ishaq ha podido orquestar asesinatos y ataques terroristas (incluso desde la prisión), y al saber que Ishaq ha sido liberado recientemente, temo en extremo por mi seguridad si vuelvo a Pakistán.

Amenazas desde el lado de los medios sociales del Talibán

A pesar de permanecer en los Estados Unidos, Rumi sigue recibiendo amenazas por Internet. Tras el atentado de Wagah de noviembre de 2014 en la frontera oriental paquistaní con la India que causó 50 muertes y más de 100 heridos, Jamat ul Ahrar, una división de Talibán, reivindicó su responsabilidad por el ataque. Cuando Rumi se enteró de esto, tuiteó sobre el tema. El vocero de Jamat ul Ahrar, Ehsanullah Ehsan, un exvocero del Talibán conocido por ser experto en medios sociales, vio el tuit de Rumi y respondió así:

Screenshot by Raza Rumi

Captura de pantalla de Raza Rumi

“@Razarumi Si sigues vivo, entérate de que estás presente en nuestra memoria”. Rumi dijo a Global Voices: “esto confirmó mis temores de que los grupos militantes tratarían de matarme si alguna vez vuelvo a Pakistán”.

Rumi ha recibido también otros mensajes que se hacen eco de la opinión de Ehsan. En setiembre pasado, un usuario de Twitter* advirtió a Rumi que “no se olvidara por qué fue atacado, y que la próxima vez no tendrían piedad”.

Acusado de ser un agente de RAW

Rumi también es acusado con frecuencia en los medios sociales de ser un espía de la agencia de inteligencia del gobierno indio denominada División de Investigación y Desarrollo (conocida como “RAW” por sus siglas en inglés). En Pakistán, llamar a una persona agente de RAW es una acusación de traición que puede llevar al asesinato.

El 29 de agosto de 2014, Rumi recibió un mensaje* de Twitter que decía que debería ser colgado. El tuit decía:

U SON OF A WHORE, I KNOW UR SON OF WHORE STOP SERVING UR $$ MASTERS, BASTARD U SHOULD B HANGED TRAITORS LIKE U WILL B SOON.

Hijo de perra, se que eres un hijo de perra, deja de servir a tus amos $$ bastardo, deberías de ser colgado, los tradidores como tu pronto serán colgados.

Rumi informó que otro usuario más de Twitter* le dijo: “ojalá te hubieran matado en el ataque suicida de Al Qaeda”, después de haber insinuado que no era la India sino tres grupos asociados al Talibán los responsables del atentado.

Rumi desea todos los días volver y caminar libremente por las calles de Lahore, pero al mismo tiempo, está aterrado por lo que le puede pasar si regresa. Y con regularidad le recuerdan las amenazas desde Pakistán. “Otros periodistas, mis amigos y familia me han advertido que creen que seré torturado o asesinado si vuelvo”. A pesar de la distancia, Rumi continúa su lucha contra los extremistas y promueve una sociedad abierta y tolerante.

* Nota del editor: Raza Rumi compartió con Global Voices las capturas de pantalla de todos los tuits aquí citados. Con el interés de resguardad su seguridad, no reproduciremos estas imágenes o los nombres de quienes las enviaron.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.